Cenando en Piccadilly Guatemala zona 1.

La federación salvadoreña de atletismo tuvo a bien pensar en un restaurante italiano para disfrutar nuestra única cena en Guatemala. El viaje para el que yo había empacado 2 días de ropa, resultó ser un viaje exprés de 18 horas.

Fuimos a Piccadilly pensando en el carb-loading. Que es ingesta de carbohidratos para atletas. No puedes comer grandes cantidades de comida en el desayuno el día de una competencia porque te puedes sentir demasiado pesado, pero no puedes solamente desayunar ligero porque la exigencia en una competencia es demasiada, así que la opción más común es hacer una cena llena de carbohidratos que se tarden en descomponer unas ocho horas para que esas propiedades estén a tu servicio cuando estés en el círculo si eres lanzador. 🙂

Caminamos hasta Piccadilly y nos dimos cuenta que es un restaurante de dos pisos que llama la atención por su arquitectura, su olor, sabor y sus precios. 🙂 Teníamos dos opciones: pedir pasta individual o hacer pareja y pedir pizza.

Los señores en Piccadilly fueron muy amables y habilitaron el segundo piso solo para nosotros. Habían algunas mesas en el primer peso, pero cuando sales de viaje, lo que buscan es la convivencia sana entre la selección, por lo que comer separados no era opción.

Luego de que nos sentamos, empezamos a decidir quién iba a pedir qué y quizás solo 3 personas pidieron pasta individual. Yo me uní con Mamu para pedir pizza. Como realmente era un lugar nuevo, no tenía referencias ni internet para buscarlas, así que me fui por la especialidad del chef.

La especialidad del chef siempre es una opción segura cuando vas a un lugar nuevo, porque no importa si todos los platos son regulares, la especialidad del chef tiene que ser de lo mejorcito siempre porque es su especialidad.

Me impresionó que, aunque la pizza no era igual a la de la foto, la verdad era muy parecida y traía bastante comida. ❤

Creo que ya habían cerrado el segundo piso y lo habilitaron para nosotros. ¡Muchas gracias Piccadilly!
Todas las pizzas siempre se ven riquísimas en fotos, pero la opción segura es siempre irse por la especialidad del Chef. Al menos para tener un estándar del lugar nuevo. 🙂
¡No está nada mal! Quizás la cebolla pudo haber venido un poco cocida pero me gusta que la pizza venía llena de comida y muy parecida a la de la foto del menú. ❤

Enter your email address to follow this blog and receive notifications of new posts by email.

Join 4,850 other followers

Advertisements