The mistery of the white dress

I shared this picture and some of my friends asked me what was going on? I didn’t understand at first but many of them thought I got married and worst, I haven’t invited them to the ceremony.

I think the problem was that I only shared this picture and not the others.

Since I’m officially on vacations, I have the time to address the mistery of the white dress. 

I have a weekly meeting where we study the word of God. This group has existed for 10 years and I have been attending to this group for like 9 years and 8 months.

The story is actually really cute because my mom was part of this group and 4 months later, they told her she will be the one taking care of the agenda of a meeting. I saw how she was taking care of everything, from the songs to the prayer. She even took my radio and printed some lyrics so everyone could sing. I saw her a little bit nervous but also saw her how she took care of everything. I wanted to be there with her because I wanted to support her, I saw how enthusiastic she was and the minimun I could do, was accompany her.

I went with her and I liked what they learn and I stayed.

So, this is a weekly meeting. But we have like 2 parties a year. The anniversary dinner and the Christmas dinner.

The anniversary dinner almost always has been a special topic at the weekly meeting and a big dinner.

The Christmas dinner almost always has been a special topic, a special meeting and a fancy dinner. So fancy that I almost always wear a dress for it.

Last year was no exception. And I convinced my godmother’s daughter (Aida Cuerno ^_~) to do the same, so we both were wearing a cute dress for dinner. Funny thing, she wore a little black dress and I wore a little white dress.

As we had little time before the party started, I had to take a few pictures real quickly. Since we were gonna hear the gospel, I couldn’t have my phone with me. And as we were gonna eat after the gospel, eat like a lot, I knew the dress wouldn’t look that cool after, so I took a couple of shots and then uploaded one picture!

So, there you have it, I swear I didn’t get married and didn’t invite you, I just attended a fancy Christmas dinner!

Posted from WordPress for Windows Phone

The List to Get Noticed Online v1.4

The List to Get Noticed Online is a list of the real tools a creative will need in their everyday digital life to build a presence online. It helps you the real way. No fancy methods of expensive tools, just real recommendations that make the work. The List to Get Noticed Online is updated until July 2017 […]

PIIT28 results: this is what the first round of PIIT28 1.0 did for me.

PIIT28 1.0 isn’t a product / ebook / program / I made, create or wrote but it is an experiment I ran in myself, that’s why I consider it a personal project and I would like to share the results with you. This is what the first round of PIIT28 1.0 did for me. I finally […]

Advertisements

Fata viam invenient

Tengo una relación muy extraña con los sueños. Lo atribuyo a que mi vida es tan tranquila que siento que a veces mi cuerpo siente que necesita aventura, drama o incertidumbre y por eso me la paso teniendo pesadillas o soñando cosas que me generan tensión. Pues en una de esas pesadillas, una persona se me acerca y me entrega en un papel la siguiente frase: “Nada ni nadie puede quitarte lo que Dios ha planeado para ti“.

Para darte más detalles sobre mí, soy católica y sí creo que Dios ha planeado todo desde el principio de los tiempos hasta el final. En la vida real, yo estaba en una situación caótica y la persona que me entregaba este papel tenía un poco de culpa en haberme metido en esa situación. Entonces, aunque yo no estaba tan tranquila con que esta persona se me acercase, aún en mis pesadillas, la frase que me escribió me hizo sentir bien. En realidad llegué a sentir que las bendiciones, cuando son de Dios, llegan por donde menos te lo esperas. Y realmente confié que eso que recibí esa noche, era una frase directa para mí.

Ese mismo día, en la tarde, encontré la frase en latín con la que inicio este apartado. Fata Viam Invenient. Que en español significa “el destino encontrará una forma de suceder”. Para mí, las dos frases no podrían estar más unidas que nunca. En esencia son la misma cosa. No sé si crees en Dios de la misma forma que yo. Pero si no crees en Él, de seguro crees en el destino, en el tiempo, en el universo, en el infinito o en tu interior. Para mí, Dios es todo eso y es el dueño de todo eso al mismo tiempo. Entonces, si hacés la relación como yo la hago, te darás cuenta que si Dios ha planeado algo para ti, que nadie ni nada te puede quitar lo que se ha planeado para ti y que el destino que Dios ha trazado encontrará una forma de suceder.

Estuve agarrándome de esa frase que había llegado a mí en el instante que yo la necesitaba. Y me di cuenta que así tenía que ser, confiar en que lo que yo no puedo hacer sucederá cuando el destino encuentre una forma y estar preparada porque cuando el destino suceda, entonces me tocará actuar, no antes, no después.

