Mis amigos y las pupusas rulean.

Explicar qué eran las pupusas era tan difícil sin tener imágenes cerca. Pero mis amigos son geniales y probaban las pupusas por ellos mismos en la Feria de las Culturas amigas de la Ciudad de México.

En el intercambio cultural una no sabe muchas veces cómo explicar algunas cosas. Recuerdo los primeros días cuando me preguntaban cuál era la comida típica de El Salvador e intentaba explicar lo que era una pupusa cuando no tenía Google Images cerca. ¿Cómo podés decir que una pupusa es como una tortilla con comida adentro que no está frita si las tortillas aquí, para empezar, son igual de delgadas que una cartulina? Muchas veces se me quedaban viendo con cara de ¡juat! cuando les decía que una tortilla tenía comida adentro.

Poco a poco empecé a explicar que los materiales eran distintos, que las tortillas allá son gruesas, que el queso no era igual, que el chicharrón no es parecido al de acá, que los frijoles son de distinto color y sabor. Una de las personas a las que me costó más convencer fue a David. Él se crío en un lugar dónde si no hay queso, viajás 20 minutos y casi que te lo hacen en ese instante. Intentar explicarle y hacerle entender que no había ningún queso como los quesos de allá fue la misión del 2011.

Fue hasta que fuimos a la Feria de las Culturas Amigas de la Ciudad de México, en el 2011, que probó unas pupusas hechas aquí con manos e ingredientes de El Salvador que me dijo que tenía razón, que saben muy distinto y que estaban ricas. Fue el primer paso. Después supimos que una senhora abrió su restaurante salvadorenho en La Condesa y fuimos a comer ahí. Después, el día del partido me dijo que le llevara pupusas para cenar. Aunque aposté 3 pupusas ese día en el partido México – El Salvador, preferí llevar la cena a casa que llegar a tiempo para ver el partido.

Esa Feria de las Culturas Amigas de la Ciudad de México se celebra cada anho. Ahí como en Mayo del 2012, yo ya estaba viviendo en Querétaro y terminando mi ciclo de la Universidad, por lo que estuve llena de tareas, de repente me empiezan a llegar notificaciones en mi Tweetdeck de mis amigos que viven el Distrito Federal que habían ido a probar las pupusas al puestito de El Salvador y que les habían gustado, que estaban bien ricas, me mandaban fotos del puestito y me decían que se habían acordado de mi cuando veían el stand. Esos días fueron como que el éxito rotundo. Realmente me hizo feliz el hecho que mis amigos descubrieran por sí solos que lo que yo les decía de las diferencias era cierto y ¡lo mejor! ¡les gustaron las pupusas!

Advertisements

Cómo utilizar tu Kindle Keyboard sin vincular tarjeta de crédito a tu cuenta de Amazon

Somebody does not want me to read.

Mis tarjetas de débito no están hechas para compras en Internet por lo que me pierdo de muchas gangas. Eso no me detuvo de aprender a utilizar mi Kindle Keyboard sin una.

Tengo un Kindle Keyboard 3g y lo compré en Amazon. Me regalé un Kindle de cumpleanhos porque quería meterme más en la lectura y porque leer en la computadora se empezó a convertir en un martirio para mis ojitos débiles. En la U me dejan un montón de folletos que antes solo podía leer en la lap. Sí, la lap es más cómoda que la netbook pero quiérase o no, es más fácil sacar un Kindle en el bus que una lap. Entonces empecé a investigar todo lo del Kindle y para tener una básica quería comprarme la más barata: tiene 5 botones, es de 6 pulgadas y no tiene conexión a nada más que por medio de cable. Era perfecta porque solo iba a leer las cosas que andaba ahí, no me iba a distraer ni nada.  La cosa fue que era barata, sí, pero con el costo el envío y taxes y nojeké más costaba casi que el doble. 😦

Aún así, intenté comprarla en Amazon pero ven que mis tarjetas no están hechas para compras por Internet. Decidí esperar. El colmo fue cuando empezaron a dejar como el triple de los folletos en cada materia y varios libros. Solo me esperé a mi pago de Brasil para poder comprar mi Kindle pero, de nuevo, mis tarjetas no funcionaban.

Empecé a buscar en Mercado Libre para ver si alguien vendía en Querétaro o en el DF y fui tan suertuda que solo había un Kindle a la venta en Querétaro. Rápidamente contacté a la persona que vendía un Kindle un poco más avanzado que el básico y más barato que el costo del básico con todo envío y taxes. Fue tan divertido porque el ex-duenho de mi Kindle le había comprado un sticker para proteger todo el Kindle y una mica para proteger la pantalla, así ya no me preocuparía de que se rayase ni nada. La cosa fue que muchos declinaban porque no les gustaba el sticker.

