the-larins-queith-katherine-montero

Disfrutemos la gloria de la gracia de Dios en la familia y en el matrimonio

La familia existe para Dios. El matrimonio existe para Dios.

Ef 1, 5-6.

  • “nos destinó de antemano para ser hijos suyos en Jesucristo y por medio de él. Así lo quiso y le pareció bien para alabanza de la gracia gloriosa que nos hacía en el Bien Amado”. Biblia Latinoamericana.
  • “habiéndonos predestinado a ser de hijos suyos adoptivos por Jesucristo a gloria suya, por un puro efecto de su buena voluntad, a fin de que se celebre la gloria de su gracia, mediante la cual nos hizo gratos a sus ojos en su querido Hijo”. La Sagrada Biblia (traducción de La Vulgata Latina 1884).
  • “en amor habiéndonos predestinado para ser adoptados hijos suyos por medio de Jesucristo, según el puro afecto de su voluntad, para alabanza de la gloria de su gracia, con la cual nos hizo aceptos en el Amado,”. El Nuevo Testamento (Antigua Versión de Casiodoro de Reina 1569. Revisada por Cipriano de Valera 1602).

¿La Iglesia entonces solo tiene que amar a Dios?

Ez 16,8-9.

  • “Entonces pasé cerca de ti y te vi; era el tiempo de los amores, eché sobre ti mi manto, cubrí tu desnudez y te hice un juramento. Hice una alianza contigo, palabra de Yavé, y tu pasaste a ser mía”. Biblia Latinoamericana.
  • “Y pasé junto a ti, y te vi, y estabas tú ya entonces en la edad de los amores, o en la pubertad, y extendí yo sobre ti la punta de mi manto* y cubrí tu ignonimia, y te hice un juramento, e hice contigo un contrato, dice el Señor Dios, y desde entonces fuiste mía*.Y te lavé con agua, y te limpié de tu sangre, y te ungí con óleo”. La Sagrada Biblia (traducción de La Vulgata Latina 1884).

*Jer 2, 2; Ez 19, 5.

Ez 16, 13-14.

  • “Tus joyas eran de oro y plata, tus vestidos de lino fino, hechos con telas preciosas todas bordadas. Te alimentabas de harina fina, de miel y de aceite, y quedaste magnífica: un día fuiste la reina. Tu belleza se hizo célebre entre las naciones: era una belleza perfecta gracias a mi esplendor que derramaba sobre ti, palabra de Yavé”. Biblia Latinoamericana.
  • “y quedaste ataviada con oro y con plata, y vestida de fino lienzo y de bordados de varios colores, se te dio para comer la flor de harina con miel y aceites, viniste en fin a ser extremadamente bella, y llegaste a ser la reina del mundo*”. La Sagrada Biblia (traducción de La Vulgata Latina 1884).

*Otros traducen “y llegaste a formar ya un reino“.

La gracia de Dios es la que nos permite estar unidos en la familia. El amor no sostiene una familia, la gracia de Dios sí. El amor no es garantía de permanencia y fidelidad. La gracia es la que dice “yo te perdono y por eso sigo contigo”.

1a Juan 2, 7-11.

  • “Hijos queridos, no les escribo un mandamiento nuevo, sino el mandamiento antiguo, el que ustedes tenían desde el comienzo; este mandamiento antiguo es la palabra misma que han oído.
    Y, sin embargo, se lo doy como un mandamiento nuevo, que se hace realidad tanto en ustedes como en Jesucristo; ya se van disipando las tinieblas y brilla la luz verdadera. Si alguien piensa que está en la luz mientras odia a su hermano, está aún en las tinieblas.
    El que ama a su hermano permanece en la luz y no hay en él causas de tropiezo. En cambio, quien odia a su hermano está en las tinieblas y camina en las tinieblas; y no sabe adónde va, pues las tinieblas lo han cegado”. Biblia Latinoamericana.
  • “Carísimos, no voy a escribiros un mandamiento nuevo, sino un mandamiento antiguo, el cual recibisteis desde el principio; el mandamiento antiguo es la palabra divina que oísteis; y no obstante, yo os digo que el mandamiento de que os hablo, que es el de la caridad, es un mandamiento nuevo, el cual es verdadero en sí mismo y en vosotros*; porque las tinieblas desaparecieron y luce ya la luz verdadera.
    Quien dice estar en la luz,aborreciendo a su hermano, o al prójimo, en tinieblas está todavía. Quien ama a su hermano, en la luz mora, y en él no hay escándalo.
    Mas el que aborrece a su hermano, en tinieblas está, y en tinieblas anda, y no sabe a dónde va, porque las tinieblas le han cegado”. La Sagrada Biblia (traducción de La Vulgata Latina 1884).
  • “Hermanos, no os escribo mandamiento nuevo, sino el mandamiento antiguo que habéis tenido desde el principio. Sin embargo, os escribo un mandamiento nuevo, que es verdadero en él y en vosotros, porque las tinieblas van pasando, y la luz verdadera ya alumbra. El que dice que está en la luz, y aborrece a su hermano, está todavía en tinieblas. El que ama a su hermano, permanece en la luz, y en él no hay tropiezo. Pero el que aborrece a su hermano está en tinieblas, y anda en tinieblas, y no sabe a dónde va, porque las tinieblas le han cegado los ojos”. El Nuevo Testamento (Antigua Versión de Casiodoro de Reina 1569. Revisada por Cipriano de Valera 1602).

