Última edición del 2×1 de donas en Mr. Donut.

Hace algunos ayeres mencioné en mi blog que Septiembre pronto sería reconocido como el mes de las donas en lugar del mes de la Independencia. Curioso pero cada año cobra más fuerza el sentimiento patriótico de comprar donas al 2×1 que interesarse por la historia de nuestro país.

Siento tan patriótica yo, me dirigí el primero de Septiembre al Mr. Donut que me quedaba cerca por dónde andaba. Fui al Mr. Donut que está sobre el Paseo General Escalón, al oeste de Galerías como un par de cuadritas. Me quedaba justo sobre la calle en la que iba a estar todo el día y en el punto medio de los dos lugares en los que tenía que estar. Así que pasé y me encantó todavía más que esa sucursal estuviera vacía – todos sabemos las colas horribles que se hacen en Septiembre en el Mr. Donut por el 2×1 – así que saqué mi dólar y le dije a una de las mujeres que estaban atrás de la ventanilla que quería una promoción… de las rellenas. ¡Oh sí!

Ya me mostró de dónde hasta dónde estaban las sencillas y las rellenas que estaban en las bandejas. Como nunca he sido experta en reconocer olores de donas y como tampoco hay tiempo como para decirte la relación colores-sabores, ya pedís de colores, de todos modos, todas saben dulces con crema pastelera – o como yo siempre la he conocido: poleada – y ya. Me pedí una de chocolate y otra anaranjada, esperando que fuera de naranja. 😛

Al momento de pasar a la caja, recordé que muchas personas en mi TL se estaban quejando de las donas y dando sus puntos de vista, dando gracias a Dios porque al fin era la última vez que saldría esta promoción o diciendo que ni se creían que era la última edición de las donas al 2×1 en todo Septiembre. Como cuando llegué a mi casa, aún no tenía la costumbre de sentarme a ver la televisión con mi madre, pequé de curiosa y le pregunté a la persona que me cobró:

Disculpe, ¿es cierto que es la última vez que tendrán las donas al 2×1?
Mch, no creo. 😉

Así que me fui tranquila, sabiendo que podía regresar los siguientes años a comer mis donas. Cuando pasé por el Paseo de los Héroes vi el rótulo gigantesco de las donas que decía “El último 2×1: el mundo tendrá un dulce final”. No sé si es demasiado obvio si leés bien o si ya tengo mucho tiempo coqueteando con la publicidad pero el mensaje que a mi me proyectó es: es el último 2×1 porque el mundo se va a terminar, no porque estemos terminando con las promociones. Es decir, si no hay fin del mundo, siguen las promociones. Es muy ilógico pensar que una tienda que se creó a base de vender donas y que tenga a la gente más enganchada que nunca en Septiembre, vaya a dejar de hacer el 2×1 así por así.

De cualquier forma, terminé yendo al Mr. Donut tres veces en Septiembre, el 1º a comer mi primera promoción de donas, el 29 a conocer a @LaMaradiaga y el 30 a despedirnos de las donas con mi mamá; porque amo comer cosas dulces. 🙂

Entérate antes que nadie cuando publique una nota nueva, suscríbete gratis aquí: http://eepurl.com/mbooj
Advertisements
Filed under: Lifestyle

About the Author

Posted by

Civil Engineering Sophomore. Yogini. Small Product Lab Winner. Author of The Mini-Guide for Writing a Super Complete Post in 20 Minutes. 5x Shotput National Winner (El Salvador). 4x Discus National Winner (El Salvador). Business Administration Junior.