Conociéndome, yo sabía que necesitaba algo que protegiera ese Kindle. Así que estoy segura que estaba destinado a ser mío. Lo compré, lo recibí y no más llegué a la casa empecé a meterle todos mis pdf’s y words y todo lo que tuviera para leer. ERROR DE PRINCIPIANTE EMOCIONADA, YA SÉ.

Ese no fue el único, vinculé mi Kindle a mi cuenta de Amazon y empecé a bajar todos los libros gratis que se vieran chivos a mi Kindle. ERROR DE PRINCIPIANTE QUE BUSCA COSAS GRATIS, YA SÉ.

Entonces, me calmé un poquito y fui paso a pasito. Me leí el manual para utilizar un Kindle y resolví varias dudas de porqué no podía ver mis pdfs bien o porqué no aparecían los words en mi lista o porqué no terminaban de llegar los libros gratis vía WiFi si sí tenía el WiFi conectado, etc.

Creo que hay muchas cosas que saber cómo vincular tu Kindle a tu cuenta y blah, pero pasando eso hay un par de cosas interesantes que aprendí leyendo el manual completo. Estas son las dudas que he podido resolver del Kindle Keyboard. (:

1. ¿Porqué muchos archivos que meto a mi Kindle no se ven en mi lista de libros?

Muchos archivos no son compatibles con el Kindle de buenas a primeras. Digamos que los únicos que yo estoy segura que puede leer solo con pasarlo, son los que comprás en Amazon – obvio – y los .txt, éstos no ofrecen problemas. Digamos que los .pdf sí los lee, pero si querés leer un libro en .pdf con letritas te va a causar estrés ya que en la pantalla completa del Kindle te muestra una página completa de tu archivo y para leerlo tenés que andar dando zoom y alejar y mover y es más complicado hacer tu lectura fluida. Lo mejor para poder leer .pdfs, .doc y etc. es convertir los archivos a un formato compatible con Kindle.

2. ¿Cómo convierto un archivo .loquesea a un formato compatible en el Kindle?

Si tenés varios archivos en tu compu que pesen menos de 20mb o que pesen menos de lo que tu mail te deja adjuntar, en lugar de andar bajando programas de dudosa procedencia para convertir tus documentos, te recomiendo que hagás uso de las herramientas que Amazon ofrece. Amazon te pide un nickname al momento de crear tu cuenta, entonces tu correo de Amazon es nickname@kindle.com, por ejemplo. PERO si querés convertir documentos, solo tenés que adjuntarlos desde un correo, poner en el asunto “convert” y enviarlos a nickname@free.kindle.com. Agréguenle free al dominio para que Amazon convierta el documento y llega en menos de 10 minutos. Ahí mando yo todos mis .pdfs y .docs y llegan listos para leer.

3. ¿Porqué no me llegan los libros gratis que bajo de Amazon vía WiFi?

Una que me sucedió al querer utilizar el Kindle Keyboard en los primeros días fue bajar los libros gratis de Amazon, porque en teoría si son gratis, tenerlos en el Kindle tampoco cuesta. Pues bien, todos los libros cuando decidís bajarlos llegan a una carpeta que se llama “Archived Items”, es la lista de las cosas que tenés compradas o de los libros gratis que ya pediste en Amazon, pero después de ahí le daba “read” y empezaba a bajar el libro – según – al Kindle. NUNCA BAJABA. El problema era porque como no tengo vinculada ninguna tarjeta de crédito a mi cuenta de Amazon pues no más no hacía el trabajo de bajar el libro, sí, aunque ya estuviera en WiFi. Amazon cobra para hacer esa diligencia una cantidad módica de como $0.90usd (no tengo todavía claro si es por cada libro o cada mes o algo por el estilo).

4. ¿Cómo obtengo mis libros convertidos a formato Kindle o los libros que quiero leer gratuitos en mi Kindle?

Manualmente. Cada vez que mandás a convertir un libro, te llega un mail de notificación que tus libros han llegado a tu cuenta y ahí mismo viene un link. Lo que yo siempre hago es conectar mi Kindle a la computadora con su cable y guardar los archivos como si los estuviera guardando en una USB. Lo mismo con los libros gratuitos, voy a mi cuenta de Amazon en la que está mi carpeta de libros y voy bajando uno a uno los libros y guardándolos en el Kindle.

5. En ese caso, ¿para qué me sirve el WiFi en mi Kindle?

Se entiende como que si uno perdiera todos los beneficios al no tener una tarjeta vinculada pero en realidad todavía hay varios. Por ejemplo, con el WiFi podés visitar páginas web, Twittear citas de tus libros, enviarlas a Facebook, Twittear que terminaste un libro o bajar las citas más importantes que han senhalado los lectores de ese libro si el documento no fuese personal. (:

Eso es lo que he aprendido con mi Kindle hasta el momento, no está tan pesado como se escucha y lo mejor de todo es que sí me sirve para lo que lo quería: leer todos los documentos personales y folletos que me dejan en la U.

