Cuarta Copa Autonomía: Junta técnica

Si de algo no tenía que preocuparme antes era de la Junta técnica o de reunión de entrenadores o de optimización de horario de competencia. Yo era de entrenar, exigirme y llegar temprano a la competencia. Panorama totalmente diferente en la Cuarta Copa Autonomía – en la que decidí participar el mes pasado – porque me involucré de principio a fin. Y me di cuenta de lo hermoso que es el atletismo. Es hermoso hasta cuando no estoy en el círculo y tengo reuniones.

003-cuarta-copa-autonomia-atletismo-queretaro

En esta ocasión me di cuenta de la competencia por medio de Twitter. Sigo a la Asociación Queretana de Atletismo en Twitter y me enteré por ellos. Generalmente anuncian carreras y maratones y cosas que la mayoría de las personas hacen. Pero esta vez decidieron abrir la Cuarta Copa Autonomía como un fogueo antes de la Olimpiada Nacional. ¡Y dejaron las puertas abiertas para todo el que quisiera participar y todos los eventos de atletismo!

Sé que estuve diciendo que a finales de abril iba a correr mi primera carrera, pero después de ver la convocatoria para la Cuarta Copa Autonomía decidí que esta tendría que ser mi primera competencia de Atletismo, ¡del regreso al atletismo! Estuve involucrada desde llenar mis datos, pagar la cuota, mandar correos de dudas y muchas preguntas a la Asociación Queretana de Atletismo por medio de redes sociales – ¡gracias a la persona que estuvo detrás respondiendo mis dudas (excepto tres, que abajo cuento cuáles fueron y quién me ayudó) y ayudándome con el proceso de inscripción! – y hasta ir a una junta técnica.

-Yo quisiera molestarlo un poco con tres preguntas, ¿puedo?

-Dime. ¿Qué pasó?

-Fíjese que va a haber una competencia en Querétaro y debo llenar la cédula de inscripción pero hay 3 cosas que piden que no sé qué poner, mis preguntas son: 1) ¿Qué debo poner como categoría? ¿Sub-23 o libre? 2) ¿Qué debo poner en club o institución? Ya no pertenezco a un club o fede desde hace mucho y 3) Me piden entrenador ¿puedo ponerlo a usted o qué debería de poner? Ayuda. 

-Si cumpliste 23 este año, aún puedes competir en sub-23. Si no perteneces a ningún club, pon que eres independiente. Y sería un honor si me pones a mi de entrenador.

-¡Waaaaaah! ¡Muchas graaaaacias! ¡Gracias, gracias, gracias!

-¿Algo más, hija?

-Sí, su bendición para el finde.

-La tienes y favor de comunicarme la marca. 

Un fragmento de mi plática con Roger Manzur, ¡mi entrenador desde hace 10 años!

La junta técnica era para entrenadores, donde iban a optimizar el horario de competencia, agregar o quitar pruebas de competidores y entregar números. Fue bonito vivir también lo que se ocurre tras bambalinas del atletismo, por primera vez. Puesto que también en esas sillas, en esa junta técnica, en esa reunión, se siente el estrés de competencia. Escuché voces, que si bien no conocía, hablaban de lo que yo tenía años sin escuchar, pero que sabía qué significaba. En la junta técnica de la Cuarta Copa Autonomía nos dieron números que superaban lo que se había imaginado la Asociación, esperaban 800 atletas y ¡fuimos 1200 inscritos!

Después de la Junta Técnica, pasamos a hacer la fila para la entrega de números. Cuando nos trasladamos, a una entrenadora se le cayeron las facturas que íbamos a entregar como comprobante para recibir los números y le ayudé a recuperarlas. ^_^ Iban dando un sobre de papel manila por club. Yo no tenía club. De hecho, en la casilla de “nombre de club”, le puse “independiente”. Aunque la Cuarta Copa Autonomía estaba abierto a deportistas autónomos, fui la única que compitió sin club, fui la única independiente. Eso me hizo que en la organización conocieran mi nombre. Al darte el sobre de papel manila, preguntaban el nombre de tu club y yo dije “Ah, soy independiente”. Todos los de la mesa dijeron “¡Ah, tu eres Katherine Montero! A ver, busca Katherine Montero. A ver, Montero, Montero, Montero, Montero”. Hahaha. Cuando me dieron mi sobre de papel manila, con mis documentos, mi ficha de inscripción, mi número y el horario de mis competencias, supe que todo era real, que no solo estaba pensando en hacer algo, que no solo me estaba prometiendo “el lunes empiezo”, esta vez era real y ya lo estaba haciendo.

Me fui del Parque Querétaro 2000 con el corazón latiendo fuertísimo.

Advertisements