El significado de “trabajo nocturno” en Querétaro

¡Sí tuvimos arreglos navideños!

Aunque el Doctor Oz diga que no debemos comer 3 horas antes de que nos vayamos a dormir, heme aquí, cada noche comiendo algo en la madrugada porque me quedé leyendo un ratito más. Hace un par de semanas, bajé a la cocina, entré, tomé comida de la refri, como siempre y cuando me regresé me asusté en la sala. Por primera vez no era nada de sentí algo o vi sombras, no, ¡eran luces! Se veían a través de la cortina por lo que significaba que lo que sea que estuviera ahí (había acabado de ver Ancient Aliens así que me sugestioné) estaba apuntando a mi casa. Respiré profundo y me fui a ver desde el segundo piso qué era.

Había un camión con grúa enfrente de mi casa adornando el poste. :’) Juro que jamás me imaginé que pondrían algo aquí porque ni siquiera el camión de la basura entra pero fue chivo darme cuenta que sí. Y fue chivo darme cuenta cuando los pusieron.

Tengo una botita. :D

En Querétaro los que vienen de visita piensan que no pasa nada, que aquí no se arruina nada o que nunca está sucio nada. Lo que en realidad pasa es que mandan a personas a dar mantenimiento en las noches, a barrer las calles en las noches, el camión de la basura pasa todos los días a la medianoche (hasta la Avenida principal, claro), una lámpara que se arruina la arreglan en la noche o madrugada. Creo que lo único que he visto que hacen en las tardes es como pasar barriendo la calle y regar las plantitas de la Avenida. Esto justamente para no darle molestias u ocasionar tráfico a los que viven aquí y disfrutan de Querétaro.

La gente no se tiene ni que preocupar ni que molestar por nada porque aquí casi todo es amor y paz.

En esta casa la Navidad llega hasta para los de Gears of War 3. Hohoho.

Después que pasó lo del bigote con estrella de la colonia, Poli trajo adornitos para la casa (la botita de hasta arriba me la regaló la mamá de Poli y me la hizo ella misma, ¡yay!), y adornamos todas las áreas de la casa, tanto así que hasta el póster de GOW3 tuvo su Navidad. David tardó 3 días en darse cuenta que habíamos adornado su póster, por cierto.

Advertisements