Si quieres que te avise personalmente cuando publique una nota nueva, suscríbete aquí: http://tinyletter.com/queith

El monstruo de la medianoche.

Si le preguntan a un freelancero o a un universitario cuál es la mejor hora para trabajar o hacer tareas, les va a responder que la noche madrugada.

No hay ruido, no hay desórdenes en la calle, nadie llama por teléfono, casi no caen notificaciones de Twitter o de cualquier otra red social en el teléfono y nadie te está apurando a que hagás la limpieza o para que salgás a la calle para que llegués a tiempo.

Es más fácil concentrarse a hacer lo que uno tiene que hacer a estas horas, por no decir, es más difícil encontrar distracciones a estas horas.

Si le preguntan a un creativo o a un diseñador cuál es el mejor momento para que se les ocurra algo les van a decir que es como 100 segundos después de que están a punto de dormirse.

Una de dos, o les agarra la mejor idea de sus vidas cuando están ya en la cama o son valientes y después que se duermen en el teclado se dan cuenta que se les ocurrió algo más.

Cuando trabajaba de crear cosas del tipo, siempre se me ocurrían buenas ideas después del momento crítico de sueñ, no sé cómo pero me despertaba tanto como a los 100 segundos después del “ya, me voy a dormir” y se me iba la madrugada planeando lo que se me había ocurrido.

Pues bien, ahora mis mejores momentos son otros, pero casi que similares.

Estoy intentando grandemente llevar una vida más normal, ahora me duermo máximo a las 4am – 3am en El Salvador – y me despierto a las 10am lo más tarde – 9am en El Salvador – pero todo eso significa que aún trabajo buena parte en la noche. Sí, con todos los “beneficios” que menciono arriba y con los maleficios de que mis células no se regeneren correctamente.

Antes de entrar a la escuela, mis motivos eran:

  • Si no entrego esto, el cliente se va a enojar.
  • Si no llego con una idea nueva, seguro encuentran a alguien más.
  • Si no termino la tarea, me van a poner 0.
  • No tengo para la renta, mejor lo termino ahorita.
  • Ya solo tengo gelatinas en el refri.

Pero ahora que me mudé de estado – oh, sí, ya vivo en Querétaro desde hace 4 meses – mis inspiraciones son otras.

Desde la casa se escucha un tren que pasa muy cerca, como a la 1 de la madrugada y a veces a las 4 de la tarde.

Creo que es el tren al que le llaman “El Monstruo” porque no está hecho para llevar gente y no mucha gente que se sube lo doma.

Esas personas que se suben al tren pelean por algo, tienen un objetivo acorde a sus posibilidades y a sus creencias.

Ellos no son tan distintos a mí en lo que concierne a los deseos. Así como ellos, yo también pienso que estoy peleando por un mejor futuro en otro país. La diferencia es que yo puedo hacerlo libremente, sin tener temor todos los días, sin esconderme de hacer mis actividades pero el sentimiento es el mismo.

He visto ese tren dos veces, una en Estado de México, cuando fui al corral y otra hace poco, en Querétaro, cuando fui por un paquete a las bodegas de Estafeta.

Me vine caminando a la casa y llegué a una calle con una cuesta muy elevada, cuando menos lo imaginé escuché el tren y la calle empezó a vibrar. Me sorprendí de lo largo que es el Monstruo y de lo incómodo que luce.

Cada vez que escucho ese tren en la madrugada, me imagino que ahí van varios centroamericanos con un sueño grande y con una gotita de esperanza, van nadando contracorriente pero quieren llegar a lo que desean.

Mi inspiración podrá seguir siendo pagar la renta, tener comida y terminar mi carrera pero cuando escucho al monstruo en la medianoche recuerdo que no soy la única peleando por alcanzar mis metas y sigo trabajando.

Sigue leyendo 50 por Katherine Montero .

¿Por qué el día del trabajo no se trabaja?

Generalmente, todos los días festivos o asuetos, se potencia el motivo.

Si es el día de Navidad, se ponen nacimientos.

Si es el día de Año Nuevo, se establecen metas para los próximos 365 días.

Si es el día del amor, todos las parejas compran cosas cursis para hacerse felices entre ellos.

Si es el día de la cruz, ponemos una cruz y compartimos frutas.

Si es el día de la madre, celebramos a la madre.

Y así todos los días en los que tenemos asueto solemos aprovechar para festejar el motivo del asueto.

Pero en el día del trabajo no pasa, el día del trabajo no trabajamos horas extras, sino que descansamos.

Fue hasta que llevé Derecho Laboral y Seguridad Social que supe el porqué de esta “contradicción”.

