Qué vergüenza: me desmayé en un lugar público

Jamás me había pasado. Hasta ahora…

Pues que iba medio tarde así que me levanté, me bañé, agarré mis cosas y me fui…

Llegué como a las 12:30, faltaba media hora para que el INM (Instituto Nacional de Migración) dejase de trabajar. Uff, estando adentro ya no importa. Pues llegué y como siempre, fui a buscar a Erick para que me dijera dónde hacer mi fila o qué hoja pedir…

Me dice: Pues, andá al bloque de en medio, dónde está la chera del suéter gris, a ella le pedís un formato de cumplimiento de requisitos…

Empiezo a hacer la cola, daba como 3 vueltas, oquei, me espero… a los tres minutos llegan unos caribeños… andan de vacaciones planeando irse a la playa… la chera habla de operarse los senos porque es una 34B y quiere 38C… mujeres. Adelante, iba un chero rubio de ojos celestes… no es tan guapo, pero sonrió, creo que le gustó mi camiseta de Twitter… La fila avanza y avanza… veo más y más gente… pienso que trabajar en Migración es de las mejores cosas, ves a gente de todo el mundo… Oquei, el asiático se metió… ah, no, dejó apartado el puesto, jum ¬¬ vaya pues…

¡Yay! Ya faltan 3 personas y llego a pedir mi solicitud… ehm, qué raro, la cartera pesa demasiado… pero le saqué muchas cosas, bueh, dicen que es de mal augurio ponerla en el suelo, diiiiicen… la puse en el suelo… hmm, qué raro… me agarro del postecito que divide la fila y…

-Amiga, amiga, ¿estás bien? ¡Aléjense! ¡Que respire! ¡Denle aire!

-Levántenla…

-No no, acuéstenla…

-¿Eh? ¿Ah?

-¿Estás bien? ¿Te sacamos de la fila?

-No, no, ya iba a llegar por mi hoja… estoy bien…

-No no no, yo soy doctor a ver, ¿estás bien?

-¿Huh?

-¿Hablás español? ¿me entiendes?

-Si, si…

-¿Eres diabética?

-No…

-¿Estás embarazada?

-Ihh, NO.

-Acuéstenla… que se relaje. A ver, chúpate este dulce para que te suba el azúcar.

Bajan dos señoritas con instrumentos raros.

-A ver, ¿Cuál es tu nombre? ¿Recuerdas tu nombre?

-Sí, sí, Katherine Montero.

-Pues me dicen que sufriste un desmayo… a ver, ¿te duele alguna parte del cuerpo?

-No, no siento nada.

-¿Estás embarazada?

-NO.

-Caíste de frente, te golpeaste la cabeza y te ensuciaste la pierna derecha… pásate este algodón en la nariz para que te recuperes un poco… a ver, préstame tu brazo izquierdo… me pone un coso para ver lo de mi presión ¿Desayunaste?

-Ehm…

-Tienes que comer algo, Katherine… a ver, tienes 108/84 es un poco bajo…

-¿Cuánto es lo normal?

-Lo normal es 120/80.

-¿Le llamamos a una ambulancia?

-No, no, muchas gracias, así estoy bien…

En México me han pasado cosas que ni en mis sueños más salvajes pensé que me pasarían. Gracias a Dios tuve a muchas personas gentiles que me auxiliaron cuando perdí el conocimiento por unos segundos. ❤

Sigue leyendo 50 por Katherine Montero .

Feria de las Culturas Amigas de la Ciudad de México.

😀

El plan era ir a buscar a Roxana al canopi de Turquía. *PERO*

Vi una cosita tan linda a lo lejos… Sigue leyendo “Feria de las Culturas Amigas de la Ciudad de México.”

El metro de la Ciudad de México

El metro es una de las mejores formas para transportarse, además que es muy muy barato. A muchos de los mexicanos no les gusta, yo si estoy maravillada con el bendito transporte. Ir desde el norte de la ciudad hasta el sur de la ciudad en menos de una hora realmente merece aplausos.

Me advirtieron una vez… cuando te toque subirte todos los días, entonces me vas a decir si te gusta el metro. Todavía no me toca, o medio sí, pero a horas normales… Hay una hora en especial que dividen el metro, ponen vagones especiales para mujeres y los demás para los hombres. El horario es de 6am a 9am.

Un día, me tocaba ir a Migración bien temprano… entonces, me levanté relativamente temprano para salir como a eso de las 8am. Me advirtieron que me fuera primero a la primera parada del metro para irme sentada desde el principio. Lo hice y salió el metro y como a la quinta parada se subió una mujer embarazada. Le di el asiento.

En la siguiente parada… de la nada se llenó.

Desde ahí, ya se notaba que no cabía un alma más… pero no sé cómo se seguían metiendo más y más mujeres… el metro ya iba llenísimo y se seguían metiendo. (si si, entiendo que todas querían ir a trabajar… pero los busitos que salían en Bob esponja que iban a la convención no eran nada comparados con el metro).

A donde quiera que veías, veías puro pelo.

Bueno, yo veía puro pelo. Creo que… en este momento sí le agradezco a Dios de hacerme alta… (antes me caía mal ser alta porque jugando escondelero siempre me encontraban o en la escuela siempre me tocó ser la última de la fila pero ser alta tiene sus ventajas).

Y aún así… se seguían metiendo, en cada parada… o sea, ya no cabía nadie… NADIE…

La señora de la mano, se metió, nos empujó & ahí me sentí la mujer más delgada del mundo cuando nos arrejuntó más a todas y nos aplastó todos los órganos habidos y por haber… pero no todo fue malo… cuando iba en una de esas miles de movidas, se me cayó mi pin de Firefox, hice dramita, claro está. Y una señora que se iba maquillando me dijo que en la siguiente parada lo recuperaba y después empecé a chambriar con ella, le dije como dos cosas y ya me dijo que de dónde era y la plática siguió.

Me contó que ella tiene familia de El Salvador y toda onda… mucha gente con la que hablo randommente me dice lo mismo… lo cual me hace pensar que la #fugadecerebros es demasiado cierta. Pero bueno…

Recuperé mi pin de firefox & me cambié de metro… como iba temprano (abren a las 9 e iba como a 8:50, algo así) caminé tranquila. Aquí se ven mancitas… pero, nomasito llega un metro empiezan todas a pegarse a ver quién se puede meter. #lasmujeresmedanmiedo.

Cuando eso sucedía, yo me quedaba al fondo… medio riéndome porque me pareció que era una muy buena broma… y la policía se reía conmigo… llegó un señor de traje y les dijo que permitieran la salida antes de entrar.

Las mujeres nunca hicieron caso…

Después, la policía se enojó y les dijo: ¡Modérense, parecen vacas!

Bueno, después de como 7 metros que ya iban llenos, mandaron uno solo… cuando llegó, todas las mujeres se tiraron O_O y ya les gritó el señor: tranquilícense que van a entrar todas.

Nah, nunca se tranquilizaron.

Me dijeron pero nunca me imaginé el metro así.

Pero el metro sigue ruleando.

Aunque a esa hora no. u.u

Pd: ¡hablando del metro! Gracias a @oasisantonio que me pasó una app buenísima para esmarfons del metro 😀 le ponés de qué lugar a qué lugar vas y te dice cuanto tiempo, donde tenés que bajarte y hacia qué dirección ir. Link de la app: Metro.

Sigue leyendo 50 por Katherine Montero .