Fonda Santa María y el Centro Histórico de Querétaro

Uno de mis lugares favoritos en el centro de Querétaro es la Fonda Santa María. Es colorido, es bonito, tiene decoración típica mexicana y un toque de pop (por los colores de las paredes) de arriba a abajo – quizás por eso me atreví a agregarle un fondo colorido a mi theme, ¿eh? ¿qué tal está? ¿qué les parece? ¿lo quieren, lo odian, lo quito, lo dejo? 😀 –, ofrecen comidas completas, los platos individuales traen mucha comida y, sí, es uno de los pocos restaurantes que hacen que David quede satisfecho por más de 2 horas.

Quería contar todas las veces que hemos ido pero, por alguna extraña razón, no recuerdo la primera. La segunda, fuimos con la mamá de David. La tercera fuimos David y yo. Pedimos una comida completa y nos quedamos con un poco de hambre. Nos pedimos un huarache extra cada uno – y es aquí dónde sé que los platos individuales traen mucha comida – y nos llevaron un platote con un huarache gigante y un montón de lechuga rallada. No sé porqué lo hicimos (si lo sé, porque somos tragones), pero ese día nos fuimos rodando a la casa. Casi como me pasó cuando fui a comer las tortas locas aquella vez.

Siguiendo… el siguiente día después del FLISOL y después de haber competido en la Cuarta Copa Autonomía, nos fuimos a mini-turistear al Centro Histórico de Querétaro. Como salí tarde de competir, ya todos tenían ganas de comer, así que no se nos ocurrió otro mejor lugar para que conocieran que Fonda Santa María. 🙂 El año pasado fuimos a las gorditas de El Comal y aunque están ricas, la experiencia es horrible, el lugar está encerrado y hace un calor que siento exactamente cómo se fríen mis tenias por dentro. La Fonda Santa María es bonita, rica y agradable; tiene el buen sabor y la buena experiencia.

Creo que fue una de las mejores ideas porque Dani encontró unos cubiertos familiares y mi cunhi Morado consideró el lugar hermoso. Yo aproveché para probar algo nuevo en el menú, me pedí mi sopa azteca, sí, pero el plato fuerte ordené un filete al vino blanco. De esas extravagancias que pedís cuando estás en la etapa de “quiero probar algo nuevo”. No me sé la dirección exacta, pero sé cómo llegar caminando, que es lo que cuenta, hahahha. De todos modos, dejo la venue de Foursquare de la Fonda Santa María por acá para quien quiera ver el mapita y las fotos del lugar. Para terminar el día y el fin de semana, caminamos un poco en el Centro Histórico de Querétaro y Dani tomó la auto-foto grupal – si es que existe el término – con todos en medio de la calle. ^_^

Fue un gusto que anduvieran por Querétaro y fue un gusto pasarla con ustedes ¡nos vemos pronto hermano @ba_k, cunhi @moradodisturbia, yaponís master @kikemonk, dulce @qkhandiie & mi Murr @anayabit.

Advertisements

Using Pinterest as a CV

I thought it would be a good idea to start using Pinterest as something more than just a tool for pinning amazing stuff, because I already use Evernote, so I came up with this idea of using Pinterest as a CV. I know there’s already a network for that – LinkedIn – but I don’t mean to just write my title and the places I work but to show my work. I always though the only people who needed a book were designers and photographers but guess what? As a digital content optimizer I need one, too! So, here it is, every blog I colaborate with has its own board, and inside each board, you’ll be able to find every single one of the posts I’ve written as pins. 🙂 I also use Pinterest as pinning inspirationg, though – and even more if it’s clothes, food, pets and home related – , not everything has to be work related, so, if someone wants to be sharing pins each other, here’s my Pinterest: http://pinterest.com/queith

using-pinterest-as-a-cv-queith

Pensé que sería buena idea empezar a utilizar Pinterest como algo más que una herramienta para guardar las cosas interesantes de Internet, sobretodo porque ya utilizo Evernote, entonces se me ocurrió utilizar Pinterest como CV. Sé que ya existe una red para tener el CV en línea – LinkedIn – pero no me refiero a poner mi título y los lugares donde trabajo, sino a mostrar mi trabajo, tal cual. Siempre pensé que le iban a pedir el book a diseñadores y fotógrafos pero ¡quién diría que yo como optimizadora de contenido digital también necesitaría uno! Así que helo aquí, cada blog en el que escribo tiene su respectivo tablero y dentro se encontrará cada post bajo mi nombre. 🙂 También lo combino con tablero de inspiraciones – sobretodo con inspiraciones que tienen que ver con ropa, comida, mascotas y hogar –, no todo es trabajo, así que si alguien quiere que compartamos pin, mi perfil de Pinterest es http://pinterest.com/queith

Ke chelas en Querétaro porque hace calor :)

Por si se necesitara una razón para ir a Ke Chelas pero sabemos que con este calor, las excusas se encuentran solas.

