Mi familia solía ser grande. ii

El primer gran golpe que sentí fue en el 2003. Cuando mi mama Eva se nos fue. Aguantó 87 anhos. Ella estaba lúcida pero se resbaló y ya no se pudo hacer nada. Recuerdo que cuando eso pasó, ella ya no vivía en la casa aquella, aquella que estaba hecha de adobe y que teníamos que pasar como 50 metros de hojas para llegar al banho. El gobierno les dio nuevas casas y papa Julio nos decía: “Y ¿sabés cuánto nos costó esta casa? ¡Ni la mitad de un centavo!”

Para esos días, la Claudia ya tenía 3 hijos más & nos contaban cómo el esposo de ella & los 5 ninhos subían una cuesta en una bicicleta. Nos reíamos tanto. Pero siguiendo… en el 2003 se nos fue nuestra anfitriona… fuimos todos ¡Hasta la tía Loli que se había perdido!

Por barreras estúpidas como son la religión, la política & el fútbol, mis tías se dividieron en dos bandos. Al final que quedamos “Los de San Salvador vrs Los de Oriente”. No nos bastó con perder a la anfitriona, sino que mi familia, aquella que solía ser grande, se había dividido. Los de San Salvador juraron que no iban a regresar.

¿Mencioné que el duenho del picap de “se hacen viajes” era Pablo? Ah pues, era Pablo, el esposo de mi tía Tita. Y la Claudia, la hija mayor de mi tía Tita, era la única prima que quedó en Oriente con su esposo y sus entonces 5 hijos. Ahora que recuerdo eran todas hijas.

Así que el Pablo, la Celina & mi tía Tita eran los únicos que viajaban para Oriente, a veces venía la Claudia con sus hijas. Y me traían a la Michelle a casa. Michelle nació en mi casa cuando yo tenía 5 anhos. Ella es mi favorita.

Después de unos dos anhos, Pabló cayó enfermo. Nunca supe con presición lo que tuvo. Sólo Celina lo sabe porque ella estudiaba medicina. Pero mi tía Tita vendió el picap de se hacen viajes para pagar las medicinas del Pablo.

Pasaron los anhos, muchos muchos anhos… así de bayuncos y resentidos todos… & mama Ana se nos fue en el 2008. Pero mama Ana estaba en San Salvador & la mitad de sus hijos (3 + 1 que está perdida, la tía Norma) estaban en Oriente. ¿se irían atrever a visitarnos? Claro, era su mamá.

Gracias a la familia Montero, teníamos un seguro en la Avxiliadora que lo ocupamos en la mama Ana. Estas dos senhoras han sido las madres de mis tías & estoy segura que lloraron lo mismo, sólo que cuando fue lo de mama Eva, yo le toqué la manito fría a mi abuela & me fui a dormir. Esta vez no, me quedé despierta toda la noche porque ya no era una ninha & me tocaba ser la roca de mi mamá.

Por las 9 de la noche, mi tía Tita recibió la llamada de mi tía Loli. Venía en camino con el tío David, la Kelly & la Michelle, porque el Edwin & Mario se fueron para los EEUU. Como toda una Larin, mi tía llevó el pan dulce & los tamales. Llevó como 5 variedades de pan dulce pero en tamanho industrial, eran cajas. 😐

Cuando llegó, la recibí, la abracé & la hice pasar a ver la caja de mama Ana donde, por supuesto, ya estaba mama Ana. Mi tía Tita la saludó & después mis tías, todas, se abrazaron & se pusieron a llorar. Es una manera bien egoísta de verlo, pero me puse feliz porque estuvieran llorando y no por el sufrimiento del momento, sino porque lo estaban haciendo juntas. Ahí supuse que otra vez íbamos a ser mi familia grande que solíamos ser.

Para el 2008, ya se nos había incorporado un hijo más de Claudia (ahora sí, el ninho), el hijo de Rony & los hijos de Mónica. Yo también había aumentado mi familia haciéndome de ahijados & madrinas. Llegó mi hermanita & fuimos al quinto piso de La Avxiliadora. Estábamos comprando sodas & el tío David nos empezó a molestar desde el parqueo con una luz roja… seh, estábamos juntos de nuevo, lástima en las circunstancias que estábamos.

Cuando salíamos de enterrar a mama Ana & vi el montón de gente, sabía que me quería ir del lugar pero no me quería ir sin mi familia. La mitad de todos se regresaban para Oriente & otra vez quedábamos divididos mas no peleados. Mi tía Loli prometió venir más seguido & yo le dije que cuando pudiéramos iba a ir… mi tía Tita dijo que nomás el Pablo se recuperara regresaríamos todos a darnos un vueltín a Oriente.

Pablo nunca se recuperó.

Anuncios

5 comentarios sobre “Mi familia solía ser grande. ii

  1. ya me hiciste llorar bicha
    Mi familia en términos normales no es grande, pero al empezar a sacar las ramas familiares desperdigadas por el mundo, resulta que sí hay muchos…pero nunca los voy a unir a todos en una misma sala…creo que ni cuando alguien se muera…y no espero que nadie se muera al menos en los próximos 20 años, pero eso es soñas demasiado.

    Ojalá que tu familia se una más y deje las distancias de por medio.
    .-= Clau escribió: Indignación =-.

  2. Mi familia también solía ser grande. Recuerdo las tomadas de café de mis tías con mi mamás y mis más de 15 primos. Toda una odisea de risotadas y regaños. Ahora, por la condición económica que se atravesó algunos están en EU y otros aquí. También se pelearon, pero también se reconciliaron. Así es la familia. La mía de la más amorosa y metidita, pero esa es la familia.

Los comentarios están cerrados.