avenida-universidad-querétaro-río
Estilo de Vida

Comida en cajitas: Wok & go Querétaro

wok & go queretaro

Faltaban 2 días para ir a una Aldea Digital y David me dice de la nada “tengo ganas de comida en cajitas“. Estaba hablando de un Wok. Yo intentando preparar – mentalmente, porque hago mis maletas faltando 2 horas para salir de viaje – mis maletas le dije algo como: a ver si encontramos. Lo que ninguno de los dos sabía es que Aldea Digital tenía en su menú presentarnos comida en cajitas.

Esa cajita estaba riquísima y eso que ni era comida oriental de por sí, era arroz y chile verde con un poco de pollo, pero más parecía que habían hecho todo eso y lo habían puesto en una cajita que que habían preparado un wok.

De repente, veíamos cómo en The Big Bang Theory siempre estaban comiendo cajitas y eran increíbles los antojos que nos daban. Incluso, llegué a encontrar una nota en inglés en la que te dicen cómo comer correctamente muchas comidas populares que estamos comiendo mal y mencionaban las dichosas cajitas. En el video de esa nota, me di cuenta que en realidad las cajitas no tienen porqué permanecer cerradas mientras estás comiéndotelas. De hecho, lo correcto es abrirla porque la caja se convierte en un plato. Lo único que dijimos fue “eeeeeh, de haber sabido, ¿veá?“. Porque recordábamos con cariño las cajitas que nos habíamos comido en Aldea Digital.

Al principio de este año, David estaba en su casa de Cadereyta y yo en Querétaro. Estábamos hablando y él me decía cosas como “¿y qué vas a hacer hoy en la tarde?” y yo así de “nada, quedarme en la casa, lo normal“. Creo que él y yo pensamos lo mismo de “ay, Queith, nunca salís de la casa” y los dos pensamos que sería buena idea que saliera un poco. Lo único que yo no sabía es que David venía a Querétaro. Mientras él venía en camino a darme una visita sorpresa, una amiga y yo estábamos haciendo planes para ir a tomar un café y platicar.

Justo cuando iba tomando mi toalla para meterme al baño, David toca el timbre. Me sentí tan mal porque había planeado una velada de comida y cine para nosotros. Quedamos de ir a comer juntos y después él se iría al cine mientras yo me iba a platicar con mi amiga que tenía meses de no ver. Después nos íbamos a ir a la casa a ver alguna película los dos. Ya teníamos el nuevo plan.

Me contó que el lugar al que quería que fuéramos a comer era Wok & Go, un lugar nuevo, cerca de la UAQ, en el que vendían comida en cajitas. 🙂 Sin dudar le dije que sí, lo mejor que el lugar quedaba a la mitad del camino para ir al café y él al cine. Así que pasábamos a comer y después los dos íbamos con tiempo para llegar justo a nuestros planes. O eso pensábamos. 

Cuando llegamos al lugar nos dimos cuenta que, literal, es Wok & Go (tuvimos que haberlo deducido por el nombre, la verdad, hahaha). Te hacen tu Wok y salú lulú. Así que nos regresamos a la casa con nuestra comida en cajitas que pasamos deseando todo el camino por lo bien que olían.

Llegamos a la casa, empezamos a arreglar la mesa y cosas así y nos pusimos a pensar: ¿será cierto lo de aquel vídeo de que las cajitas se abren como platos? Lo intentamos y justo. Abrimos nuestras cajitas y empezamos a comer. Y seguíamos comiendo y seguíamos comiendo. La verdad es que estas cajitas no parecen pero en serio traen mucha comida. Para decirte que David y yo quedamos llenísimos con una cada uno.

Tanto nos tardamos en comerlas y terminarlas, que yo llegué 10 minutos tarde con mi amiga y David llegó justísimo a ver su película al cine.

A los días, le conté a Poli que estaba este lugar de comida con cajitas que se llama Wok & Go y que queda cerca de la casa, que fuéramos y ¡pum! cierran el lugar por remodelaciones. Hahahah. Creo que le creé el antojo demasiado temprano porque tardaron como dos meses en abrir nuevamente.

Aunque valió la pena porque cambiaron toda su comunicación. Antes, las paredes eran amarillas y habían unos dibujos maquiavélicos en el lugar de unos spaghettis con ojos y gente descuartizada pero en ‘cute’. ¡Lo juro! Hasta habían personas que como tip en Foursquare dejaban comentarios de estos dibujos raros. No es que me quitaran el hambre los dibujos pero era un poco desconcertante. Ahora tienen paredes blancas y un karateka con un bigote genial que tiene cajitas de comida en las manos. Creo que hoy sí va más acorde la comunicación del lugar que antes.

El punto es que fuimos finalmente con Poli a comer comida en cajitas, bueno, a comprar comida en cajitas y a llevárnosla a casa y, no sé si fue porque ahora pedí otra salsa o porque también ‘remodelaron’ la receta pero sentí mi Wok esta vez con muchísimo más sabor que el primero.

Todos en la casa nos hicimos fanáticos del lugar porque le ponen tanta comida a esas cajitas y sacás y sacás y sacás comida y no deja de salir. Creo que este wok en especial es una de las pocas comidas que puedo decir “me lleno antes de terminarme la comida”. Y sin mencionar que las personas que te atienden son muy amables.

Mi wok favorito es el de base mixta (o sea con arroz y tallarines), apio, pimiento verde, cacahuate, champiñones con pollo y salsa agridulce. ¡Está riquísimo! 🙂

Por último, me encanta cómo usa las redes sociales el Wok & Go, porque ellos sí aceptan pedidos por medio de Facebook (uno de los pocos lugares que veo que atienden pedidos por medio de redes sociales, ¡bravo!). Claro, yo prefiero ir porque me queda muy cerca y porque oliendo los ingredientes en el instante se te antojan combinaciones que antes no, pero la verdad, ya dijimos en la casa que a la próxima vamos a pedir primero los Woks en Facebook y después vamos a ir caminando para esperar menos tiempo en que esté lista nuestra comida en cajitas.

Generalmente, cuando vamos a lugares así y me gusta uno realmente, lo anoto en mi lista de posts para recomendarlo después y justo cuando falta poco tiempo para escribir del lugar, voy a tomar fotos y eso para tener qué enseñar en mi nota. Pero la verdad esta vez me estoy preparando mentalmente porque el viernes vamos a ir al Sirloin (un buffet) y es otro lugar buenérrimo que me encanta pero sobretodo donde como a cantidades industriales. ¡Yay!

Así que esta vez, la galería va con algunas fotos de la venue Wok&Go en Foursquare. 🙂

Anuncios

2 thoughts on “Comida en cajitas: Wok & go Querétaro”

  1. Eres una fanática de la comida, y eso me identifica mucho contigo, y eso hace mucho más el deseo de conocerte en persona, me encantó este post de la comida en cajitas porque también siempre he querido comerla así, solo en algunas ocasiones he ido a restaurantes de comida China, pero siempre he comido ahí mismo en el local y en una ocasión que pedí para llevar, no usaban esas cajitas :(, solo un megaplato desechable, pero en fin, en mi ciudad no hay mucho donde escoger para comer, así que trataré en mi próxima visita al DF que espero sea el mes próximo de Noviembre, para buscar un lugar así y finalmente poder comer mi comida en cajita como tú. Saludos.

    1. Amo amo AMO la comida. En mi familia tenemos el dicho de que Las Larin podrán morir de una hartada pero nunca de hambre porque todas las mujeres de la familia comemos a montones. 🙂
      No te preocupés por las cajitas, en mi país nunca vi woks, que yo recuerde, solo platos de comida china y para llevar eran cajas tipo pizzas personales, pero nunca cajitas tipo wok. Si vas al DF y te comés un wok, no olvidés compartirme los ingredientes que le pusiste, ¿va? 🙂

Los comentarios están cerrados.