Socializando en Campus Party

campus-party-iberoamerica

Les cuento que uno de los objetivos de venir al Campus Party era matar Windows e instalarle Ubuntu 🙂 ahorita estoy en Ubuntu por que estoy en la pecé de Virginia… pero ahora que lo probé no lo quiero dejar escapar. El proceso empezó hace trece horas, según este twitt.

Primero: conseguir un quemador para hacer back-up de todas mis fotos y musica. Y no, hacer partición o como se le llame no está en mis planes. El niño Luchoedu me hizo el gran favor de conseguirmelo! (Gracias! :D) Me faltaba conseguir los dvd’s en los que iba a meter mis asuntos. Otro amigo de Luchoedu me patrocinó los dvd’s (4!)

El dueño del quemador externo estaba dispuesto a quemarme todas mis cosas pero como no tenía instalado ningún programa para quemar, pues me estuvo instalando eso y borrando cosas para dar el ancho en la quemada.

Después, simplemente pregunté quién tenía Ubuntu y no es mentira pero 4 personas me dijeron: Ubuntu querés? Tengo ahorita 3 cd’s de Ubuntu en mi poder y varias personas me preguntan como voy en el proceso del cambio (no, no el proceso de desenamoramiento! xD).

Si algo sucede pues tengo todavía, ahora miércoles, jueves, viernes y sábado para tener mi curso intensivo de Ubuntu así que creo que estaré bien… sino, cualquier cosa les llamo y me ayudan 🙂

Btw, Roberto Linares estará mañana aquí así que ya no me siento mal que una n00b como yo este aquí y el (ganador de la arroba de oro) no tuviera la oportunidad…

En otras socializaciones, el chero de la cruz roja me consiguió una chumpa para que no tuviera frío 🙂
Gracias a Salvador (mi jefe de turno) porque no se enojó cuando me encontró dormida en mi horario!
Gracias al Deivy que nos trajo pupusas… aunque eran de maíz.
Gracias a Marlon (tecnología) que anda pendiente, también!
Gracias a todos los twitteros y bloggers que han pasado a leerme aunque yo no había posteado.


*ya tengo el primer dvd de back up en mis manos!

banner-guia-asistir-campus-party-mexico-5-mitad-precio

Anuncios

El Campus Party

campus-party-iberoamerica

Me vine de dinamizadora, es decir que, trabajaré 6 horas y las otras 18 las puedo distribuir como yo quiera, hacer lo que quiera, platicar con quiera, querer lo quiera 😀 pues, como tomé mi fabuloso horario de 8pm a 2am… para ser el primer día estuvo bien… creo!

Pero el día que empecé con mis turnos en realidad fue el segundo día del Campus Party para mi… El primer día fue una mini-capacitación de los dinamizadores y nos dijo Hugo Salazar: Ustedes vengan a aprender y a divertirse. Entonces, los días Campus Party empezaron…

Cuando David mencionó que nos metiéramos los bloggers para que nos reuniéramos aquí y me dijeron muchas cosas para que me sintiera mejor y para que me inscribiera, ok, lo hice.

Me contactaron y yo estaba que saltaba de alegría… Llegamos a Campus y ayer en la tarde, fuimos a San Salvador a traer la PC de Virginia [ahorita estoy escribiendo en ella, por eso ven que esta entrada tiene algunas tildes] Cuando ya veníamos de traer la pecé, nos venimos por el Boulevard Constitución, que se mete un cristiano en nuestro carril y estuvimos a menos de 10cm de chocar… Fue tan rápido!

Si pude llegar puede ser por algo… yo creo que hasta Dios sabe que si paso tanto tiempo en interné debería de aprender algo bueno y por eso me tiene aquí!

banner-guia-asistir-campus-party-mexico-5-mitad-precio

La llamada del Campus Party Iberoamérica

campus-party-iberoamerica

Al medio día me levanté y me di cuenta que ya le habían llamado por parte de Campus Party Latinoamérica a varios de mis amigos 🙂 Me alegre un montón porque ellos ya estaban dentro pero les dije que igual me sentía triste porque los días pasaban y a mi nuunca me llamaban, me dijeron que no me preocupara.