Estudiábamos los derechos que uno tiene como trabajador, los beneficios que debería de ofrecer un trabajo y muchas formas en la que la Ley Federal de Trabajo ampara al trabajador cuando no obtiene los derechos y beneficios que le corresponden. Además de los seguros médicos, los beneficiarios, tipos de seguros, etc.

Pero para llegar a tener una Ley Federal de Trabajo hubo un montón de sucesos para lograrlo, sucesos de décadas que de no haber sido por un grupo dispuesto a soportar lo que sea por convicción no seríamos tan suertudos de contar con una Ley que nos cuide.

DESARROLLO HISTÓRICO DE LAS RELACIONES LABORALES.

  • 1814 – 1918: Primera Guerra Mundial: despertó la conciencia de las clases oprimidas y de los grupos trabajadores.
  • 1917: El constituyente de 1917 habla sobre la reglamentación del trabajo humano (incluye Carta Magna o garantías sociales). Inició en México este esfuerzo desde 1910 pero no fue hasta la Constitución Política de 1917 cuando se inicia formalmente la Legislación del Trabajo.
  • 1931: La Ley Federal del Trabajo ve la luz y resuelve la exigencia de poner el artículo 123 de lo Constitucional en vigor interpretándola con justo sentido del equilibrio social.
  • 1 de Mayo de 1970: La aprobación final de la nueva ley empezó a regir en esta fecha.
  • Noviembre de 1978: Se reformó el artículo 123 de lo Constitucional y se agrega: “Toda persona tiene derecho al trabajo digno y socialmente útil, al efecto, se promoverán la creación de empleos y la organización social para el trabajo conforme a la ley”.

¿PORQUÉ EL DÍA DEL TRABAJO ES EL PRIMERO DE MAYO?

Después de haber obtenido la información del Desarrollo Histórico de las Relaciones Laborales, las fechas me dan un buen indicio de porqué celebramos el día del Trabajo el primero de Mayo.

Y es que aunque la Ley Federal del Trabajo haya visto la luz desde 1931 fue hasta el primero de Mayo de 1970 – sí, 39 años después – que empezó a regir.

39 años es más de la mitad de la vida laboral en estos tiempos.

O sea que las personas que empezaron esta lucha, aguantaron vara 39 años extras para ver funcionar una ley que sabía que necesitaban, ahí es cuando la frase de dar tu vida por los demás tiene sentido.

¿PORQUÉ EL DÍA DEL TRABAJO NO SE TRABAJA?

Si tomamos en cuenta que el movimiento de exigir justicia por las condiciones de trabajo que existían iniciaron en 1814 y la Ley Federal de Trabajo inició a regir hasta 1970 podríamos concluir muchas cosas:

  • Gente murió esperando condiciones más justas en su trabajo, literalmente, dieron la vida por un mundo mejor.
  • La burocracia en su máxima expresión: 156 años de esperar que alguien escuchara al pueblo y lo protegiera. No se sorprendan si nadie hace caso de sus Trending Topics en 156 segundos.
  • La llegada de la Ley Federal de Trabajo fue como una palmadita en la espalda de tranquilidad y seguridad para los que estaban aguantando ver que saliera a la luz.
  • Las marchas y protestas sirven cuando son en PRO de un objetivo (no en CONTRA como TODAS las de estos días).
  • Los que quitan el dedo del renglón nunca disfrutarán de nada. O sea, el que no luche todos los días, es por gusto.

El día del Trabajo viene siendo la forma de decirle a las nuevas generaciones: tranquilos, nosotros pasamos lo peor, ahora que ya hay una Ley en el mundo que los proteja, pueden disfrutar este día de las bendiciones por las que trabajamos 156 años.

Descansar el día del trabajo significa descansar por el fin de una lucha de 156 años en lo que la Ley Federal del Trabajo salía a la luz.

Sigue leyendo 50 por Katherine Montero .

Evernote T-Shirt.

So, I was on Twitter and then I saw one of my followings retweeted Evernote Latam Account. Since I am an Evernote fan I went to follow them. First of all, I have to recognize that if it was not pre-installed on my laptop, I would never ever have known Evernote. Thank God I did. I write there all of my ideas and possible future posts of my other blogs.

Suddenly, Evernote Latam Account asked what do we use it for. I told them what I told you. Next day, they told me I have won a surprise package from Evernote. I could not believe it but I was all excited.

Finally, yesterday arrived my surprise package and it contained a t-shirt and stickers.

Evernote pack #loveit

Unfortunately, stickers did not arrive perfect. They arrived with wrinkles and stuff but I hope they flat when I use them.

So, today was the day and I try my new Evernote T-Shirt. What do you think? I really like it! It fits so well and it is a really light one!

This slideshow requires JavaScript.

I am deeply sorry about the quality pictures but I am new at taking pictures with Canon. I will learn, you will see. 😛