Necesito esterilizar a Cedrita.

#UrgecomoRemberto.

Hace poco les contaba sobre mi gatita Cedrita Montero, es una ninha y pues, ya se le empezaron a alborotar las hormonas. Desde casi el principio me avisaron que tenía que esterilizarla porque hay que evitar tener tantos gatitos callejeros abandonados. No solo gatitos, sino mascotas, en general. Olviden que “van a tener una mala vida sin amor“, eso no es lo peor de allá afuera, lo peor son los humanos que creen que por serlo son mejores y son demasiado crueles con los animales. Cuando defendemos animales, no significa que el amor cura todo, sino que estamos defendiendo a los animales de nuestras mismas manos.

Pero ya me empecé a perder, el punto es que si mi gatita llegara a prenharse con el gato gris o el amarillo que la andan cortejando, eso significa para la casa 3 gatitos más que alimentar y una multiplicación de gatos futura a los que, probablemente, no les podamos encontrar hogar. Al esterilizar a Cedrita estoy salvando la vida potencial de 3x3x3x3x3x3x3x3x3x3x3x3x3x3x3x3x3+∞ gatitos.

Desde hace varios días, andaba preguntando el lugar idóneo para esterilizarla, un amigo nos recomendó la APAQRO [Asociación Protectora de Animales de Querétaro] y, es un lugar tan pequenho que varias veces pasé enfrente y nunca lo distinguí. Después que pude distinguirlo, me tocaba la mala suerte de que siempre estuviera cerrado. Pero el Jueves, finalmente, justo cuando pasábamos David y yo enfrente del lugar, escuché cómo un costal lleno golpeó el suelo y que me puse a tocar el timbre como loca.

Les pregunté el costo de la esterilización y vacunas y la esterilización está en $450mxn y las vacunas TRIPLEX en $180mxn, la de la rabia es gratis. Pero estas esterilizaciones solo ocurren los Sábados a las 9am. También preguntamos sobre cómo podemos hacer para ayudar a la Asociación o sobre cómo ser voluntarios y así, y a David y a mi nos gustó mucho lo de salir con los perros a caminatas largas los domingos [a mi me gustó más lo de una pijamada, que te llevás a casa a un perrito y jugás con él y dormís con él y lo entregás al siguiente día pero David no es fan de tener perros en casa ¬¬]. Nos despedimos de la senhora que nos atendió, afirmándole que yo estaría a las 9am con mi Cedrita el sábado para esterilizarla.

Me puse de acuerdo con David para que me mandara mensajitos o Whatsapp’s y lograra despertarme a tiempo y lo hice. Pero me dio cosita y no fui. 😦 Entiendo que debo hacerlo pero, es que, una operación es una operación, seás humano o seás animal, y te van a quitar algo con lo que estás acostumbrado a vivir, probablemente sea traumático, yo estoy traumada. Soy una mamá primeriza, definitivamente. Ojalá sea más fuerte para el próximo sábado porque sé que tengo que llevarla. Snif.

Anuncios

¿Dónde están los textos gratis?

A veces tengo esa sensación que he llegado tarde a muchas partes y que me pierdo las cosas gratis o, por lo menos, su mejor época.
En realidad ya no sé si hay demasiadas personas en la ciudad o si de verdad las cosas gratis son del interés de todos, digo, no todo lo que es gratuito entra en las categorías que le interesa a las personas pero como que el hecho que sea gratis hace que te interese.

Dicen las historias de ultratumba que solían prestar libros para que leyeras durante tu viaje o que hay un día en que todo el mundo sale a dejar sus libros tirados para que los encontrés, pero son historias sin confirmar.

Libros gratis el día del libro.

De estos si me quejo amargamente. Seguramente habrán leído alguna vez que hay un evento que se hace en todos lados en los que salís con toda la bondad del mundo a ofrecer los libros que ya no leés, gratuitamente, a las personas que quieran leerlo. Lo dejás en lugares públicos, paradas de buses, plazas, parques, banquitos, etc., para que las letras no se queden encerradas en tu cuarto, sino que fluyan. Todo suena bien bonito pero no sé si la gente que vive cerca de mi no lo hace o simplemente yo llego tarde a buscar los libros. He salido a dejar solo tres libros, pero nunca he visto uno que esté ahí disponible para que yo lo agarre… es más, no he visto uno que a lo lejos esté alguien agarrándolo. u_u

Minilibros del metro.

