Liberate de la angustia universitaria

La angustia universitaria es un sentimiento compartido por millones de jóvenes alrededor del mundo. ¿Sigo estudiando o me dedico a trabajar ya? Leé este post y encontrá algunas soluciones para liberarte del estrés universitario.

Ser estudiante universitario es motivo de estrés para la mayoría de personas. Sabemos que estamos en una situación en la que tenemos que desarrollarnos con perfección. No podemos dejar ningún porcentaje para margen de error, no nos podemos dar el lujo de perder tiempo o dinero, eso es para mientras estudiás la carrera y todo lo que conlleva.

Es más, si podés tener un trabajo de medio tiempo mientras estás estudiando es lo mejor que te podría suceder: significa ganar-ganar-ganar. Ganar experiencia, ganar dinero y aprovechar el tiempo. Aunque también significa gastar el triple de energías en lograrlo.

Otra de las situaciones de estrés en la que nos sumerge la vida universitaria y laboral es la típica que ya no podés estar a la altura de las competencias internas, porque estás haciendo algo demandante en el que sería tu tiempo libre. Por ejemplo, ya no te podés dar el lujo de llevar tus 95 porque el tiempo que lo ocupabas para estudiar extra, lo estás ocupando en ganar dinero para pagar los recibos que llegan mensualmente. Ahora te conformás con un 85 de promedio.

Te da el miedo que otras personas tengan mejores oportunidades que las tuyas porque tu promedio parece decir que no estás totalmente especializado y que medio sabés de lo que estás hablando.

Que la experiencia que estás ganando no es de tu rubro, que las notas que podés tener ya casi no son las de antes, que aunque estés trabajando y estudiando al mismo tiempo, no sentís que estés avanzando… son muchas cosas las que pasan por la mente de un estudiante universitario.

Una de las mejores o peores cosas es cuando los estudiantes universitarios, más que todos, los de ingenierías, están llegando a sus últimas materias. Son pocos los que llegan ahí, pero aún así, nada te garantiza ser de los mejores. Si salís con 20 personas en tu promoción, eso te garantiza que tendrás 19 personas extras con las cuales pelearte por una plaza. Aún si lograras salir con todo y tu diploma necesitarías ser el mejor de todos, el más apto, el más capacitado, el que sabe más.

Si todo lo que digo hace eco en tu cabecita, probablemente necesités leer los siguientes consejos que voy a dar.

1. SALÍ CON EL MEJOR PROMEDIO QUE PODÁS DE TU CARRERA.

Todos alguna vez en nuestra vida hemos dicho que las notas nunca demuestran que una persona sabe más que la otra o que una es más apasionada con su área que otra. Solo es una manera de medir, que está desfasada.

Eso de aprenderte de memoria cosas, retener información y utilizarla en un día para un papel no es de Dios. Pero hay que pensar más allá, probablemente cuando estés en una entrevista no te van a pedir las notas, no te van a pedir ser el mejor de clase, te van a pedir que te hayás graduado.

Pero el haber pasado por todo el camino de aprenderte cosas de memoria, retener información, utilizarla un día en específico son cosas que se necesitan en cualquier trabajo. El llevar buenas notas no te dice que sos el más inteligente, pero sí el más dedicado, el que siguió órdenes de sus superiores al pie de la letra y logró demostrarlo.

Las buenas notas al final de la carrera son una satisfacción para el que se partió el lomo todos los días, haciéndole entender que cuando se dedica interesadamente en lo que le gusta, obtiene resultados por un período largo, como lo son 5 años de Universidad.

2. ESPECIALIZATE CON UN EXTRA.

Puede ser un idioma extra como el inglés, japonés o chino.  Con esto de la globalización, no conviene quedarte a saber perfectamente solo el espanhol. Vale la pena que le metás a otro idioma aunque sea washawasheado para que te comuniqués con otras personas que ya están adelantadas en varios ámbitos respecto a nuestro territorio.

Hay muchas maneras de aprender inglés, francés, japonés, chino, italiano, etc. Definí cuál es el idioma que te conviene aprender, porqué es tan necesario y si tenés oportunidad de conocer gente que hable con el idioma nuevo o si hay oportunidades de moverte hacia el país de origen del idioma.

O puede ser con un certificado si sos Ingeniero en Sistemas o similares. Al salir con un diploma de ingeniería, vale, que sos un ingeniero, pero si pensamos como un empleador, si queremos a un ingeniero capacitado en algo específico, lo mejor es que traiga un certificado bajo la manga.