Quedé de verme con William para actualizarnos y siempre que estoy con él, aprovecho de hacerle preguntas de su trabajo, porque me gusta entender mundos de los que conozco poco. Él, como ya conoce que soy una curiosa genuina, me empieza a explicar con detalles todas las dudas que yo tengo. En una de esas le pregunté si había una razón por la que todos los tatuajes de letras tuvieran que ser negros. Él me explicó que la elegancia y la caligrafía, incluso algo de historia de la escritura para entender el porqué. Pero no me fueron suficientes.

Finalmente, le conté todo lo que te cuento arriba y le dije que sería más bonito si esta frase en particular estuviera marcada en mí con alguno de mis colores favoritos. Él me dijo que nunca había hecho un tatuaje de letras con colores. Quizás por la confianza que nos tenemos, quizás porque yo soy de “hagamos esto ya mismo”, quizás porque yo soy muy entusiasta o quizás porque finalmente el destino de William sucedió, él vio la oportunidad de empezar a hacer algo nuevo y la aprovechó.

En menos de 15 minutos tenía mi frase conmigo y él, en menos de 15 minutos de haber publicado mi fotografía, ya tenía una lista de personas que quería tatuarse una frase en colores. Hace poco bromeábamos de cómo ahora casi todos los tatuajes que le llegan a pedir son de colores y me dice: “¿ya ves lo que iniciaste?”.

Creo que es así como deben de ser las cosas en la vida, dejar que Dios (o el destino o como quieras llamarle) mueva las cosas que no están a tu alcance y, después, cuando llegan las oportunidades a tu vida, tomarlas y confiar que sea lo que sea que te haya llegado, fue planeado única y exclusivamente para ti desde el principio de los tiempos.

Posted from WordPress for Windows Phone

Ebook: Lo que funciona es hacerlo todo al revés

Llamé al ebook: “Lo que funciona es hacerlo al revés” y trata básicamente sobre lo que te dicen que tenés que hacer para tener un blog que funcione contrastado con mi experiencia de tener un blog que funciona. Contiene las 10 mentiras que te dicen sobre abrir un blog y las 10 respuestas perfectas para […]

La primera canción en el planeta

La respuesta: Feliz cumpleaños.

La pregunta: ¿Cuál fue la primera canción en el planeta que fue escuchada jamás?

Esto no parece posible. La canción “Feliz Cumpleaños” data apenas de 1893 y aún entonces tenía distintas palabras. La tierra, poniendo a un lado los argumentos existenciales sobre la realidad, definitivamente existía en 1892, y hay muchos músicos famosos que estaban muertos desde hace mucho para cuando Feliz Cumpleaños llegó a los oídos de su primer audiencia.

Pero la pregunta y respuesta del principio son correctos, hasta donde sé. ¿Cuál es el truco?

El planeta es Marte.

El 5 de Agosto del 2012 (en los Estados Unidos, al menos), el Curiosity rover de la NASA aterrizó en Marte. La misión del rover en el planeta alienígena es exploración, recolectar datos acerca del clima de Marte y su geología. Porque el viaje de Curiosity estaba destinado a ser un viaje sin regreso — aún no existe una forma de lanzar un servicio de transporte interplanetario desde Marte hacia la Tierra — el rover actúa como un laboratorio móvil, capaz de realizar variados experimentos mientras se encuentra en la superficie de Marte. Algunos de esos experimentos requieren muestras geológicas, así que Curiosity necesita una forma de colectar esas muestras y después moverlas al área del laboratorio de sus confines.

Para lograrlo, Curiosity está equipado con un grupo de instrumentos conocido como SAM, que significa “Análisis de Muestras en Marte”. El equipo SAM, de la Tierra, instruye al rover a crear una serie de vibraciones que manipulan la posición de los dispositivos del Curiosity. Cuando está en turno — ahora moviéndose a las órdenes de la NASA — colecta muestras de la superficie y mueve esa tierra al área de análisis del dispositivo. Como efecto secundario, como cualquier otra vibración, las que se envían desde la Tierra hacia Marte resultan en series armónicas. Estos sonidos son discordantes así que difícilmente podrían considerarse música. Pero el 5 de Agosto del 2013 fue un día especial.

