No importa si son 5 minutos o 15 minutos

Con la frase “no importa si son 5 o 15 minutos, un kilómetro es un kilómetro” decidí empezar mi vida sana este año. 

Envié este texto por correo electrónico en Enero del 2013 a los que se suscribieron a mis boletines. Si los querés recibir y leer estas notas antes que nadie, solamente necesito tu nombre y correo electrónico. Apuntate aquí: http://eepurl.com/mbooj

No importa si son 5 minutos o 15 minutos

Los primeros días del año he estado intentando activarme lo más que puedo, esto ya no es solo bailar 2 veces por semana el único disco de Zumba que tengo o hacer mis pendientes caminando, ahora quería activarme en serio.

El principal miedo que tuve fue no ser tan buena como antes, para que tengás una idea, yo antes entrenaba hasta 6 días por semana, casi 4 horas al día, competía varias veces al año y ganaba medallas. Cuando una logra algo así, quiere repetirlo muchas veces… pero cuando una ha dejado de hacerlo por años, sabe que cuesta regresar. Así que me lo tomé con calma.

Empecé a cronometrar mis caminatas con el iPod Nano 6g rosado que tengo. Cuando empecé a cronometrar mis caminatas y a recibir el promedio de mi kilómetro me di pena. Sentí vergüenza por mí. Sentía que los tiempos que estaba haciendo eran desastrosos. Pero más que todos los sentimientos feos, era la culpa de haber dejado de entrenar por tanto tiempo y no haberme mantenido en movimiento.

Fue hasta que vi el tiempo promedio de kilómetro de otra persona que en realidad me animé a tomar esto de ir a correr con mejor actitud. En resumen, esta persona estaba corriendo 2 minutos abajo de lo que yo caminaba por kilómetro, ahí fue cuando pensé: tranquila, no tenés que castigarte tanto, todos están contentos con lo que hacen, solo yo me regaño todos los días por no estar como hace 6 años, es imposible avanzar así. Así que puse mi alarma para ir a correr como mínimo 2 veces a la semana.

Estaba decidida, estaba inspirada, estaba emocionada, pero necesitaba concentración, así que desempolvé mi viejo Tumblr, ese que prometí no volver a abrir por aquí, y empecé a pasar las páginas hasta encontrar a todas las corredoras, las que van por la vía de lo sano, las que hacen dieta, las que suben imágenes inspiradoras y me llevé eso en la mente.

La frase para mi primer día de ir a correr fue “no importa si son 5 minutos o 15 minutos: un kilómetro es un kilómetro“. Fue la frase que me hizo salir a intentarlo.

Agarré mi iPod, le puse que me avisara cuando hubiese pasado mi primer kilómetro y empecé a trotar. Intenté trotar lo más tranquila que pude, pero a los 400 metros ya tenía muy frío el pecho. Igual, no me detuve, solo bajé un poco el ritmo, a los pocos segundos me dijo la vocecita del iPod: ¡enhorabuena! ¡has llegado a la mitad de tu meta! Y fue cuando dije: ya basta de quejas, vamos a terminar esto bien. Empecé a abrir un poco el paso y di la vuelta para regresar a casa. Pero lo mejor sucedió en los últimos 100 metros para mi primer kilómetro del año: aceleré el paso, fue instintivo, no lo planeé, mi pecho frío ya no daba para más y aún así, yo estaba haciendo mi sprint final.

Quizás no fue el mejor kilómetro del mundo, pero fue mi primero después de mucho y lo que más me gustó, es que fue el doble del tiempo que cuando hice mi primer mil en el 2003 (marqué 4 minutos) y 10 años después de esa marca hice 8 minutos con 25 segundos.

Tenían razón las del Tumblr, no importa si son 5 o 15 minutos, un kilómetro es un kilómetro.

Envié este texto por correo electrónico en Enero del 2013 a los que se suscribieron a mis boletines. Si los querés recibir y leer estas notas antes que nadie, solamente necesito tu nombre y correo electrónico. Apuntate aquí: http://eepurl.com/mbooj

Anuncios
Archivado en: Atletismo, Caminatas, Deporte, Dispositivo, México

About the Author

Escrito por

Yogini. Ganadora del Small Product Lab, 2da edición. Autora de The Mini-Guide for Writing a Super Complete Post in 20 Minutes. 5x Campeona Nacional de Impulsión de Bala (El Salvador). 4x Campeona Nacional de Lanzamiento de Disco (El Salvador). Administradora de empresas junior. Estudiante de Ingeniería Civil de primer año.