El fin del mundo está cerca. ¡Arrepiéntanse, expertos de las redes sociales!

Este post NO es religioso, aunque lo parezca. No los quiere convertir, no quiere hablar de Dios ni de la vida eterna, no les voy a decir en qué creer ni les voy a decir qué tiene que hacer para “ganarse el cielo”. Tampoco es político, aunque acabe de presenciar las elecciones presidenciales de México. Pero probablemente tome algunos datos que concluí del día. De igual forma, no te va a decir por quién tuviste que votar ni que te levantes con palos. Esas son decisiones que cada uno toma, pero les voy a contar lo que he llegado a imaginar.

EL FIN DEL MUNDO VIENE Y LO SABEN.

Desde que iba a ser 1999 empecé a tomar conciencia de todo lo que se decía sobre el fin del mundo. Que si iba a ser en el 2000, que si después en el 6/6/6, que si hoy en el 2012 por el calendario de los mayas. Aunque muchos expertos han salido a intentar tranquilizar al pueblo con estudios del tipo:

  • El calendario se ha cambiado muchas veces, lo que habría sido el 21 de Diciembre del 2012, sucedió hace 2 anhos.
  • Los mayas se referían a un cambio en la relación del humano con la naturaleza.

La gente se ha quedado con el bombardeo de que el fin del mundo está cerca. Y con eso llegan miles de sentimientos para las personas como el “soy una mala persona, no me voy a salvar”, “debo arrepentirme ahora o nunca”, “tengo que hacer algo por mi vida, hoy es cuando”, “este año sí cumplo con mis objetivos de año nuevo”, “ahora sí escuchen al planeta tierra”, “ayudemos a otra nación y mostremos solidaridad pero sigo odiando a mi vecino”, “los marcianos llegaron ya”.

El problema de actuar con el miedo enterrado hasta tales declaraciones es que consideramos que “nuestro cambio” es el mejor y si alguien hace algo distinto “es el culpable”, haciéndonos a todos culpables y haciéndonos a todos pensar que estamos en lo correcto.

Si te convertís en una religión nueva, pensás que así salvarás tu alma y que vos tenés razón, pero otro piensa de vos que sos un ignorante y que no estás haciendo nada.

Si te arrepentís de todas las acciones malas que has hecho hasta ahora, pensás que a partir de ahora estarás actuando bien o por lo menos razonando, pero otro piensa de vos que eso no es suficiente porque hasta ahora has hecho mucho daño.

Si empezás a hacer algo por tu vida, pensás que será la mejor manera de aprovechar este tiempo que te queda, pero otro piensa que es una manera muy estúpida de tirar todo a la borda y que todo tu esfuerzo de año no valió para nada.

Si pensás en que este año sí vas a cumplir con los objetivos de año nuevo, pensás que estás cumpliendo con tu plan de vida, pero otro piensa que solo estás cumpliendo con los deseos generales y prefabricados de estar mejor de una sociedad que te dice que tenés que tener 12 deseos al año y que no estás pensando en lo que en realidad te conviene.

Si vos decís que a partir de hoy vas a respetar al planeta tierra, vos pensás que le estás dando un respiro o algo extra al planeta pero otro piensa que perdés tu tiempo porque los carnívoros son mayoría, porque la capa de ozono tiene un hoyo enorme que no tiene vuelta atrás, porque las industrias contaminan más de lo que limpian y porque los desechos tóxicos pesan más que tus deseos.

Si decidís ayudar a otra nación que ha sufrido a una catástrofe vos pensás que estás compartiendo un mensaje de solidaridad y que estás poniendo en alto el altruismo de tu país, pero otro piensa que cómo podés ayudar a otro país cuando miles de municipios del tuyo se siguen muriendo de hambre y a ellos que los tenés todos los días con vos ni te has dignado a verlos.

Vos podés pensar que los marcianos llegaron ya y que querés mostrar una faceta de solidaridad y que no les queremos hacer daño pero otros van a decir que sos un demente, que eso es un producto de las películas o que ya viste al tipo de los memes y que le creíste todo, que no creés en nada que valga la pena.

Y así es como los humanos queremos creer, dejamos de creer y al final actuamos por pánico.

USTEDES NO LO ACEPTAN, PERO SU INCONSCIENTE SÍ.

Muchos de nosotros sabemos que algo pasa o que algo puede pasar, que no es normal que llueva los días que se supone que haga calor o que de repente la NASA tome fotos de un planeta tierra en su mayoría blanca cuando tenemos 3/4 de agua.

Hay muchas pruebas pero el qué dirán no nos deja declarar en total libertad lo que pensamos que sería bueno.

Y actuamos en pánico.

Hacé un ejercicio mental, listá a 15 personas que conozcás. Decime qué estaban haciendo hace un año, decime qué están haciendo ahora, preguntales qué quieren hacer en los próximos meses. ¡La mayoría son cambios radicales!

El inconsciente de todas estas personas les dijo que este es su último año, así que actuaran pronto o que se quedaban con las ganas. ¿Para qué lo voy a negar? A mi también me agarró el sentimiento de “este es mi último año” en lo más profundo de mi ser y me cambié de ciudad, evolucioné mi relación de cierta forma, estoy comiendo soya, quiero dejar la leche y hasta tengo de mascota a un gato.

LA MADRE NATURALEZA ESTÁ RECLAMANDO LO QUE LE PERTENECE.

