Láminas para dibujo 2.

En realidad la materia se llama Comunicación Espacial Gráfica 2. Pero me da pereza escribirlo, es muy largo. Este ciclo llevo esta materia que me hizo revivir mis rapidographs. Fue tan divertido empezar a hacerla porque ya ni me acordaba por dónde Sigue leyendo “Láminas para dibujo 2.”

Egresé.

Milagrosamente egresé 😀 es que siendo honesta, este fue el módulo más haragán de nunca jamás. Pero gracias a Dios… por lo mismo que me castigaban en Prepa*, por lo mismo pasé 😀 Y aunque ahorita esté de lo más feliz tengo que decir que ha sido el sábado más largo que he pasado. Sigue leyendo “Egresé.”

Cómo preparar camarones

Estoy emocionadísima por contarles cómo preparar camarones a la Queith. ¡Ahora sí! ¡Ya estoy aprendiendo a cocinar for real! Todavía no me puedo todos los trucos del mundo pero aprovecharé que tengo a mi mami en casa para aprenderlos. Ella estaba viendo Quién tiene la razón mientras yo desde la cocina escuchaba sus indicaciones.

Hice Camarones a la Queith [con indicaciones de mamá]

Primero que ni los pude pelar a los camaroncitos porque estaba twitteando y de la nada mi mami me dijo “vaya, aprovechá que está el fuego encendido, ya cocinalos” entonces me fui y puse la cacerola plateada y le eché aceite.

Después corté la cebolla en pedacitos chiquitos porque no me gusta que le ponen las grandes lascas ni me las trago, entonces, la corté en pedacitos para comérmela toda. Y la tiré a la cacerola.

Después tiré los camarones y como estaban frescos me chispié y grité.

Para evitar catástrofes fui a traer mi guante grueso. Y corté 3 cabezas de ajo. Lo mismo que la cebolla, en pedacitos chiquititos. Y es que le dan tanto sabor pero me cae mal que los pedazos queden enormes.

Después le puse monte, unas hojas verdes que estaban en la refri, le quité las hojitas y las tiré y el tallo lo corté a la mitad de lo que estaba. Último pero no menos importante el tomate. Uno tomate que tenía tanta agua, lo corté y lo eché.

Con mi guante grueso porque si no me quemaba. Después los moví para que se cocieran de todos lados y no se pegaran… además para que se empezaran a mezclar todos los ingredientes y que los tomates se terminaran de aguadar.

Cuando estaba así, les eché pimienta y después los moví otra vez, al rato le bajé el fuego para que se cocinaran bien por dentro, ¡y ya!

¿Las cantidades? Pues, no sé porque apenas estoy aprendiendo pero rinde para una Queith 😀

Si alguien quiere compartir la receta de cómo preparan camarones en su casa, los comentarios están abiertos. ^__^