Verduras y frutas de temporada

Entre el típico propósito de querer rebajar y comer más sano, me puse a estudiar realmente la situación. Hay mucha información sobre cómo comer más sano pero te dicen que “comer sano es caro”. ¿Porqué? Cortar frutas es más fácil que matar un animal, limpiar un animal, cortar los pedazos de un animal, congelarlos, etc. Para agregarle al dicho de comer es caro, está el otro “la naturaleza es sabia”. Si la naturaleza es sabia, ofrece los mejores frutos en distintas temporadas de manera abundante y los ofrece porque sabe que le hace bien al cuerpo en determinada época, ¿porqué comerlos es más caro?

De ahí, recordé la plática con una amiga y la época cuando viajaba a la casa de mis bisabuelos. A veces la tierra está así o asá y cuando está así podés sembrar cierto tipo de semillas y cuando está asá, otras. Hay ciclos para el mundo, ciclos para la naturaleza, ciclos para la comida, ciclos para la mujer y tomando en cuenta que la naturaleza es sabia, las mejores frutas para tu cuerpo es la que la naturaleza designa como tales para la época.

IMG_0245

Generalmente, las frutas para la época de calor son jugosas y dulces, las de la época de frío son duras o tienen una capa muy gruesa para guardar su pulpa. Por cosas como esa me recordé del tercer dicho “lo mejor es hacerte licuados con las frutas de temporada”. Es fácil saber porqué: mientras más fruta del mismo tipo haya en cierto período de tiempo, son más baratas y más sana para vos, pero ¿cuáles son esas frutas de temporada?

Inicié mi búsqueda de tablas de frutas y verduras de temporada, encontré dos pensada en México, porque este es el país en el que vivo y quité las que no me gustan de esa lista.
Las temporadas las dividí en meses y para Febrero, las frutas y verduras que a mi me gustan son:
Aguacate, coco, fresa, limón, mandarina, melón, naranja, piña, guineo, papaya.
Ajo, apio, ayote, cebolla, col, chícharo, espinaca, tomate, papa, pepino.

Comprando estas cosas en el súper o en el mercado, compro a precios baratísimos (el kilo está de 6 a 15 pesos) por ser de temporada y como más saludable al meter toda esa comida en mis platos diarios. 😀

Baby shower de Jelly Bean (a.k.a. Little Soda) 2013

Pues @eaeakorn (la prima de mi novio y la hermana de mi roomie) me invitó a su baby shower. ^_^ La invitación fue un Save the date, lo único que tenía era la fecha ¡y coincidía con la reunión de emprendedores de Querétaro! Estaba preocupada de no lograr ir porque pensé que la reunión de emprendedores iba a tomar mucho tiempo, pero afortunadamente fue el día de la presentación, entonces en dos horas ya estábamos cada quién yendo a su casa. 🙂 Aún así, todavía no tenía la dirección. 😛

¡Botón del babyshower de #littlesoda! :3

Como mi roomie (mi roomie es Poli) todavía no salía del trabajo, nos fuimos corriendo a la casa después del café y me conecté para ver a dónde me iba caminando o qué ondas. Ella tampoco tenía la dirección así que llegó a la casa y esperamos un rato. Cuando supimos la dirección, salimos con nuestros suéteres a esperar un taxi del otro lado de la avenida. Le venía contando a Poli que una de las amigas de mi mamá llegaría a Querétaro y que probablemente la vería el domingo (al final solo vi a su esposo y a su hijo) porque ella y su familia querían conocer la ciudad… cuando el taxista nos empieza a decir: ¿a qué vienen? Le dije que de paseo y… empezó con su sermón de que a él no le gusta que venga gente de otra ciudad (especificó la ciudad pero no me quiero meter en miniguerras de departamentos) que lo único que hacen es ser prepotentes y que aquí y que ellos como taxistas no tienen taxímetros porque no les conviene y que allá y que los otros quieren traer sus costumbres y que acuyá y que porqué no se adaptan y que acupuruyá y al final que estuvimos como 20 minutos escuchando reclamos que ni eran para nosotras. O quizás para mi porque no soy de aquí. Pero juro que no hago relajo. En serio que no.

La onda que buscando la casa en una colonia que no conocíamos llegamos al lugar de los hechos y lo primero que hicieron fue ¡darnos dulces! 😀 Una bolsota llena de dulces, bombones, chicles y chocolates, como la bolsita que daban en las fiestas de cumpleaños de los niños chiquitos excepto que aquí ya no te tenías que pelear por los dulces que caían de la piñata.

¡La bolsa de dulces del babyshower de #littlesoda! :D

Como Poli y yo habíamos llegado tarde nos perdimos la pizza pero llegamos justo a tiempo para los juegos. Llegamos a uno donde te daban una palabra para adivinar y la tenías que actuar o dibujar. A mi me tocó dibujar estrías, haahahahaha (de hecho, en el video se notan cuando llega @eaeakorn a la pizarra y borra mi obra de arte llena de estrías).

