El significado de “trabajo nocturno” en Querétaro

¡Sí tuvimos arreglos navideños!

Aunque el Doctor Oz diga que no debemos comer 3 horas antes de que nos vayamos a dormir, heme aquí, cada noche comiendo algo en la madrugada porque me quedé leyendo un ratito más. Hace un par de semanas, bajé a la cocina, entré, tomé comida de la refri, como siempre y cuando me regresé me asusté en la sala. Por primera vez no era nada de sentí algo o vi sombras, no, ¡eran luces! Sigue leyendo “El significado de “trabajo nocturno” en Querétaro”

Anuncios

Fuentes danzantes de Querétaro

Definitivamente las noches en Querétaro son especiales, cada día hay algo más que encontrar aquí. 🙂 De esas veces que estás cenando con tus amigos y de repente la fuente de la explanada de enfrente del templo empieza a bailar.

Sucedió así, literal, estábamos cenando, después empezó a sonar música mexicana en los altavoces, las luces empezaron a pispilear y las fuentes llevaban el ritmo.

Las fuentes danzantes son más comunes de lo que se piensa, digo esto no porque las haya visto, no, sino porque cuando estaba buscando el nombre de la explanada encontré con que hay varias fuentes danzantes, pero al parecer esta es la única de Querétaro y es la primera que yo vi así que esta es la genial.

Según entendí, se encienden aleatoriamente durante el día pero que todas las noches dan su función. La función son dos o tres canciones.

Estas fuentes bailarinas las encontré enfrente del Templo de Santa Rosa de Viturbo pero en español, las vi cerca del café Mané (Privada Mariano de las Casas #17, Colonia Centro Histórico, Querétaro).

Si de por sí Querétaro es bonito, una de mis amigas dice que es hasta romántico, tiene su sentir rústico y todavía con esto se hace la estadía más placentera.

Encuentro Gastronómico y Cultural de América Latina 2012

Cuando mencionan “Latinoamérica” siempre pienso que mi país va a estar ahí. Esta vez no estuvo ahí. Lo malo es que me entristecí un poco. Lo bueno es que ahora sí fui a ver los demás países. ¡Comimos en Honduras! 🙂 

El otro día David iba caminando en su campus cuando de repente vio un letrerito con una invitación. La escuela gastronómica de la Universidad Autónoma de Querétaro estaba invitando al público en general a que se acercara para ir al Encuentro Gastronómico y Cultural de América Latina. Sin pensarlo le dije que sí, el hecho que un cartel diga “América Latina” significa que podría encontrar algo que me recuerde a mi país y si somos afortunados comida de mi país. Y de hecho, en el logo sí estaban como que todas las banderas.

David pensó similar a mi, pensó que encontraríamos pupusas y seríamos felices por siempre. El detalle aquí fue que el encuentro gastronómico fue una muestra gastronómica. De más de 20 países que conforman Latinoamérica, solo habían 7 países representados (incluyendo al país sede): Honduras, Chile, Ecuador, Cuba, Uruguay, Venezuela y México. Me resentí un poquito pero al menos invitaron a Honduras.

Honduras y El Salvador son de Centroamérica y al estar tan cercanos, sus comidas se parecen un montón. De hecho, muchos platos de Guatemala, El Salvador, Honduras, Nicaragua y Costa Rica son parecidísimos, así que si no habían pupusas, algo íbamos a encontrar en Honduras. Había de todo, quería probar los tamales con crema pero en mi casa acostumbrábamos a freirlos para darles un toque extra, así que nos decidimos por comer pastelitos de carne. O al menos se parecían a los pastelitos de carne.

Adentro de los pastelitos había verduras, arroz y frijoles. La salsa que los cubría estaba riquísima. Pensé que por ser un encuentro gastronómico en México se iban a climatizar un poco y le iban a poner picante pero para nada. La salsa estaba como recuerdo la de mi patria. Lo que sí estaba picoso – y se lo dejé a David hohoho – era la cebolla morada picada, de por sí no me gustan los vegetales morados y mucho menos aguanto comer algo picante, hahaha. Dice David que esa cebolla traía habanero, así que mejor la dejé ir, por la paz. Lo único que extrañé fue comer el curtido.

El curtido en mi país es repollo o col picada (con cebolla, zanahoría y a veces hasta un chile) remojado en vinagre. Pues aquí hicieron el repollo solamente cortado, faltó ese sabor extra del vinagre pero por lo demás del plato todo bien. No fue una pérdida de tiempo, como tal, porque ahora sí me di el tiempo de ir a otros puestos a ver qué había, qué cocinaban, qué vendían o etc.

Estoy segura que si hubiera habido un puesto de El Salvador hubiera ido ahí solamente y me hubiera perdido de ver lo demás, así que por esta tan sola vez se las valgo. 😛 Por cierto, los cheros de Honduras me dejaron su tarjeta y me contaron que existe algo llamado “día del salvadoreño” que lo celebran anualmente en la Embajada de El Salvador en México. Ni idea de esto pero tengo que investigar para ir el otro año.

No pueden leerse Google Books en un Kindle.

Lo he escrito muchas veces, no soy fanática de leer un libro en la computadora, ni folletos, ni nada por el estilo. Después de nueve años de estar pegada a una computadora la vista se llega a resentir. Es por eso que hice la pequeña inversión de un Kindle para leer a gusto sin fregarme más. En el Kindle metía todos los folletos de la U, algunos libros gratuitos de Amazon, algunas muestras de otros libros que quiero comprar y varios pdfs que ya tenía en mi computadora.

