#domingoderyangosling: The Notebook!

Ojalá regresara este hashtag a nuestras vidas.

#DomingoDeRyanGosling

The Notebook

Siempre tuve ganas de ver esta película porque veía que todas mis amigas estaban enamoradas de la historia. Recuerdo cuando vivía en Coyoacán, que solía visitar casi que cada semana un Superama que me quedaba enfrente de la colonia. Y que estaba abierto las 24 horas. Una vez vi que en las cajas de Special K estaban regalando películas. Como estaba en dieta, según yo, fui agarrando primero la caja simple y me regalaron Sex & The City. La siguiente semana fui por la caja de frutas, porque en cada sabor venía distinta película. En la caja de sabor frutas venía la de He’s not that into you. Y como solo habían 3 nombres de películas, ¡la siguiente tenía que ser The Notebook! Fui la siguiente semana y LA PROMOCIÓN SE HABÍA TERMINADO.

Me quedé con ganas de ver la película de nuevo.

A las mil, veía algún .gif en Tumblr que me recordaban las ganas de querer ver la película, pero nunca hacía nada al respecto. Ni buscaba en la tele, a ver si la iban a pasar.

Después me mudé a Querétaro y vi muchas películas de Ryan. Supe quién era Ryan y quién era Rachel – no solo la que salía con Lindsey Lohan. Vi varias películas de Ryan pero nunca The Notebook.

Esto, probablemente, no enlaza ninguna parte de la nota pero ¿se acuerdan cuando me gané los $200mxn para iTunes gracias a Chocolate Abuelita?

Cuatro domingos después empezaron los favstars mexicanos a promocionar el hashtag #domingoderyangosling. Me metí al hashtag a reirme de las ocurrencias de todos, ¡es que en serio, sus tweets estuvieron buenísimos! Y, por primera vez, desde hace mucho, era un hashtag con el tan solo propósito de hacerte reír, hacerte disfrutar y enaltecer al artista. Nadie se estaba tirando de groserías y, es más, cuando empecé a dar RTs, vi a varias de mis amigas que decían que ese era uno de los mejores hashtags que habían visto en la historia de Twitter. Literal, Ryan Gosling nos hizo pasar un buen domingo.

Así que, finalmente pensé, ¿porqué no ir más allá? ¿porque no alquilar la película The Notebook, aprovechando que tengo saldo en mi cuenta de iTunes, y ver la película para celebrar el #domingoderyangosling? Dicho y eso, la alquilé, inició la descarga y se tardó como 3 horas en bajar. Cuando la empecé a ver, solamente pensé: “voy a cerrar todo, he estado queriendo ver esta película desde hace mucho, la voy a disfrutar como se debe”.

Como para estas alturas ya todo el mundo la vio, creo que ya puedo decir qué sucede, ¿veá? ¿o todavía se considera como spoilers?

Soy muy despistada. Me di cuenta que era la pareja de viejitos de la historia hasta como la tercera intervención. Y es que al principio uno de los enfermeros le dice otro nombre, Duke. Y después, a la tercera intervención, me di cuenta que era el Noah de la historia cuando la enfermera les dice: vamos al salón del arte. Hasta ahí fue cuando capté todo y empecé a llorar. A la niña esta le gustaba el arte, él ya le había prometido hacerle su propio cuarto para pintar, estaban en una casa blanca que tenía vista al lago. Pero la parte que más me hizo llorar fue cuando llega su familia y ella no los reconoce; sus hijos le dicen a Noah que se vaya con ellos y él responde: “ahí va el amor de mi vida, mi lugar está al lado de ella, esta es mi casa ahora”. ¡AY! T_T

Otra de las cosas fuertes que suceden es cuando la mamá se niega al amor de verano y después le dice a Allie que ella tuvo en su juventud un amor similar, solo que ella no fue tan fuerte como para pelear por él y que ahora su vida, sí era segura, pero aburrida. Creo que ese es el momento en el que la niña decide irse con Ryan, digo Noah. ¿Alguien notó lo mucho que se parecían el papá de Allie y su prometido? ¡eran igualitos!

Me gusta mucho la escena en la que Allie y Noah van en su canoa a una parte del río o lago que tiene muchos árboles y hay muchos patos ahí. Ella le pregunta -¿Qué hacen aquí? -No lo sé, se supone que tenían que migrar pero vinieron aquí esta vez. -¿No se quedarán? -No. Van a regresar por donde vinieron. ¿¡Soy la única que piensa que esta escena no se trataba de los patos!?

Y ya, ya, la última. No va en orden pero me acabo de acordar cuando el papá conoce a Allie y le empieza a decir cosas como “Oh, sí, me han contado mucho de ti, estás tan linda, mi hijo no deja de hablar de ti” y él como que “shhh, callate, papááá”. Hahahah.

Una de las cosas que analicé, es que esta historia te revela todo casi al principio, un poco antes de la mitad de la película y aún así, te atrapa que querés ver el final. Pocas películas cuentan con eso y honestamente, valió la espera. Es todo lo que me imaginé y más.

Por cierto, la versión de la película alquilada en iTunes termina en que los dos quedan abrazados y ella le pregunta a Noah que si cree que su amor es tan fuerte que los va a hacer irse a los dos al mismo tiempo. Y el responde que piensa que su amor los puede hacer hacer cualquier cosa que ellos quieran hacer. Pero dice mi roomie que la versión de la tele termina con que, al siguiente día de esa pregunta, se mueren los dos. ¡AY! T_T

Ya, para no terminar con esa frase tan triste, mejor voy a decir porqué creo que le decían Duke a Noah. Y no, no creo que se llamara Duke Noah o Noah Duke. Creo que le decían así porque él era el dueño de esa casa blanca que se convirtió en casa de retiro. Él la construyó, así que creo que podría ser como un título de honor y cariño que le otorgaban por ser el dueño o por donar la casa para tal fin. 🙂

Ahora sí, ya que es domingo y todavía tengo saldo en mi iTunes, creo que vale la pena hacer otro #domingoderyangosling. Ya vi The Notebook, Blue Valentine, Crazy, Stupid, Love, Drive y The Gangster Squad. ¿Qué otra película de él me recomiendan ver? 🙂

Anuncios
Archivado en: Película, Redes sociales, Reseña

About the Author

Escrito por

Yogini. Ganadora del Small Product Lab, 2da edición. Autora de The Mini-Guide for Writing a Super Complete Post in 20 Minutes. 5x Campeona Nacional de Impulsión de Bala (El Salvador). 4x Campeona Nacional de Lanzamiento de Disco (El Salvador). Administradora de empresas junior. Estudiante de Ingeniería Civil de primer año.