Ese día, como habrás leído antes, el equipo SAM envió una secuencia de vibraciones cuidadosamente elegida, con sus picos y sus valles. Esas vibraciones no eran para que se colectasen muestras de la superficie de Marte. Esas vibraciones se enviaron para marcar el hecho que Curiosity había aterrizado en Marte un año antes. Si escuchas con atención, vas a reconocer inmediatamente que el tono viene de “Feliz Cumpleaños”.

Así que al menos que una civilización avanzada ha vivido en Marte desde hace mucho o al menos que Elvis en verdad no esté muerto y se haya decidido reubicar a un lugar un poquito lejos del Sol, Feliz Cumpleaños fue la primera canción que fue escuchada en el planeta Marte por siempre jamás.

Fuente: Now I know: The first song on the planet.

SPECTRE – Day of the Dead on Set (Video Blog #4)

Spectre is the new 007 movie and they recorded a sequence at Mexico City. I’m glad they went for the Day of the Dead scenario because I think Mexico is the only country that celebrates death like this.

Mexico has a lot of history and holidays but the Day of the Dead is quite interesting! Even for me, a girl who is scared of peals of thunder!

The Day of the Dead is a big colorful party to welcome back the dearest ones who went ahead of us. You offer them their favorite food, drinks and light a candle for them so they know the way home.

On town squares, there’s a big altar as a tribute for famous people and most of the people go dressed like bodies or catrinas (Catrina is a female representation for death). And there’s a lot of sales of chocolates and candies with skull shape.

I’m glad Spectre captured this iconic mexican holiday. Can’t wait to see it on the screen!

Game of Thrones Season 5: Episode #10 – Cersei’s Walk of Atonement (HBO)

I just need to say that I was hoping this walk of atonement was the fair punishment for Cersei, because she has been a bad girl since the first season. But, at the end of the walk, I couldn’t feel happy because she paid. I was feeling her. That girl Lena Headey is a terrific actress and made me feel sorry for Cersei.

After this scene, I started to thinking what all of this meant. I mean, it’s pretty much when some popular person in real life makes a mistake and says he or she is sorry in public. Everyone starts to scream and say shit about it. And that somehow makes us feel better, seen someone else falling down makes us feel better and we feel the need to scream at their faces that they, indeed, screwed up.

But at the end of the day, these people don’t lose their popularity, money or power. Your words or actions didn’t actually affect them. And that is exactly what happens with Cersei.

You may have made fun of her, you may have spit on her face, you may have embarrased her until you made her cry, but she is still the queen regent, she is still a Lannister, she is still a lion and she has more power than any of the people who screamed at her she was a whore.

Las luces Campero

Las luces Campero es un evento anual que hace el Pollo Campero en el Estadio Cuscatlán en el que da inicio a la temporada navideña con quema de pólvora y media San Salvador admira las luces mientras la otra mitad se queja de la trabazón que se produce en la Autopista Sur.

Loy recibió una invitación oficial para ir y decidió invitarme para ir con ella (¡soy la más afortunada!), por supuesto que dije que sí.

Aunque el evento como tal es en la noche (LUCES), en realidad todo inicia como a las 4 de la tarde. Y para que inicie a las 4 de la tarde, la entrada de las personas tiene que ser como a las 3. Y para que yo llegue a cualquier lugar a las 3, tengo que salir de mi casa a las 2. Y para que yo salga de mi casa a las 2, tengo que empezar a arreglarme desde la 1. Y desde las 12 si me quiero planchar el pelo. Pero esta vez iba colocha.

Tomé mi ruta de bus favorita con mucho tiempo de antelación porque planeaba ir a dar la vuelta hasta como CIFCO y después caminar desde ahí hacia el Estadio Cuscatlán. #LaMamáDeQueith me dio un atajo y, como iba con tiempo, decidí aventurarme a explorarla.

Me bajé por el Parque Pelota y ahí caminé como si fuese para el Registro Nacional de Personas Naturales y me seguí hasta el fondo. Apenas son como 5 cuadras. Empecé a ver la torre Citi y supe que, al menos, ya había llegado a la Autopista Sur (sobre la autopista queda el estadio).

Pero tuvo que salir mi mente controladora a decirme “aquí vas a salir super arriba, en lugar de salir a la calle y dar esta vuelta, caminá para abajo y te salís en las siguientes cuadras, vas a salir más cerca del estadio y te vas a ahorrar esta cuesta de como 50 metros“. Y ahí me ves que por ahorrarme 50 metros me fui a perder. Porque cuando empecé a caminar para abajo, el camino se va separando de la autopista.