Soy muy impresionable de las películas y cuando vi 2012 me puse a llorar. Ya sé que todo eso es ficción pero ¿y qué tal que sí sucediera así? Que la naturaleza reclame lo suyo, que tenga una infección grave, que se ponga vacunas y se limpie del más de 70% de nosotros. ¿Qué pasaría entonces?

Muchas veces creemos que todo eso queda en la ficción pero muchos escenarios han sido similares. Pueblos que se quedan solos (sea por la naturaleza o por la violencia), tierras áridas que antes dieron frutos (por el clima o por las bacterias y patentes químicas), polos cada vez más pequeños que hacen darte cuenta que el sol está haciendo un buen trabajo.

Sea como sea, en la fecha en la que sea y el escenario que se desarrolle, algo va a pasar.

Y la mayoría de nosotros no tenemos el dinero que tenía el tipo malo con sus hijos gemelos como para pagar tu pasaje en el arca 2012 edition y decir que valés algo para la humanidad.

¿SOS DE VALOR PARA EL MUNDO? ¿TENÉS SUFICIENTE DINERO PARA COMPRAR TU PASAJE A LA SUPERVIVENCIA? ¿PODÉS PAGAR UN VIAJE A OTRO PLANETA SI FUERA POSIBLE?

¿¡Qué!? ¡Pero si yo escribo un blog! ¡Yo gano dinero con Adsense! ¡Yo tengo 3mil seguidores en Twitter! Yo SOY de valor para el mundo.

Quizás a partir de ahora empiece a darle sentido al tema.

Cuando estaba en el cole y pasaban los exámenes de Psicología, siempre me trababa en el ejercicio de “si tuvieras que poblar un mundo nuevo, ¿a quién te llevarías?”.

DENTRO DE 30 MINUTOS EL GLOBO TERRÁQUEO SERÁ DESTRUÍDO POR COMPLETO. DE TODOS SUS HABITANTES SOLO QUEDÁIS VOSOTROS. UNA NAVE ESTÁ PREPARADA PARA LLEVAROS A UN LEJANO PLANETA DONDE PODRÉIS INICIAR UNA NUEVA CIVILIZACIÓN. SOLAMENTE CINCO PERSONAS PODRÉIS SUBIR EN LA NAVE. ¿QUIÉNES?

Un sacerdote, una esposa embarazada, Un juez, una actriz, Un policía, una maestra, Un esposo, un agricultor, Un estudiante, un médico, Un político, una prostituta, un científico…

ELIGE A CINCO DE ELLOS. JUSTIFICA TU ELECCIÓN. DE TI DEPENDE LA SUPERVIVENCIA DE LA RAZA HUMANA Y DE SUS MEJORES VALORES.

Yo nunca podía elegir a los cinco, siempre me trababa, pero supongamos que me toca hacer el ejercicio ahora: una esposa embarazada, una maestra, un agricultor, un médico y un científico elegiría yo.

Algunos podrán estar conmigo, otros no y al final, eso no importa, porque en un ejercicio hipotético estaremos eligiendo a personas que serán de valor para un mundo nuevo.

Me voy a activar el modo conspiración ON y supongamos que esto llegue a pasar.

Supongamos que la NASA está en chinga buscando agua en Marte para iniciar un mundo nuevo, para venderle pases a la salvación a la gente que pueda pagárselo.

Vos y yo somos de clase media que no podríamos pagar un pasaje similar, pero los que están organizando el trip son buena onda o consiguieron patrocinios o algo y han decidido regalar 5 viajes para las personas afortunadas que seguirán viviendo.

¿Cómo le demostrás a los que están eligiendo que vos sos de valor para un mundo nuevo?

¿De qué nos va a servir saber llevar las redes sociales (que apenas representan 2% de la población) de una marca o saber configurar un router?

¿Porqué a la gente que elige debería de serle de valor que yo sea una publicista, esté estudiando Administración de Empresas y tenga 3000 seguidores en Twitter?

¿Es eso de verdad de valor o solo nos gusta cegarnos con cosas que de verdad no nos están dando nada?

APRENDE A HACER ALGO ARTESANALMENTE.

No se enojen conmigo, en una situación hipotética yo tampoco podría salvarme. Es por eso que estoy aprendiendo a cocinar, estoy aprendiendo a plantar manzanilla, estoy criando un gato y estoy escribiendo un blog en inglés y español.

Quiero que mis dones no se queden solo a lo que la tecnología pueda ofrecerme, sino ir más allá. No quiero estarme jalando los pelos cuando el wifi se vaya. No quiero estar llorando el día que no me den mi pase al mundo nuevo, no quiero que los jueces que te den el viaje decidan que yo no soy de valor porque no aprendí a hacer algo en el mundo real y, definitivamente, no quiero no tener un plan de emergencia cuando toda esta locura del Social Media haya pasado.

Sigue leyendo 50 por Katherine Montero .

Anuncios

Un comentario sobre “El fin del mundo está cerca. ¡Arrepiéntanse, expertos de las redes sociales!

  1. Interesante tu perspectiva Queith, comparto ciertas cosas de este post. Más el final cuando decís “no quiero no tener un plan de emergencia cuando toda esta locura del Social Media haya pasado”

    A veces me pongo a pensar en lo mismo. ¿De qué sirve llenarse la boca del nuevo mundo del social media? ¿De qué sirve tener lo último en tecnología?
    Si al final todos lo hacen para demostrar superioridad ante los demás, y no para que sea herramienta en ayudar a los menos favorecidos.

Los comentarios están cerrados.