Caminé en Ciudad de Guatemala por la noche.

Cuando el microbusito se parqueó enfrente de un hotel en medio del centro con calles solas y paredes llenas de grafittis NO artísticos, me asusté un poco (y no fui la única).

Pensé que me iba a resguardar en el hotel, porque eso sí, el hotel por dentro es bastante acogedor. Pero los planes cambiaron porque el menú de cenas del hotel quizás era bueno mas no suficiente para atletas que tenían competencia a la siguiente mañana.

Así que la federación decidió salir a buscar un restaurante en la ciudad, ¡y qué mejor! Porque la experiencia de caminar en la ciudad de Guatemala por la noche, aún con los grafittis no artísticos, es en realidad encantadora.

Los edificios son hermosos, iluminados y, aunque las aceras están solas, hay mucho movimiento vehicular. 🙂
Quedé maravillada con este edificio. Luego me di cuenta que es algo cultural y de correos. El arco que une las dos aceras es bello y el escudo en lo más alto es súper imponente. Los balcones y marcos están preciosos. Tan solo caminar esta calle y presenciar esto ha valido la pena.

A medida íbamos caminando por más lugares, íbamos perdiendo el miedo a caminar en la ciudad por la noche. Quizás Guatemala no es peligroso, o quizás sí, pero tristemente yo ya voy condicionada con lo que vivo a diario y por eso temo en cada lugar al que voy. Quería acercarme a este artefacto que ves al fondo y tres de mis compañeros me dijeron: “mejor tomá la foto desde aquí”. Estábamos a salvo pero no dejábamos de sentir peligro. Quería capturar la foto de esa cabina porque es un teléfono alámbrico público de monedas. 🙂

A muy altas horas de la noche, ya hay poco movimiento peatonal pero hay muchos artistas haciendo espectáculos. Tipos pintando, tipos bailando, tipos moviendo muñecos con cuerdas, tipos vendiendo cositos con luces. Tesoros artísticos que jamás pensé encontrar. En la foto, dos de mis compañeros están tomando video a los artistas, Roger Manzur (mi primer entrenador) saluda a la cámara junto con Wendy. 🙂

Regresamos al hotel por la misma calle y no pude evitar quedarme con un recuerdo de ese maravilloso edificio. 🙂 En la foto aparezco con mi compañera de equipo y querida amiga Mamu. ❤

Enter your email address to follow this blog and receive notifications of new posts by email.

Join 4,850 other followers

Advertisements