Tableros grupales de Pinterest

Los tableros grupales de Pinterest de marcas te hacen sentir que en realidad estás siendo tomado en cuenta cuando en realidad les estás inflando la cuenta.

Leo blogs en inglés de mamás que son crafters, cosen ropa, arreglan muebles, hacen figuritas en papel, preparan fiestas para niños, crean cojines para su sala, se hacen peinados geniales, etc., y ellas tienen una particular forma de viralizar su trabajo: explican paso a paso en su blog y lo suben a Pinterest. Supe de Pinterest gracias a ellas, pero nunca o utilicé, yo casi no hago cosas con las manos, excepto escribir. Pinterest se me hizo una red para subir fotos de cosas hechas por vos, no lo conocía por mis propios medios, los conocía por las mamás crafters, así que lo dejé de lado.

Cuando realmente conocí a Pinterest, yo estaba desesperada por encontrar un trabajo. La época de trabajar para Brasil había terminado y yo tenía que ver cómo pagar mi Universidad y mi casa. Así que cuando vi un tweet en el que buscaban a un becario me metí sin pensarlo. Sé que mis habilidades van más allá de ser un becario, pero en necesidad cualquier cosa es buena. Así que mandé mi CV, me contestaron que fuera casi que al siguiente día, asistí y justamente me preguntaron que si no quería un puesto más alto, porque había una plaza libre. Yo dije para mis adentros: que sea lo que Dios quiera, de becaria o con el puesto alto, voy a tener ingresos para seguir con mi carrera. Me llamaron para una segunda entrevista, me explicaron la cuenta que llevaría, me encantó la idea, les dije casi que todo lo que había hecho en mi vida y cómo tenía bastante conocimiento al respecto pero que no me quedo ahí, me gusta investigar y leer mucho, así que sí podíamos hacer algo bueno. Y llegó la pregunta que, probablemente, lo cambió todo: ¿Usas Pinterest? No sé qué cara puse pero dije “No, no lo uso porque no soy diseñadora ni crafter y no hago cosas con las manos”. Creo que lo que di a entender fue que yo no era creativa. sea como sea, ese fue talón de Aquiles. Así que en mi desesperación yo me dije “si no me contrataron por Pinterest, tengo que aprender a usar Pinterest”. Así que a la primera que me enviaron invitación me metí a ver qué ondas [http://pinterest.com/queith/].

Ya sabés lo que es Pinterest, así que no me voy a detener mucho aquí. El concepto se me hizo un Tumblr más ordenado, lo empecé a usar y empecé a seguir a muchos tableros de comida, por eso ya no me meto mucho porque me dan antojos. Pero cuando salieron los tableros grupales, mi novio me mandó el request de uno. Cuando él empezó su blog, le dije que hiciéramos otro tablero grupal. Así que ahí íbamos los dos intentando llenar nuestros tableros.

Lo curioso ha pasado estos últimos meses, algo como la transición de “hey me gusta Twitter –> hey ojalá le pudiera hablar una marca en Twitter –> ahí vienen las marcas a Twitter”, fue lo que pasó con Pinterest. Imagino varias marcas se enteraron de Pinterest como yo y decidieron estar ahí, no más para estar a ver qué pasa. Me imagino esto: el director general escuchó en una reunión que alguien estaba usando Pinterest porque era para creativos, mandó el comunicado a las respectivas áreas y a la persona encargada le llegó el mensaje de “además de todo lo que estás haciendo, queremos estar en Pinterest, así que picale”. Y sí, no debo negar que muchas marcas están haciendo lo suyo, llenando sus tableros, dividiéndolos, motivándote a que los sigás, son personas que además de creativas, sí están utilizando la plataforma para que beneficie a su marca (o la marca para quién trabajan). Pero hay otras que no más no y por eso me enfoco en lo de los tableros grupales.

No sé cómo o porqué o de dónde lo sacaron que hacer un tablero grupal era una “estrategia” sensata. Te hacen sentir que en realidad estás siendo tomado en cuenta cuando en realidad les estás inflando la cuenta. A ver si me explico un poco: cuando hacés un tablero grupal, invitás a muchas personas con intereses afines y las notificaciones se multiplican (siempre y cuando las personas invitadas acepten). Si la persona dueña del tablero pone un pin, le llega una notificación por correo a las personas que están colaborando en el tablero, les notifica igual y para que no pongan contenido doble pero también los engancha. Además, le aparece el pin a todos los seguidores de la marca y de cada una de las personas que están colaborando.

La regada aquí no es en realidad el tablero grupal o usarlo, porque los tableros grupales están para eso, para ayudarse entre todos, lo veo válido si tenés un colectivo, una revista, un blog colaborativo, algo hecho en grupo pero si es solamente para el beneficio de una persona o marca, te están diciendo por un lado que te toman en cuenta y que sos valioso, pero solamente sos un canal para viralizar su contenido gratis. Si vas a aceptar uno de estos tableros grupales de marca, asegurate que sea de una marca que amés en verdad, de algo que te gusta y de algo que harías gratis, porque el pago de este tablero grupal se lo está quedando otra persona.

Anuncios

Una de las razones para seguir usando Last.fm :)

¿Porqué seguir usando Last.fm? Porque regalan mucha música basada en tus ritmos favoritos, ahí está el porqué (o al menos mi porqué). 🙂

Recuerdo que cuando empezó a cobrar, casi todo el mundo decidió irse, solo pocos seguimos usando Last.fm. A mi, como ya me gustaba la red, me quedé un rato más. El mayor problema fue, casi como lo que pasó con Instragram, un mal entendido. Te iban a cobrar un poco por utilizar la radio de la red, no por tener un perfil. Así que me quedé con el perfil y seguí enviando toda mi música por medio del Scrobbler. A veces cambiaba de compu, a veces cambiaba de perfil, a veces no ponía la música, así que por eso me excuso y he acumulado bien poquitas canciones (desde el 2008 llevo  43mil, apenas). Pero lo bueno es que se han ido acumulando ahí y, después de 43mil, Last.fm sabe lo que me gusta, mis amigos saben lo que me gusta, saben que es imposible encasillarme aunque es más que obvio que me gustan mucho los ritmos más tropicales, movibles, bailables, esos de mover la cadera.

Una de las cosas que me gusta es cuando vas al perfil de alguien que te cae bien y la barrita te dice que tenés gran compatiblidad musical con él, es como que en lugar de decirte eso te dijeran “si hacés fiesta en tu casa y ponés tu iPod, esta persona no se va a aburrir, no va a poner jeta y tal vez hasta tararee con vos”. Basar una amistad en la música es tonto, pero tener una amistad y después descubrir que se tiene una gran compatibilidad musical es el éxito.

Pero la razón por la que me gusta seguir enviando mis datos de canciones a Last.fm es porque después de analizar todo, te mandan periódicamente un par de recomendaciones de música gratis. Ellos ya tienen una base de datos de las cosas que pueden regalar, pero no te quieren meter artistas que no te gustan a fuerza, sino que de esas – pongamos – mil canciones que pueden regalar, te envían las que se acomodan a tus gustos. Es así como he casi multiplicado mi biblioteca, con los emepetrés que me regala Last.fm. Algunos son remixes, otras son interpretaciones, covers o canciones inéditas, pero de vez en cuando sí me llega un artista nuevo con un ritmo que me gusta y no lo pienso dos veces. 🙂

Yo prefiero dejar el trabajo de selección al robot de Last.fm pero si alguna vez querés darte la vuelta en todos los mp3 gratis, aquí están: http://www.lastfm.es/music/+free-music-downloads 🙂

Los nachos y hotdogs al estilo sonorense.

Fotos de los hotdogs al estilo sonorense. :9 (la vez pasada solo puse de los nachos).

Hace un par de meses, David supo – en serio, no sé cómo se da cuenta de éstas cosas – que a dos cuadras de la casa había una señora que preparaba hotdogs al estilo Sonorense. Cuando empezamos a buscar qué significaba eso, recuerdo que David nos dijo algo como “no sé cómo sea el estilo sonorense pero se escucha rico”. Sigue leyendo “Los nachos y hotdogs al estilo sonorense.”

OPINIÓN PERSONAL HONESTA: Evernote.

Se me hace increíble pensar que no tenía un post en el que hablara de una herramienta que me sirve muchísimo: Evernote; lo utilizo todos los días, lo utilizo en todos lados, ordeno mis proyectos ahí, se me hacía muy raro; yo tenía la certeza que había publicado algo de Evernote (además del post dónde me gané la camiseta). Lo que pasó fue que cuando me gané la camiseta y los stickers, les avisé inmediatamente a los que están suscritos al boletín, pero nunca he hablado a fondo de Evernote.

¿QUÉ ES EVERNOTE?

Evernote es un programa para recordarlo todo, en todos lados y de todos lados. No importa si son fotos, textos, ideas, una lista de cosas por hacer, un registro de lo que has hecho en el mes, enlaces, posts, recetas, tus sueños raros – de los que lográs acordarte – , ideas para tu blog personal, ideas para los próximos posts, pasos a hacer con tus cuentas en Social Media, las frutas a comprar, las cenas de los jueves para hacer, TODO.

¿PORQUÉ EVERNOTE ME DEBERÍA DE INTERESAR ES TAN GENIAL?

Básicamente porque el cerebro humano es bastante olvidadizo.

Digamos que tenés la idea para tu próximo libro, la tenés desarrollada, ya te imaginaste los capítulos y tu cerebro decide que es momento de tomar una siesta o dormir porque ya son las 2 de la madrugada. Al día siguiente la mitad de tu libro ya no está.

O supongamos que es el día en el que celebrás la cena semanal con tu pareja y querés cocinarle esos macarrones con tocino en queso filadelfia, al momento que vas al super se te olvidó comprar los huevos, ¿lleva huevos esa receta? ¿cómo si en el título no aparece? Cosas por el estilo.

El cerebro encuentra fascinante la idea de aprender y de recordar cómo nos sentimos cuándo aprendemos, pero muy pocas veces guarda el registro de qué se aprendió, qué dijimos en ese entonces con exactitud o lo que pensamos en aquel instante. Evernote guarda toda esa información, lo mejor de todo, es que no corre peligro.

Cuando tenía mi Blackberry – aquí voy otra vez con la historia, ya sé – guardaba en las notas todas las ideas para mis posts. Se me ocurría algo en el metro, lo escribía; se me ocurría algo en medio del súper, lo anotaba; acababa de pasar algo divertido en el centro, le tomaba foto. Me la robaron y, en resumen, valió para nada toda la información que había guardado ahí.

Cuando anotaba en cuadernos, agendas y folletos; casi nunca encontraba el original, buscaba otro cuaderno dónde anotar y así, uno por uno se me iba perdiendo. Tiempo después, cuando se me ocurría limpiar mi cuarto, buscar en mis mochilas o revisar carteras viejas, encontraba garabatos del tipo “*¡OPA! *It’s something! *Que siempre no”, los anoté porque ese día fueron una gran cosa, significaron tanto para mi que quise recordar la idea para escribir sobre eso, pero después de que pasaban más de 6 meses no tenía ni la más remota idea de qué se me ocurrió.

Con Evernote las cosas cambian; todo el tiempo que pasás buscando un lápiz y papel más todo el tiempo que te tardás en encontrar la página donde va tu lista de lo que sea, es el tiempo en el que podrías estar escribiendo todo un párrafo para recordarte de todos los detalles en Evernote.

¿CUÁNDO DESCUBRISTE EVERNOTE?

Evernote es una herramienta que, si no hubiera venido preinstalada en mi computadora, no la hubiera conocido nunca, lo admito. Pero qué bueno que sí venía, porque con esa herramienta he logrado poner en orden cada uno de mis proyectos, cada una de las cosas que quiero escribir en cada blog y cada una de las investigaciones que me dejan en la Universidad (es más fácil abrir todas mis libretas en Evernote, que esperar que abra una hoja en Word).  Así que la respuesta sería el primero de Octubre de 2011.

¿PORQUÉ DECÍS QUE EVERNOTE ESTÁ EN TODOS LADOS? ¿A CUÁLES TODOS LADOS TE REFERÍS?

Una de las cosas más bobas que me pasó, fue que cuando se me arruinó esta computadora pensé que había perdido todo de nuevo.

Después me acordé que Evernote no solo estaba en mi computadora, sino que lo tenía en el teléfono y también podía acceder desde web, siempre y cuando me acordara de la contraseña.

Evernote no es solo un programa de computadora: es una página web, es una app de iOS, es una app en Android, también en Blackberry y hasta tienen plugin en Chrome; Evernote es tu cuaderno de todo lo que querás anotar que siempre está a la mano.

¿CÓMO CREO UNA CUENTA EN EVERNOTE?

Como Evernote venía preinstalado en mi computadora, creo que me tocó más fácil. Utilicé el programa un par de días y después me ofrecieron eso de tener acceso a mis libretas en todos lados, me abrieron un cuadro de registro, metí mis datos y listo.

No parece ser lo más sensato para decirle a alguien, así que creo que lo mejor es que empecés por aquí: https://www.evernote.com/Registration.action Después de eso, podés descargar el programa para escritorio o móviles y listo.

Para empezar a utilizarlo no es tan complicado como se escucha.

Si alguna vez fuiste al colegio y varios profesores te dejaron trabajos a entregar para el mismo día, recordarás que llevabas cada trabajo en un folder. Adentro de cada folder venían muchas hojas y cada hoja era de una temática en específico.

Si recordás eso, solo cambiá el nombre “folder” por “libretas” y “hojas” por “notas”. Ya estás listo para Evernote.

¿CUÁLES SON LOS TIPOS DE CUENTA EN EVERNOTE?