Lo peor de todo es que ni andaba datos como para verme en el mapita (#nomesirveelWiFi) así que me empecé a desesperar. Pero desesperada seguía caminando, a algún lugar tenía que ir a salir.

Empecé a ver casas y más casas y ninguna salida a la autopista. Cuando realmente me preocupé fue cuando pude reconocer una calle, porque la reconocí no porque la conociera de antes, la reconocí porque había pasado por ahí hace 20 minutos. Cuando llegué a ese punto tomé la dirección opuesta a esa calle y al final encontré una escuela.

Justo cuando iba pasando de esa escuela me llamó Loy para saber dónde yo estaba y fui incapaz de decirle en donde. Medio le expliqué lo que acabo de contarte y creo que se preocupó igual que yo. Me seguí platicando con ella como por tres cuadras en lo que intentábamos encontrar una solución y quedamos que, si en 10 minutos yo no encontraba ningún lugar conocido o si no encontraba forma de salir de la autopista, le iba a avisar a un amigo (amigo que no sabíamos que ya estaba en el estadio) que fuese a buscarme.

En cuanto colgué con Loy reconocí una calle y esta vez sí era porque la conocía de antes. Ahí fui por un par de meses porque el Centro Cultural Yamabal (una iniciativa apostólica del Opus Dei en El Salvador) me invitó a realizar un curso en Ciencias Económicas gracias a mi nota de la PAES y mi promedio académico en el Colegio Champagnat.

Cuando vi esa calle me tranquilicé increíblemente porque ya sabía lo que me faltaba para caminar, ya sabía por dónde estaba y ya sabía que existía una salida.

Así que cuando pasaron esos 10 minutos y Loy me llamó otra vez, fui capaz de decirle que ya estaba en el Estadio Cuscatlán y que solo me faltaba encontrarlos.

Loy salió a mi búsqueda y cuando la vi a 50 metros supe que estaba sana y salva. 😀

Para mi sorpresa, las entradas que le dieron a Loy y a mis otros amiguitos tuiteros no eran entradas normales, sino que ¡les habían reservado un espacio VIP para ellos y sus acompañantes! Y algunas otras personas que se ganaron las entradas en concursos de la marca, imagino. Pero lo bonito de esto era que teníamos asientos cada cual y si te parabas al baño, por ejemplo, sabías que al regresar tu asiento iba a estar ahí. Caso contrario de la general, que son las gradas y si te vas, cualquiera se apaña tu asiento y tenés que buscar otro lugar.

Cuando llegamos al espacio este que te cuento, aún era muy temprano. Es decir, faltaban 2 horas para que comenzara el evento y 4 horas para que comenzaran las luces. Si fuera otra ocasión quizás me sentiría irritada porque no tenía datos, no podía dormir y andaba poca pila como para tomar suficientes fotos. Pero en lugar de estresarnos todos, aprovechamos de ponernos al día puesto que varios teníamos meses, sino que años, sin vernos.

Si hubiéramos llegado justo a la hora de las luces, quizás no habríamos tenido tiempo de hablar por estar poniendo atención a las luces.

También tuve la oportunidad de saludar a una de mis vecinas que andaba en el evento. Ella ha trabajado en Pollo Campero desde que tengo memoria y me alegra mucho saber que sigue ahí. Me dijo que los años que estuve en el extranjero, le hizo falta escucharme cantar (porque siempre que me meto a bañarme canto y al parecer canto lo suficientemente fuerte como para que mis vecinos me escuchen), tanto así que cuando escuchó que yo estaba cantando de nuevo, mandó a su hija a revisar mi perfil de Facebook para confirmarle que yo ya estaba en El Salvador. ❤

Estos son esos detalles que te sacan sonrisas de verdad. Una piensa que nada más está cantando una canción porque le gusta pero en realidad estás formando un tipo de convivencia con la gente que te rodea que ni siquiera te das cuenta. Por eso es que digo que me gusta hacer todo lo que me gusta, porque es la única forma de crear buena vibra alrededor.

Terminamos de hablar y me regaló unas barras gigantes de plástico, que tenés que soplarlas y después chocarlas para que hagan ruido en el concierto. Es como aplaudir con barras gigantes y el sonido es como toinc toinc. Algo así. La onda es que hacer chocar esas barras duele menos que aplaudir por 3 horas. 🙂

El evento estaba a punto de iniciar y lo supe porque se llevaron a la mitad de mis amigos a conocer a los artistas que nos entretendrían durante dos horas antes de las luces. Llegaron contándonos cómo les fue y mostrándonos las fotos.

