Google sí escucha y corrige sus errores: correos electrónicos de Google Plus.

Hasta enmarqué mi postal de GOogle :3

Hay una diferencia para los correos en Gmail y los que están con Google Apps (o sea, dominios personalizados). No se trata de lo que está después de la arroba, se trata más bien, de algunos privilegios. El mayor privilegio que yo le encuentro a un @googlemail o @gmail normal, es que obtienen todo lo que Google lanza para Gmail casi inmediatamente. Muchas de esas características llegan después de un tiempo a los correos con dominios personalizados. Ese tiempo, aproximadamente, equivale a 3 semanas. Cuando creé mis correos lo primero que quise fue tener el mismo tema de los ninjas que yo tenía en el @googlemail. Lo cual no estaba permitido en aquel entonces porque era una opción solo para los nativos.

Buscando opciones, le configuré a mi correo para que estas actualizaciones llegaran a la fecha y no tres semanas después, Google te advertía sobre que algunas funciones estaban en prueba y podrían tener errores, así que que les tuviera paciencia. La verdad nunca me imaginé que esas pruebas me iban a dar tanto dolor de cabeza en el futuro.

Cuento esto porque el día que salió Google Plus a la luz, Google me notificó al respecto en mi correo. Como era de esperarse, me emocioné y abrí mi cuenta de inmediato. No tuve ningún problema, es más, hasta le puse mis fotos, puse los links de mis perfiles y juré llenarlo poco a poco. Todo era genial, mis amigos y yo estábamos disfrutando de un espacio nuevo sin tantas imágenes sin sentido entre nuestras conversaciones y sin tantos links que hicieran que perdiéramos el sentido. Google Plus era la tierra prometida para los que nos habíamos mareado de tanto ego en las distintas redes.

El dolor de cabeza que mencioné anteriormente llegó a las tres semanas, más o menos, fecha en la que OFICIALMENTE Google Plus estaría disponible para los que utilizan Google Apps, o siendo más clara, para los que tienen su correo electrónico con dominio personalizado. Google añadió nuevos IDs a todos y cada uno de los correos electrónicos con dominios personalizados y cuando intenté entrar en mi cuenta me advirtió que tenía que crear un nuevo correo electrónico para mi cuenta porque los IDs no coincidían. No solo tuve que mover el Google Plus de correo, sino que tuve que crear un nuevo correo ¡porque no podía mover el perfil de G+ a mis cuentas de correo viejas ya que esas también tenían un ID!

Cada mes empecé a buscar soluciones para ver si se podía hacer algo, yo no era la única con este problema, éramos varias personas opinando en los foros de Google y foros especializados en Google, intentando buscar una explicación, si ya teníamos una cuenta, ¿porqué nos tuvieron que mover? ¿harían algo para que nos regresaran a cómo estábamos? Los ingenieros siempre respondían con lo mismo, que no se podía, que era prohibido y en varias ocasiones sacaban la carta de que tenías que elegir bien el correo desde el principio para no tener esta clase de problemas.

Era injusto que nos dijeran eso, varios íbamos a buscar soluciones porque ya habíamos elegido el correo que queríamos tener en Google Plus y nos hicieron cambiarlo obligadamente. El problema no fue elegir bien mi correo para no arrepentirme en el futuro, el problema fue que ni Google estaba aceptando los IDs de las cuentas con dominio personalizado que ya existían.

Pero aquí viene lo importante, lo que podría diferenciar a Google de cualquier otra empresa que quiera hacer una red social. Google escucha. Cambiar de correo electrónico estaba prohibido desde el principio, pero vio que hubo un error y después vinieron miles de quejas y Google lo arregló. Se tardó un poco pero lo arregló. Encontró una solución que está un poco complicada pero creo que es lo justo para los estándares de seguridad que tiene Google.

La solución consiste en crear una cuenta nueva en el correo electrónico en el que querés tus datos (en mi caso, en mi cuenta original) y que tengan datos similares. Después acceder a la cuenta actual y decirle a Google que querés enviar tus datos a la cuenta nueva. Se escucha fácil pero aquí vienen los trucos: se tardan 7 días y borran todo tu contenido. Es algo doloroso porque hasta tenía mi acceso directo con GPlus.to pero al menos ya tengo la comodidad de responder desde mi correo electrónico y recibir las notificaciones en la cuenta que elegí desde el principio.

Aún con todos estos problemas, prefiero confiar más en Google Plus que en Facebook*. Como lo dije anteriormente, Google Plus puede parecer una isla desierta para muchos, para mi es como la tierra prometida, no hay egos, no hay rivalidades y me hace recordar el génesis del Twitter. Así que si hay alguien que utilice el Google Plus de vez en cuando, no duden en circularme por allá (este es mi perfil).

*Hablando de Facebook, me di cuenta mientras escribía esta nota que los inboxes cambiaron. Hablo de inboxes porque el chat nunca me pareció genial, de hecho, por eso casi nunca me encuentran conectada ahí. El punto de mencionar a los inboxes es… quedaron feos, ¿veá?

Anuncios