Día -35. Lo bueno y malo de ser una soñadora es que siempre apuesto por mí, apuesto que puedo hacerlo y puedo lograrlo, sin importar las probabilidades.

Día -35. Lo bueno y malo de ser una soñadora es que siempre apuesto por mí, apuesto que puedo hacerlo y puedo lograrlo, sin importar las probabilidades.
Advertisements