Algo que me diga no solo que le gusta, sino que se preocupa por investigar y por mantenerse actualizado. Ahora los jefes ya no solo quieren saber que tenés conocimiento de algo, quieren que te apasionés por ello y obtener un certificado es una de las maneras de demostrar que te gusta lo que estudiaste y que estás dispuesto a vivir de ello.

El problema con los certificados es que son tipo exámenes, pagás por acceder a ellos, pero eso no te garantiza obtener un certificado. Seré yo muy exagerada por decir que esto es un problema, pero siguiendo con la ley que no podemos perder ni tiempo ni dinero puedo ofrecer una solución.

Una de las miles de soluciones es practicar con los exámenes del certificado, aprender trucos extras a la hora del examen del certificado, empaparte del tema y de la forma en la que se realiza, para quitarte el estrés de no saber a lo que te enfrentás.

Hace poco supe que existe una página que ofrece un servicio en el que hay varios certificados justo para que te preparés, se llama Testlive – algo como exámenes en vivo -, está en inglés, pero ofrecen más de 2000 exámenes para practicar, material para profundizar tus conocimientos, como: guías, exámenes de audio, videos, exámenes prácticos, preguntas y respuestas, etc.

Si estás interesado en sacar tu certificado en Cisco CCNA, CCNP, CCIE, CCDA, Checkpoint CCSE o similares, date una vuelta por esta página para que ahorrés tiempo, esfuerzo y dinero.

3. ESTUDIÁ UNA MAESTRÍA.

Lleva la misma línea que el punto anterior. Lo mejor de todo no es saber, sino ser el mejor en algo. Si tu carrera tiene opción a Maestría aquí o en China, será posible que te vayás porque ya tendrías el idioma, si tenés el mejor promedio, podrías obtener una beca. Si podés sacarla cerca de tu casa o si querés hacerlo en línea, go for it!

Muchas buenas maestrías en línea son ofrecidas por la UNAM en su página de internet, también hay muchas opciones a estudiar maestrías por medio de las embajadas y los gobiernos.

Eso no solo te abre puertas en tu campo de especialización, sino que te abre puertas en otros países, en otras empresas, en otros terrenos.

Mientras más hayás viajado, te vas a dar cuenta que una mejor vida es posible, tanto si hacés lo que te gusta o si lo vas descubriendo en el camino.

La Maestría te ata a estar trabajando y estudiando – de nuevo – al mismo tiempo, pero te estará especializando en una de las cosas que te guste más, por lo que obtendrás internamente: haber sido constante con vos mismo durante más de 5 años, ser dedicado casi una década en la misma línea de tu educación y seguir órdenes a pesar del cansancio.

Externamente: te habrás especializado y serás de más valor para cualquier empleador.

4. DEMOSTRÁ LO QUE SABÉS DE ALGUNA FORMA.

Justo ayer hablaba con una de mis amigas de El Salvador, que cada vez conseguir un empleo es más difícil, en especial si no tenés algún “conecte”. La verdad no se necesitan de conectes en muchos lugares, pero tampoco aceptan desconocidos así por así.

Le conté de la primera vez que yo conseguí un trabajo. Mi primer trabajo lo conseguí porque una persona se había percatado que yo actualizaba mi blog frecuentemente. Cuando le preguntaron a esa persona si conocía a una blogger, inmediatamente me recomendó.

Yo no había conocido a esta persona físicamente, pero le llamó la atención mi manera de dedicarme a hacer algo que me gusta todos los días o varias veces al día, sin parar. Vieron en mi una aptitud, que podía servir en un trabajo.

Ahora con el Internet, no es necesario tener un conecte, media vez tengás ganas de compartir lo que sabés, tené la seguridad que alguien se está fijando desde ya en tu trabajo.

5. BUSCÁ LAS MEJORES HORAS SOCIALES.

Este es un tip extra que casi nadie toma en cuenta a la hora de armar su CV. Las horas sociales cuentan como trabajo, en las horas sociales se gana experiencia.

Si no han tenido oportunidad laboral porque siempre les piden experiencia, ofrezcan como experiencia sus horas sociales. En muchas universidades, hay hasta catálogo para las horas sociales.

Intenten elegir las que se acercan a su trabajo ideal o por lo menos en las que se necesite algo referente a su especialización. Probablemente no les vayan a pagar por ellas ni un centavo, pero de que tendrán experiencia bajo el brazo, la tendrán.

Sigue leyendo 50 por Katherine Montero.

.

Advertisements
Filed under: Affiliate, Civil Engineering

About the Author

Posted by

Civil Engineering Sophomore. Yogini. Small Product Lab Winner. Author of The Mini-Guide for Writing a Super Complete Post in 20 Minutes. 5x Shotput National Winner (El Salvador). 4x Discus National Winner (El Salvador). Business Administration Junior.