*Por haberlo renovado y perfeccionado Jesucristo en el Evangelio, enseñándonos que debemos amar aun a nuestros enemigos.

Si le somos fieles a Dios, le vamos a ser fieles a la pareja; no porque la pareja se lo merezca, sino porque Dios se merece que yo le sea fiel a mi pareja.

Hb 12, 14-15.

  • “Procuren estar en paz con todos y progresen en la santidad, pues sin ella nadie verá al Señor. Cuídense, no sea que alguno de ustedes pierda la gracia de Dios y alguna raíz amarga produzca brotes, perjudicando a muchos”. Biblia Latinoamericana.
  • “Procurad tener paz con todos, y la santidad de vida, sin la cual nadie puede ver a Dios, atendiendo a que ninguno se aparte de la gracia de Dios, que ninguna raíz de amargura brotando fuera y extendiendo sus ramas sofoque la buena semilla, y por dicha raíz se contaminen muchos”. La Sagrada Biblia (traducción de La Vulgata Latina 1884).
  • “Seguid la paz con todos, y la santidad, sin la cual nadie verá al Señor.Mirad bien, no sea que alguno deje de alcanzar la gracia de Dios; que brotando alguna raíz de amargura, os estorbe, y por ella muchos sean contaminados;”. El Nuevo Testamento (Antigua Versión de Casiodoro de Reina 1569. Revisada por Cipriano de Valera 1602).

Gal 2, 20.

  • “Y ahora no vivo yo, es Cristo quien vive en mí. Lo que vivo en mi carne, lo vivo con la fe: ahí tengo al Hijo de Dios que me amó y se entregó por mí”. Biblia Latinoamericana.
  • “y yo vivo ahora, o más bien no soy yo el que vivo, sino que Cristo vive en mí. Así la vida que vivo ahora en esta carne, la vivo en la fe del Hijo de Dios, el cual me amó, y se entregó a sí mismo a la muerte por mí*”. La Sagrada Biblia (traducción de La Vulgata Latina 1884).
  • “Con Cristo estoy juntamente crucificado, y ya no vivo yo, mas vive Cristo en mí; y lo que ahora vivo en la carne, lo vivo en la fe del Hijo de Dios, el cual me amó y se entregó a sí mismo por mí”. El Nuevo Testamento (Antigua Versión de Casiodoro de Reina 1569. Revisada por Cipriano de Valera 1602).

*Para darme la vida de la gracia. 

2 Ped 1, 2.

  • “Que la gracia y la paz se les aumenten de día en día junto con el conocimiento de Dios y de Jesús, nuestro Señor”. Biblia Latinoamericana.
  • “la gracia y paz crezca más y más en vosotros por el conocimiento de Dios y de nuestro Señor Jesucristo”. La Sagrada Biblia (traducción de La Vulgata Latina 1884).
  • “Gracia y paz os sean multiplicadas, en el conocimiento de Dios y de nuestro Señor Jesús”. El Nuevo Testamento (Antigua Versión de Casiodoro de Reina 1569. Revisada por Cipriano de Valera 1602).

Juan 17, 3.

  • “Y ésta es la vida eterna: conocerte a ti, único Dios verdadero, y al que tú has enviado, Jesús, el Cristo”. Biblia Latinoamericana.
  • “Y la vida eterna consiste en conocerte a ti, único Dios verdadero, y a Jesucristo, a quien tú enviaste”. La Sagrada Biblia (traducción de La Vulgata Latina 1884).
  • “Y esta es la vida eterna: que te conozcan a ti, el único Dios verdadero, y a Jesucristo, a quien has enviado”. El Nuevo Testamento (Antigua Versión de Casiodoro de Reina 1569. Revisada por Cipriano de Valera 1602).

1 Tim 1, 14.

  • “y la gracia de nuestro Señor me invadió, junto con la fe y el amor que está en Cristo Jesús”. Biblia Latinoamericana.
  • “y así ha sobreabundado en mí la gracia de nuestro Señor Jesucristo con la fe y caridad que es en Cristo Jesús o por sus méritos”. La Sagrada Biblia (traducción de La Vulgata Latina 1884).
  • “Pero en la gracia de nuestro Señor fue más abundante con la fe y el amor que es en Cristo Jesús”. El Nuevo Testamento (Antigua Versión de Casiodoro de Reina 1569. Revisada por Cipriano de Valera 1602).

Gracia, fe y amor van de la mano de Cristo Jesús.

Anuncios
Archivado en: Estudio, Investigación, Libro, Reseña, Resultados

About the Author

Escrito por

Yogini. Ganadora del Small Product Lab, 2da edición. Autora de The Mini-Guide for Writing a Super Complete Post in 20 Minutes. 5x Campeona Nacional de Impulsión de Bala (El Salvador). 4x Campeona Nacional de Lanzamiento de Disco (El Salvador). Administradora de empresas junior. Estudiante de Ingeniería Civil de primer año.