Me estaba bañando para irme a la u y hasta pensé “voy a hacer una entrada para ponerles felicitaciones a los que van a ir al Campus Party – yo ya hasta jurando que no me iban a llamar 😦 – “y de postdata pondré que yo estaba triste porque no me llamaban, ni modo, así es la vida”.

Me empece a cambiar y RRRRRiiiiiinnnnnnnGGGGG!!! 😀 😀 :D! ¡el teléfono de mi casa! 😀

-Nooooo, no puede seeeeer! 😀 siiiii! es un número extrañooooo!! ejem ejem!

La llamada de Campus Party Iberoamérica

Levanto el teléfono:

-¿aló?

-Hola, ¿esta Katherina Alexandra?

-¡Sí! ¡ella habla!

-Hola, pues te habla ___ ____ [ya se me olvidaron los nombres de la persona que me llamó] te llamo de la Organización del Campus Party Iberoamérica.

-¿¡en serio!? ¡waaah! ¡no sabe qué feliz estoy! ¡yo pensé que no me iban a llamar! ¡yay!

-hehe, ¡cómo que no te íbamos a llamar!

-es que veía cómo le hablaban a todos mis compañeros y a mí nada 😦

-te estuve llamando a tu celular pero solo me mandaba al buzón, fijate, ¡como 5 veces te llamé!

-es que se le ha caído la antena, por eso no me sirve 😦

-¡hehe! bueno, pero ¡aquí estamos llamándote ya!

-¡siiii! 😀

-solo me tenés que responder un par de preguntas

-ok, dígame

[…]

-eso es todo, entonces, ahora estate pendiente porque te va a llegar un correo con un código, ese código lo tenés que poner en la página donde te inscribiste y así quedás formalmente inscrita, ¿oís?

-¡muchas gracias por llamar! 😀

¿Dónde está la felicidad?

¿Dónde está la felicidad? ¿en la cabeza o en el bolsillo?

Esta fue la pregunta que escuché de un programa de televisión. Como si la felicidad estuviera guardada en “algún lugar” y la tendrías que ir a buscar.

¿En qué lugar podría estar la felicidad si en realidad estuviera en un lugar?

Descartada la posibilidad de que sea en el bolsillo. Los países más ricos o que tienen más cosas muy rara vez muestran una sonrisa si no es para una foto o porque acaban de cerrar un contrato millonario. Pero su “felicidad” se limita al dinero que se posee o carece de él. Felicidad vana e irreal.

Analicemos la cabeza. Si bien es cierto que el cerebro y sus funciones muestran lo que sientes, como si estás alegre pues ves todo bien y todo depende de tu estado. Pero la cabeza lo que hace es mostrar tus estados de ánimo. Si te sentís bien, estás bien. Si te sentís enfermo, te mostrás enfermo. El cerebro o cabeza se limita a mostrar tu humor, pero la felicidad no es un estado de ánimo sino un estilo de vida.

En cualquier momento te podés sentir bien bien bien triste pero aún así decir: “esta tristeza es solo un estado de ánimo, en cualquier minuto pasará porque tiene que pasar que yo, en mi realidad, me siento feliz y soy feliz con lo que soy”.

El corazón es el órgano más importante del cuerpo, sin él no estamos vivos. Por eso entre los enamorados siempre está lo del corazón, que te lo entrego, que bla bla bla. Pero los estudios demuestran que el corazón por sí solo no guarda sentimientos, que en realidad los sentimientos se guardan en un pequeño espacio en el cerebro. Así que también descartamos el corazón como el lugar donde podría estar la felicidad.

Solamente puedo decir que nuestro estilo de vida, en este caso la felicidad, puede ser tan arraigado, tan nuestro, tan mío que lo defendería a cualquier costo. Tanto así que solo puede estar en el alma.

Lo primero que dije sobre la felicidad fue “¡cómo si en realidad la felicidad estuviera en un lugar!”. También es lo mismo con el alma. Como si en realidad el alma estuviera en algún lugar. Realmente no hay lugar, es un estilo de vida, pero el alma existe y la felicidad se encuentra con ella.

Sigue leyendo 50 por Katherine Montero .