Cuando finalmente vimos a Francisco González y Luciana Sandoval en la tarima, sabíamos que todo había iniciado. Empezaron a hacer dinámicas en el público y nos contaron la historia del Pollito e invitaron a pasar al frente al pollito. Me dio tanta ternura porque el pollito es la mascota del Pollo Campero, pero normalmente anda en sombrero ranchero y camisa blanca, a lo mucho. Tal cual todos andamos de fodongos en nuestra casa. Pero para el evento de las Luces Campero, lo vistieron de smoking y sombrero de copa. ❤ ¡Se veía guapísimo!

No sé cómo pero teníamos que lograr una foto con él.

Después de un rato, inició el concierto y para serte sincera ya ni recuerdo quiénes estuvieron ahí. Solo recuerdo a 3 artistas: uno que llegó a cantar una cumbia, un imitador de artistas mexicanos (que para mi impresión, me pude casi todas las canciones que él llegó a imitar) y los rockeros de Panamá que cantan Oh My commanding wife she wants to destroy my life.

No te voy a decir que no disfruté el concierto porque sería mentirte. En verdad lo disfruté, me reí y canté. Pero mi memoria es tan mala que no recuerdo lo que canté ni quién llegó. Afortunadamente, mis amigos son amantes de la tecnología como yo y graban casi todos los momentos de sus vidas. Y yo soy tan afortunada que a veces me puedo ver en algunos de los momentos de sus vidas que ellos graban. Gabb grabó un vine en el que me veo cantando en el concierto y al ver mis movimientos me doy cuenta que en realidad sí estaba disfrutando ese momento. ❤

(¡Yo soy la del suéter de rayas y el pelo largo!).

Finalmente, llegó el conteo regresivo y lo único que faltaba ver eran las tradicionales luces Campero. Las que logran que un día al año, el movimiento en San Salvador se detenga. Y no te miento, esas podrán ser simples luces en cualquier otro día u otro lugar, pero las luces Campero son un evento especial. Y más cuando las ves tan de cerca. Se sienten distintas.

Empiezan a subir y realmente pensas que esas fiestas pueden ser distintas. Pensás que sobreviviste un año más. Y hasta te sentís esperanzado que podés sobrevivir otro.

Aún no entiendo el porqué de las luces Campero, es decir, el Pollo Campero no necesita publicidad. Al pollo Campero se le conoce aquí y en la China. Sin embargo, sí sé que si no hay luces Campero, algo muy grande se pierde y no solo en términos de mercadeo, sino de alegría en general.

En este punto, el evento oficialmente terminó. Pero la verdad es que no me puedo ir sin contarte las dos cosas que sucedieron después. Y lo hago únicamente por que sé que mi memoria es tan mala que en algunos años no podré recordarlo. Pero quiero hacerlo porque fueron momentos que me sacaron carcajadas.

Algo que se me pasó por alto mencionar arriba fue que, antes de que empezara el concierto, nos regalaron una bolsa con productos promocionales, así como harina, arroz, sodas en lata y cosas varias para completar la canasta básica. Pero también nos regalaron vales para ir a comer al Pollo.

Como el evento terminó relativamente temprano, decidimos ir a cenar Pollo Campero después del evento.

No sé si lo sabes, pero mi amiga Loy colecciona high-fives. Encuentra botargas, se toma una foto con ellas haciendo un high-five y las sube en un álbum. Es un pasatiempo bastante divertido y la verdad que hasta yo disfruto ver las fotos que va subiendo ahí.

Entonces empezamos a salir del estadio y nosotros estábamos en como la segunda planta. A 50 metros logré ver que venía el pollito con smoking y el sombrero de copa. Lo único que pude hacer fue gritar: “¡LOY, AHÍ VIENE EL POLLO, VAMOS POR LA FOTO!”. Y empezamos todos a correr cuesta abajo para alcanzar al pollo porque venía caminando súper rápido y habían muchos carros en esa calle y había tanta gente en las rampas en las que íbamos bajando que pensé que no lo lograríamos, ¡PERO AL MENOS TENÍAMOS QUE INTENTARLO!

Fue tan divertido que lo alcanzamos y todos queríamos salir pero sabíamos que esa idea y ese álbum es de Loy. Así que le dije: ¡DAME TU IPHONE! Y me fui a mi casa y ahora tengo un iPhone, hahahahha, ¡no es cierto!