Hace un par de días estaba hablando con mi amiga @Helena_Sanchez de lo mucho que teníamos de no vernos. No sé si la vida universitaria me hace más ermitaña o si solo tengo amigos que están igual de ocupados que yo, todo el tiempo, pero ¡no me veía desde hace un año con Helena! La última vez que la vi fue para mi cumpleaños 22 en el que ella logró que un par de personas que iban pasando con guitarritas me cantaran el feliz cumpleaños.

Es chistoso pero “el no vernos” no significa que no nos ponemos de acuerdo constantemente para vernos. Nunca lo logramos, excepto en Abril. Hahaha. Así que estábamos decidiendo dónde, por fin, nos veríamos y elegimos un lugar para comer o para beber. Obviamente elegimos la comida primero pero después me di cuenta que me quedaba muy lejos y como mi transporte es del tipo natural (ando a pie o en bici), nos decidimos por Ke Chelas (por la simple y sencilla razón de que teníamos calor y teníamos que elegir un lugar en el cual vernos).

La verdad fuimos por las micheladas de a litro. ¡Hay micheladas dulces! Amo el alcohol dulce y, en serio, sé que los mitos y leyendas dicen que el alcohol dulce te pega más y que tomar alcohol con pajilla te pega más rápido ¡PERO EN MI TODO ESO NO SE CUMPLE! Puedo tomar 5 tequilas sunrise sin problemas, puedo tomar una michelada dulce (de mango o de chicle azul :L) de a litro sin problemas y les puedo poner pajillas a todas las copas que quiera pero, uy, no, no me vaya a tomar 1 cerveza en lata que me duele la cabeza de inmediato y me pongo a hablar incoherencias. En fin…

Siguiendo con la reunión con Helena, nos pusimos al día en lo que nos terminábamos nuestra michelada. 🙂 Fue fácil ponernos al día porque, para empezar, la música del lugar no “estorbaba” al principio. Después de un rato, le empezaron a subir demasiado a la música… así que pedimos una pizza. Comimos, nos fuimos al baño y pedimos la cuenta. Y aunque todo lo demás parezca una razón para contar mi visita a las Ke Chelas, aquí viene la verdadera razón, la única razón por la cual regresaría a Ke Chelas a pesar de la música estruendosa sin que sea un lugar bailable se resolverá después de una linda historia de un párrafo.

La última vez que fui a un bar y pagué con tarjeta, llegó la persona que nos estaba sirviendo y se llevó mi tarjeta. Afortunadamente, tengo la suerte y el karma de que siempre me tocan personas honestas, pero la chica cometió un error, pasó mi tarjeta para pagar una cuenta el triple de alta que la mía y a los dueños de esa cuenta les tocó pagar mi cuenta. Fue un error, hasta cierto punto, honesto y entendible, dado que las tarjetas de las dos cuentas terminaban en los mismos cuatro números. Como sea, esta chica se dio cuenta y no sé qué hizo con ese relajo que se armó pero me terminó llevando mi tarjeta, mi voucher y el excedente que no me tocaba pagar, en efectivo. Tuve suerte pero tengo varios amigos que no son tan suertudos, les clonan las tarjetas y llega su estado de cuenta con cargos en otros países cuando ellos ni pasaporte tienen.

Pero al momento de pagar en Ke Chelas, la persona que nos estaba sirviendo se fijó que iba a pagar con tarjeta y ¡llevó la terminal a mi mesa! Vi cómo metían los números, salía “aprobada” en la pantallita y se imprimía mi voucher. La tarjeta nunca se alejó más de 1 metro de mi y eso es una razón de peso para querer regresar a Ke Chelas. Además las pizzas las hacen en leña, les ponen todo el queso encima para que se dore y son de masa delgada.