Hasta donde yo sé, existen la gratuita y la premium. No recordaba la cuenta premium porque, sinceramente, no la utilizaría.

La cuenta gratuita te da 60mb mensuales, cada vez que se cumple el ciclo de 30 días, te regalan 60mbs nuevos. Como lo que guardo casi siempre son recetas, textos para la universidad o párrafos de ideas, no llego ni a la mitad de los megabytes que me regalan.

La cuenta premium te ofrece hasta 1gb por mes y te quitan la publicidad (por $5usd mensuales o $45usd anuales). Hasta eso, no está tan costoso por ayudarte a recordar lo que necesitás que sea recordado.

¿DÓNDE PUEDO ENCONTRAR MÁS INFORMACIÓN?

Seguramente hay muchos enlaces que podría poner aquí, pero antes de quedarte con mi versión, quiero que veás todas las cosas que se pueden hacer con el programa, así que si lo instalaste en tu computadora, buscá en la parte de arriba el botón que dice (+ La Galería) y date gusto explorando todas las aplicaciones hermanas de Evernote, más ebooks de otras distintas maneras para utilizarlo, guías para mamás, herramientas, etc.

Quizás la manera como utilizo Evernote sea muy escueta, muy básica, pero es así como lo necesito. Si necesitás guardar imágenes y cosas así, talvez considerés adquirir una cuenta premium. De cualquier forma, lo que yo opino de Evernote es que es el éxito rotundo.

Sigue leyendo 50 por Katherine Montero .

Timehop o cómo voltear a ver tu pasado te levanta el ánimo

Timehop sí mejora el ánimo respecto a tu pasado.

Ya caí en las garras de Timehop, esa aplicación que te entrega informes de tu pasado y te hace feliz. Desde hace días iba a declarar oficialmente que me había atrapado, que me había suscrito – por mail, porque no tengo iPhone – y que cada día me hacía sentir mejor. Muchas cosas que registré el año pasado, las estoy haciendo mejor ahora. He mejorado en rapidez o en forma. Ha cambiado mi percepción, mi crecimiento, mis habilidades y mis sentimientos. He dado toda una vuelta de un año para acá.

Pero uno de estos días me detuve de escribir, llegué a un punto donde planeé mi día y descubrí que iba a hacer exactamente lo mismo que el año pasado, eran 4 actividades, las mismas 4 que había “planeado” minuciosamente durante toda la semana para llevar a cabo el lunes. Eso no era lo peor, mis sentimientos eran los mismos. Sabía que tenía que realizar esas 4 actividades, sin embargo no quería, me inundaba entre la angustia y la obligación. Así que lo dejé para después, me dije a mi misma que mejor regresáramos al tema de Timehop al rato. Lo que hice fue solamente compartir lo que sentí en Google Plus, solo para darme cuenta al día siguiente que, en efecto, las cosas sucedieron mejor que el año pasado.

Fue un día tan feliz que hasta tuve una regresión, me acordé de los tiempos que iba al estadio todos los días y en lugar de decir buenas tardes, le gritaba a mis amigos ¡HOY ES UN DÍA FELIZ! Generalmente me lo digo cuando estoy estresada para creérmelo y tomármelo así, pero ese día hasta recordé lo que sentía que aquellos tiempos (hace exactamente 10 años).

Después de haber tenido un mejor día que el del año pasado, me fui al mercado. Caminé dos kilómetros extras pero, honestamente, me dio igual, quería ir al mercado, llenar de frutas y verduras mi refri y mantener el mood del día. Me gusta ir de compras al mercado porque tienen frutas y verduras frescas, tienen un precio más cómodo que los súperes, la gente te trata con amabilidad, te desean un buen día porque les nace, no porque se los ordenan y, lo mejor, siempre me regalan una fruta por ser cliente frecuente.

Al final de todo, pasé a la panadería a buscar unos bolillos, generalmente buscaba los baguettes pero ese día se me antojaron bolillos. Estaba a punto de elegir los que estaban en el estante cuando la chica que me empezó a atender me dijo: tengo unos que acaban de salir del horno, ¿querés de esos? Claro que por supuesto que desde luego respondí que sí.

Había superado con creces lo que había pensado para ese día, probablemente habían muchas maneras más de mejorar lo que restaba, pero también fue mi fin de clases, el fin de todo un semestre, de un ciclo, así que cuando llegué a casa, me quité los zapatos y me dormí. Después de un día lleno de detalles felices, dormir toda la tarde fue el mejor regalo que me pude dar por un buen fin de semestre. El que pensé que sería un día estresante y repetitivo logró ser un día feliz. Gracias Timehop por darme el pasado como prueba para superar en el presente.