Le dije que me diera el iPhone y le intenté tomar muchas fotos con el pollito. Pero después de algunos segundos éramos TANTOS haciéndole rueda al pollo que pensamos que si no nos tomábamos una foto grupal, jamás podríamos hacerlo de nuevo.

Así que nos juntamos todos alrededor del pollo y lo peor es que no tengo ni idea de quién tomó la foto porque para esto, yo seguía con el iPhone de Loy en mis manos. Hasta el día de hoy, no sé si alguien de nosotros tiene la foto grupal con el Pollito. Pero de que logramos una foto con él es seguro.

Después de ese momento tan divertido con el Pollito, nos fuimos a comer Pollo Campero de un centro comercial en Santa Elena y pasó otra cosa tan divertida que quizás nadie la encuentre divertida porque soy malísima para contar chistes, pero intentaré contar lo que pasó.

Éramos muchos y teníamos hambre (eran las 8pm, habíamos estado fuera de casa desde las 2 y algunos solo habíamos un comido un sorbete de chorro en esas 6 horas), teníamos vales de Pollo Campero y de por sí, somos un grupo que se la pasa riendo mucho. Se tardaron una buena media hora en conseguirnos mesa por lo mismo que éramos muchos. Y para más fregar, cuando a Adonay le tocó atendernos, se dio cuenta que ni íbamos a pagar, que íbamos a entregar vales.

Obviamente Adonay estaba un poco irritado.

Entonces cenamos y creo que todo estaba bien. Hasta que alguien ha de haber pensado en la mesa algo así “hey, no, hay que comprar algo, compremos aunque sea flan“, y para qué lo dijo, todos empezamos a decir “¡flan, flan, flan!“. Llamamos a Adonay y le dijimos que queríamos flanes. Él se preocupó porque ya era tarde y quizás no habrían tantos. Los fue a contar y después nos dijo que habían algunos, así que varios se decidieron por las tartaletas y otros por flanes.

Estábamos esperando y, como ya no teníamos comida, empezamos a decir “¡flan, flan, flan!“.

Llegó el flan y nos callamos otra vez. Seguimos molestando entre nosotros y riéndonos y pasándola bien hasta que alguien comentó: “¡Hey, ¿y que con el postre no viene café gratis?!“. Dios mío, en serio, no sé por qué lo dijo pero en automático todos queríamos café.

O sea, entendeme, nadie fue por el café, ni siquiera íbamos por el flan, pero al saber que compramos un postre y al recordar que te regalan el café con ese postre, decidimos que siempre sí queríamos un café, también.

Volvimos a llamar a Adonay y antes de que él llegara, todos estábamos diciendo, con la misma tonadita del flan, “¡café, café, café!“. Ya ni recuerdo la cara de Adonay, solo recuerdo la impresión que Gabb hacía de él cuando le pedíamos algo. Básicamente, Adonay nos empezó a poner ojos de pistola antes de que nos fuéramos.

Creo que le caímos tan mal pero tan mal que bromeábamos diciendo que él nos iba a despedir con la misma tonadita del flan y del café diciéndonos “¡fuera, fuera, fuera!“.

Fue una tarde divertidísima y creo que no podré agradecerte lo suficiente por haberme invitado a ir, Loy, en serio, ¡muchísimas gracias por tener el gran gesto de llevarme a ver las Luces Campero! ❤

This slideshow requires JavaScript.

Posted from WordPress for Windows Phone

New Instagram is sexy!

I was checking my Instagram profile on the web and found out they have updated it! It looks sexy to me!

It seems like they have made the web version uniform respect with the iOS and Android apps!

I can’t really tell because I have a Windows Phone and we haven’t had a proper update (or even an update) since March, 22th of 2014 (and I’m not even lying!).

That doesn’t stop me from uploading my photos!

If you want to see the photos I upload to Instagram, you have 3 options:

  1. Follow me on Instagram and you’ll see my photos on your timeline. You won’t miss anything I share. I’m @queith. 🙂
  2. Visit my profile on Instagram and you’ll see the last photos I shared (plus, you’ll see the new Instagram is sexy for real). I have my profile as public, so you can visit it anytime but, you might miss something. I’m http://instagram.com/queith
  3. Visit my blog and you’ll see the last 12 photos I shared. I’m http://queith.net

I have thought nobody shares a photo with dark purposes, so I think you might like what I like to share or at least, you’ll get to know me a little bit better! ❤