Eran los primeros días que yo había llegado a la Ciudad de México para estabilizarme y en una de las estaciones del metro noté un cartel que decía que TODOS LOS DÍAS habrían nuevos folletos para leer mientras viajabas en el metro. La única condición que te ponían era que cuando lo terminaras de leer o que cuando terminaras tu viaje en el metro, lo dejaras en el estante de la estación de metro en la que ibas a salir. De los 23 meses que estuve viviendo en el Distrito Federal, tan solo una vez encontré un folleto para leer durante mi viaje. Como diría #lamamádeQueith, fue la primera, la única y la última vez que supe de ellos. Otras veces que buscaba no había nada para leer, estaban los estantes vacíos o simplemente me llevaba mis 100 anhos de Soledad… a veces era difícil porque iba parada en el viaje, pero, pues, adelanté mucho. El único folleto que les menciono que alguna vez encontré, fue uno que trataba sobre el aborto, cuando estaban hablando de esa ley en México. Era tipo cómic y el último cuadro decía la protagonista: ¡Mamá! Ya sé lo que voy a hacer con mi bebé… y se acababa el relato. Después busqué dónde colocarlo para que alguien más lo leyera, pero después no volví a ver ningún tipo de folletos, ni siquiera otro que fuera informativo como el del aborto.

Periódicos gratis en el Burger King.

Según en el Burger King también ofrecían ciertos textos gratuitos para hacer tu estadía más cómoda, estos textos eran los periódicos del día.

Alguna vez pensé que quizás yo nunca encontraba porque iba algo tarde y, porque claro, no iba siempre al Burger King. Pues resultó que no importaba la hora, visité la misma sucursal en las manhanas, en los mediodías, en las tardes y noches y nunca vi un periódico gratuito del Publimetro en el estante de los periódicos gratis.

Miniperiódicos gratis en el metrobús.

Estos tuve la suerte de verlos alguna vez, tres para ser exacta. Eran los primeros días de Diciembre de 2011 y yo tenía que viajar en las manhanas para llegar a tiempo a Polanco. Creo que la suerte no fue por verlos en sí, sino que la suerte iba desde vivir por donde quería y muy cerca de una de las estaciones de metrobús más concurridas de la Ciudad [aunque cuando me tocaba viajar temprano todos los días, no sentía que fuera una suertuda], este periódico empezó a distribuirse gratuitamente en las estaciones de metrobús más concurridas, como para que el mensaje sí llegara. Incluso, traía una leyenda que decía que el periódico costaba $5mxn pero era gratis para los que viajaran en el Metrobús. Como la mayoría de noticieros, éstos traían 80% política y 20% datos, noticias, eventos culturales pero servía para leer en el camino, así que no me quejo.

Después ya no fue tanto problema eso de leer porque tuve mi primer iPod gracias a @yosora y me distraía escuchando música, podcasts o radio. Ahora, he ido comprando varios libros ligeros y, finalmente, el Kindle que me regalé de cumple, por lo que buscar un libro para el viaje ya no es problema.

Solo espero que todos los folletos, minilibros o periódicos gratis no terminen siendo parte de un cuarto con torres de papeles, digo, si se van a adelantar a quitarme los textos gratis, por lo menos, compártanlos. Just saying.

FLISOL Querétaro 2012

El fin de semana que pasó ocurrió el FLISOL en toda Latinoamérica. Lo mejor de todo fue que lo celebraron también en Querétaro. Creo que fue la primera edición aquí, porque no vi a Querétaro en la lista oficial de http://www.installfest.com donde están todos los países y sus respectivas Universidades. También lo creo porque celebraron el FLISOL el Viernes y no el Sábado como todos. Pero eso no quiere decir que no estuvo genial, de hecho, aprendí un par de cosas buenas.

Sigue leyendo “FLISOL Querétaro 2012”