Después tocó el juego más chistoso: EL BASTA (aunque yo lo conocía como Bachillerato STOP!). Modificamos un poco el juego, no le pusimos categorías porque ya de por sí delimitar las palabras a “cosas de bebés” te daba poco para elegir pero sí mantuvimos lo de la letra inicial. Te daban un minuto para el juego y confieso que en ese juego también me metí aunque no sé para qué porque en primera no conozco muchas cosas para bebés y en segunda las palabras que me pudiera, no las usan aquí. Aunque el juego era chistoso, lo mejor venía después. Todas se ponían pasionales diciendo que algunas palabras no se valían, que eso qué era, que se copiaban, que las borraban, qué quién se llevaba el punto, entonces el conteo de palabras válidas duraba más tiempo que el juego. Yo aprovechaba esos tres minutos en los que discutían para irme a comer las galletas que estaban en la mesa. :X

Hahahahaha, ¡me divertí mucho! Y ya sé que tal vez a Sodito no le va a interesar ver estas fotos de eventos de mujeres pero por si algún día buscás en Internet, que sepás que te queríamos desde antes que nacieras y nos juntamos a comer y reír en tu nombre. 🙂

Las asistentes al Babyshower de #littlesoda. :D

La que tomó la foto en grupo fue Poli. Estuvimos para dos juegos pero valió la pena y no, la bolsa de dulces no duró ni 24 horas. :mrgreen:

Razones para cocinar en microondas

Entre las razones para cocinar en microondas siempre sale a relucir el ahorro del tiempo pero ese podría ser apenas el inicio de todos los porqués.

Cuando se habla de tecnología, muy pocas veces se hace una mención honorífica al microondas. Todo es computadora, teléfono y cámara pero el microondas también forma parte de nuestra generación. Tiene los mismos principios de “rapidez, solución, electricidad” que todo lo anterior sin embargo muy pocas veces lo tomamos en cuenta.

Cada vez que le cuento a alguien que yo horneo o que cocino en microondas algunas cosas se me quedan viendo con cara de asquito. Como si no creyeran que se pueda. Les cuento la historia de cuando me quedé sin cocina y me responden con algo como “ah, bueno, pero es que era una emergencia, ¿pero cocinar en microondas por placer?“.

Me imagino que algo así ha de haber pasado alguna mujer antes con la situación horno/horno de leña, del tipo “wow, está lloviendo y no pudiste encender los carbones para tu horno de leña, ¿pero cocinar con gas en un horno metálico por placer?“. Es el tipo de barrera que siempre ponemos cuando no conocemos algo, cuando no queremos conocerlo o cuando ni siquiera le podemos ver las ventajas.

La idea de hacer mejores platos con el microondas surgió después de hacer los cupcakes literales (panecitos en tazas) con solo 1:30 minutos. Después empecé a buscar más y más recetas, encontré lasagna, mac & cheese, pasteles y boquitas. Lo mejor de todo es que me doy cuenta que, simplemente, puedo encontrar una receta para horno y modificarle el tiempo que pasa en el micro para que también se adapte la receta. No es tan difícil y las cosas se hacen casi que a la mitad del tiempo. Pero como dije antes, el ahorro en el tiempo no es la única ventaja de cocinar en microondas.

Mi primer pastel de café hecho con mis propias manitas :D

Suponiendo que cocine porque quiero ahorrar un poco, quiero comer más sano, quiero comprar frutas y verduras, tal vez quiero nutrirme bien, a la manera más sana, entonces suponiendo todo lo anterior, es mejor cocinar vegetales en microondas que hornear o hervir. Hahaha haber enterádome de esto es una de las mejores cosas que me pudo haber pasado porque así me doy cuenta que mi intuición es mejor de lo que creo.

Alguna vez escribí en el periódico de mi país que existe Coursera, esa página donde las mejores Universidades en inglés del mundo están ofreciendo cursos gratuitos a los que quieran aprender. Hace medio año sacaron la clase de nutrición y me suscribí. Ahora, que acaba de empezar y apenas llevo la primera unidad, me he dado cuenta de muchas cosas, se me han quitado muchas vendas de la cabeza con respecto a la comida, ya soy capaz de hacer mi propia dieta, de hacerle las proporciones a mi novio y también de fijarme en los números que son importantes (no solo los números del precio son importantes, también los de los macronutrientes cuentan).

Además de quitarme vendas, me dio razones para seguir cocinando en microondas. 🙂 Si de aprovechar las vitaminas se trata, te recomiendan que no cortés los vegetales horas antes de cocinar o servir, que no remojés los vegetales antes de cocinarlos, que los cocinés con la menor agua posible y que es preferible cocinar los vegetales en microondas, olla de presión, tostar, a la parrilla o sofreír en lugar de hornearlos o hervirlos. 😀

Todo tiene una explicación lógica. Las vitaminas, nueve de ellas, son solubles en agua y si querías aprovechar las vitaminas, al hornearlas o hervirlas, las estás perdiendo. O sea que si no te gustan los vegetales y los estabas hirviendo porque según te iban a proporcionar vitaminas, era más la comida forzada que estabas haciendo porque las vitaminas las estabas perdiendo. Hohoho.

Obviamente me preparé con un tupper como de vidrio, no voy a meter la cacerola, pero me fijé que fuera vidrio para meter en microondas. Generalmente son un poco caros, encontré varios que de 80 pesos no bajaban (porque eran para horno convencional). Pero empecé a fijarme que fuera exclusivamente para utilizar en microondas o simplemente para guardar, encontré uno cuadrado en 40mxn y ahí microondeo mis lasagnas, pasteles y boquitas. Cocinar en el microondas es el éxito. 😀

A %d blogueros les gusta esto: