¿Cuál será la mejor estrategia para absorber y retener la información de un libro gigante que estás estudiando para un examen?

Bueno, tal vez si vas de tres en tres bocados.

  1. Lo primero aquí es aceptar las limitaciones de cómo trabaja el cerebro. No intentes absorber demasiada información al mismo tiempo. Sigue la regla de tres. Aprende tres ideas y después para. Regresa después para aprender tres más. No te satures. Estudiar después de estudiar después de estudiar y así no funciona para la retención (la retención es una medida que funciona las primeras 72 horas o poco más).
  2. El aprendizaje sucede por medio de la repetición. No puedes leer algo y pensar en ello al mismo tiempo. Necesitas, repetidamente, pensar en ello para que las redes neuronales formen fuertes asociaciones y así puedas regresar a esa información fácilmente.
  3. El aprendizaje sucede cuando la nueva información está conectada con la antigua. Necesitas establecer un modelo mental para que la nueva información se quede contigo. Invierte el tiempo en los elementos a gran escala para establecer estos modelos y después regresa para llenarlo con detalles, ya que tengas un lugar en qué poner esos detalles. Dibuja mapas mentales del contenido general para que tengas la seguridad de que estás entendiendo la estructura y después añade los detalles para profundizar el mapa mental.
  4. Transfiere. Intenta utilizar la información en un contexto distinto. Si la información se encuentra en un párrafo, intenta crear un diagrama. Si la información se encuentra en un diagrama, intenta escribir un párrafo. Dilo en voz alta, pero con tus propias palabras (interprétalo). Hacer el #4 puede satisfacer el #2. Y puede ayudar con #3.
  5. Si dos temas están relacionados, revisa el que ya sabes antes de intentar aprender el segundo.

Continue reading

Advertisements

Juegos Centroamericanos y del Caribe Veracruz 2014 por Canal Once

Hoy inician los Juegos Centroamericanos y del Caribe Veracruz 2014. Y no podría estar más contenta de recibir una noticia así por parte de Canal Once.

Justamente hoy en la mañana venía hablando con un amigo después de entrenar. Le decía que es realmente triste que no haya mucha cobertura en los deportes, apartando totalmente el tema del dinero, sentía que los medios ni la afición están interesadas en el deporte. Solo cuando son Juegos Olímpicos las personas se emocionan, antes no. Que para muestra un botón: la selección infantil y juvenil c de atletismo de El Salvador está compitiendo en Costa Rica en este mismo instante y las únicas personas que lo saben son los que practicamos atletismo y los papás de los niños que fueron. Me sentí muy triste.

Y justo por eso es que estoy ahorita que no me aguanto la emoción por contarte que Canal Once sí va a hacer cobertura oficial de los Juegos Centroamericanos y del Caribe Veracruz 2014. ¡UN MEDIO SE VA A DEDICAR A VER TODAS LAS COMPETENCIAS EN VERACRUZ! Continue reading

¿Qué se siente nadar en el Mar Muerto?

Tú no “nadas” en el Mar Muerto, solo flotas. Preferiblemente, hazlo sobre tu espalda, acostado o sentado.

De lo que todos hablan (y que es verdad) es que la flotación es muy significativa y puedes literalmente “sentarte” en el agua. Es realmente muy bonito. Aparte de eso, como los minerales y el nivel de sal son muy altos, el agua se siente un poco aceitosa aún después de que te secas (a menos que tomes una ducha rápida). También, el agua es considerablemente tibia y el piso de muchos lugares aledaños está cubierto de cristales de sal y escarcha de sal.

Intenta evitar sumergirte en el agua (o tan siquiera poner tu cara en el agua) para prevenir la más salada y desagradable irritación en tus ojos. También, si tienes heridas abiertas o rozaduras en la piel sentirás picazón. No “pruebes” el agua, es extremadamente salada y se siente aceitosa. Y, por favor, no orines o defeques en el agua, a menos que desees tener un sentimiento de quemazón horrible dentro de ti. Continue reading

¿Cuál es la ventaja más injusta que una persona puede tener?

Haber nacido de los padres correctos.

Esta simple coincidencia tiende a ser una diferencia enorme en la vida de una persona más que cualquier otro factor, cualesquiera que sean todos los esfuerzos que la propia persona haga para tratar de mejorar su suerte.

Quienes son tus padres tiene un tremendo impacto en una amplia gama de cosas que moldean casi toda tu vida. Continue reading

El lienzo en blanco

Una de las características de una familia trabajadora es siempre pensar en las oportunidades, en las mejores oportunidades, en mejorar tu vida, en mejorar, siempre buscar lo mejor y siempre procurar obtener lo mejor.

Que no está mal. Pero a veces este tipo de enseñanza te quita tu centro.

Verás, con esta ambición de buscar mejores oportunidades emprendí mi viaje a México.

Encontré mejores oportunidades que aquí, no te lo voy a negar. Obtuve un crecimiento que, de haberme quedado en El Salvador, nunca habría logrado.

A pesar de que dejé miles de cosas que amaba en El Salvador (como mi carrera, mi deporte, mis amigos, mi familia), aprendí muchísimas otras, encontré estas oportunidades mejores que mi país no me puede ofrecer y aprendí a amar otras cosas nuevas.

Sin embargo, nunca me sentí capaz de ser recíproca con lo que México me estaba ofreciendo.

México me dio mucho porque tiene mucho para dar y yo, tristemente, pude darle muy poco.

Es un sentimiento bastante infeliz, puesto que como personas que vamos a buscar las mejores oportunidades del mundo sentimos que tenemos mucho muchísimo para dar. Solo para que cuando encontremos esas oportunidades, darnos cuenta que no es verdad.

No tenemos mucho para dar, no tenemos mucho qué ofrecer y lo que podríamos ofrecer, ya lo están ofreciendo millones de personas.

Entonces fue cuando me di cuenta de una cosa increíble.

Aunque mi objetivo y lo que me movió para irme a México fue buscar una mejor oportunidad. En realidad, lo que México me dio fue un mejor punto de vista.

Tuve la oportunidad de ver todo lo que México ya tiene y todo lo que no tiene El Salvador.

Cuando me di cuenta de esto, supe que mis sentimientos de amor no correspondido con México no eran tan malos después de todo. Porque aunque México me estaba dando muchísimo y yo quería responderle igual, yo no podía hacerlo porque no estaba preparada, porque no era mi tiempo, porque no era mi lugar, porque no era mi misión.

Pero conocí México y eso no se puede olvidar.

Y ahora que conocí México, ya sé lo mucho que le hace falta a El Salvador.

Pareciera ser que El Salvador no me ha ofrecido mucho.

Cuando estás pequeño te parece poco que una tierra te ofrezca la vida, tu familia, tus amigos y tus comidas favoritas.

Siempre nos hacen pensar que merecemos más que eso, que necesitamos más que eso y que necesitamos “mejores oportunidades”.

Es posible que El Salvador no pueda ofrecerme las mejores oportunidades del mundo pero es porque ni siquiera sabía cuál era la mejor oportunidad que yo estaba buscando.

Cuando te vas a vivir a un país que lo tiene todo, te das cuenta que tu país pobre que no tenía nada que ofrecerte, te da mejores oportunidades que el primer mundo.

Simplemente porque tu país pobre te está diciendo que necesita a personas como vos que estén dispuestos a crear todo de la nada.

Tu país pobre necesita que personas como vos que ya fueron a ver qué le falta, tenga ganas de venir a construir aquí.

Tu país pobre te ofrece más oportunidades porque es un lienzo en blanco. Con apenas unos puntitos. Con toda una paleta llena de colores y brochas sin utilizar.

Tu país pobre te ofrece más oportunidades porque está esperando a que personas como vos y como yo tengan ganas de pintar en él todo lo que queremos, todo lo que nos hace falta y todo lo que no nos hemos imaginado aún.