Todo iba bien hasta que me empezaron a dejar Google Books en la Universidad. Se me hizo una de las bromas más crueles que la vida me pudo hacer, es que era irónico haber comprado un dispositivo para leer en otro lado y que te obligaran a seguir leyendo en la computadora.

Empecé a analizar la situación ¿de verdad podían obligarme a leer algo en un lugar que yo no quiero? No iba a hacer algo distinto que si estuviera en la computadora, no iba a revender, copiar, distribuir, fotocopiar o modificar el libro. Quería leer el mismo libro, las mismas páginas, ver el mensaje “esta página no forma parte de la vista previa” sin exigir nada de contenido extra, solamente lo quería leer en otro lado. ¿Tendría que haber una solución exacta, veá?

Eso fue lo que pensé, ya que solo quiero cambiar la forma de leerlo, me fui a la parte de ayuda de los libros y encontré que en efecto, puedo hacer lo que quiero – leer la vista previa de un libro en Google Books – en distintos dispositivos: smartphones (todos los Android después de Eclair, iPhone, iPod Touch, iPad), navegadores con javascript y varios dispositivos electrónicos como todos menos Kindle. O la mayoría menos el Kindle. Bueno, soy una exagerada pero lo que es cierto es que en el Kindle no se puede.

Si yo fuera dueña de un Nook, podría leer mis Google Books sin problema, por ejemplo. Mejor un Nook que tiene menos del 5% de tablets de su lado y no el Kindle. ¿Se nota mi frustración? Esperaría que Google discuta esto con Amazon pronto y llegaran a una solución, de todos modos, Amazon ya es bueno transformando documentos en menos de 5 minutos para ser leíbles en el Kindle, no sería tanto problema la conversión. Pero como esto es más de alianzas y tratados económicos, a saber para cuándo podré dejar de leer los Google Books en mi lap para hacerlo en el Kindle.

Sin zombies ni dulces pero con bolas de colores.

Cuando David tenía su iTouch compró el juego de Zombies vrs Plants. Así que en automático recibía boletines en su correo notificándole cosas del juego (si querés suscribirte al correo que yo envío mensualmente, suscribite aquí http://eepurl.com/mbooj). Como a mitad de Octubre le cayó uno avisándole sobre una campaña que se iba a llevar a cabo para Halloween por parte de los dentistas estadounidenses: no regalés dulces, regalá un juego, regalá Zombies vrs Plants.

Inmediatamente me lo reenvió, me dijo que me regalaba su cupón y que yo lo bajara en mi compu para que yo lo jugara. ❤ Intenté bajarlo pero fue imposible, después me di cuenta que fue porque no abrían la campaña sino hasta el 30 de Octubre. Duh. u_u

Me esperé hasta el 30 de Octubre y, pues, ya habían empezado a restringir bastante la bajada del juego, creo que no era la única intentando bajar el juego afuera de Estados Unidos. El problema no es conseguir el juego en sí, de sobra se sabe que se encuentra en varios lugares, el problema es que yo quería tenerlo original (así como cuando compré la licencia de Windows 7 no más para tener a los Angry Birds de fondo de pantalla, así, igualito) después de haberlo perdido en mi netbook, porque me gusta, porque me ha hecho pasar bastantes buenos ratos y es lo mínimo que se merece un juego que sí me había entretenido varios días. Además era un regalo por parte de mi novio, entonces era todavía más especial.

El punto es que no pude bajarlo, no tuve ni dulces ni zombies para halloween. Me redireccionaron al PopCap en español y vi que estaba otro juego. Fue raro, pero también recordé que ese me había hecho pasar muy buenos ratos cuando mi computadora ni soñaba con tener Internet. ¡¡¡ZUMA!!!

No recuerdo si la primera vez que lo jugué fue en la escuela o si fue en la compu de Titito, lo que sí recuerdo es que le dije que estaba fácil, entretenido y que sí me había quitado un montón de tiempo para las tareas (estaba yo en sexto o séptimo grado). Él me dijo que cabal, que parecía fácil pero sí le exigía a uno bastante y que estaba entretenido. Cuando salimos de vacaciones, además de ir a entrenar, ya tenía otra cosa mejor que agregarle imágenes a la música.

Así que cuando lo vi en PopCap no dudé en bajarlo, me dieron solo una hora para jugar, pero creo que fue una hora genial, además, me di cuenta que no he perdido el toque (si es que se necesitara uno para jugar esto, hahaha).

 image

Se acabó la hora cuando estaba más emocionada en una partida y, pues, básicamente, valió. Pero ayer, recordé que desde que agarré esta computadora no revisé si traía juegos, aunque sea los normalitos de carta blanca y solitario. Así que revisando vi que en la plataforma de Juegos HP estaba el ZUMA de nuevo (obviamente también está el Zombies vrs Plants). 😀 Según yo, haciendo cuentas, como que ya me había terminado todas las monedas para jugar pero cuando llevé la compu para que me la arreglaran por la garantía como que me dieron más y pasé jugando Zuma hasta hoy en la madrugada. ¡Benditas sean las moneditas virtuales! 😛