Un inicio de ciclo bastante bonito.

Hoy tengo ganas de escribir un post como los de antes, de los que dice todo pero no dice nada, probablemente solo te interese leer algo así si me conoces o si me tienes cariño. No vas a aprender absolutamente nada de esto, solo vas a conocer qué pasó hoy y te voy a contar mi progreso en todas las cosas.

La verdad es que no sé en qué estaba pensando cuando inscribí todas las materias tan temprano. Vamos, que nunca he sido conocida por ser madrugadora, pero el problema es que ya empiezo a jugar con los horarios únicos de algunas materias y, para no ir solamente por una materia en la mañana y las demás a la hora que me resultase conveniente, lo que hice fue mover todas las materias alrededor de la que tenía horario único. Logré un horario compacto pero, a cambio, voy a sacrificar mis noches de estudio (que solían llegar hasta las 12 de la medianoche o 1am en algunas ocasiones) y tengo que empezar acostumbrarme a estudiar en las tardes en lugar de dormir un poco.

IMG_20170815_171635

Una de las cosas que me llena de felicidad es que por primera vez no estoy aterrada de llegar a clases porque ¡al fin saqué todas las materias de primer año! Incluso, fue la primera vez que no me molestó en nada que los de nuevo ingreso inscribieran materias un día antes porque al fin no me afectan los horarios que ellos elijan.

Al no estar aterrada por iniciar clases, estoy un poco desconcertada por haber iniciado el ciclo con una discusión de Física. ¡De haber sabido que iba a iniciar esta semana con las discusiones, habría ido a comprar mis cuadernos el viernes antes de irme al volcán! Pero no estuvo mal lo de empezar las discusiones de Física hoy, al menos estoy tranquila por mi catedrático y por tener una compañerita de grupo que conocí en el 2015. 🙂

Fui a comprar mis cuadernos a la librería universitaria porque andaba pensando que no tenía nada para anotar para mi siguiente teórico. ¡Voy a recibir Sólidos 3! Tengo un plan respecto a esta materia y para estas alturas de la vida, ya debería de saber más o menos cómo va saliendo. Quizás no te pueda “soltar” nada ahorita pero algo tené por seguro, no importa cómo salgan las cosas, yo nunca pierdo. Siempre logro encontrar las ventajas a todo, incluso a lo malo y lo desventajoso. Es mi forma de ser y no voy a cambiar ahora. 

¡Otra de las alegrías del día es que pudimos recuperar los planos que Diana y yo estuvimos trabajando todo Diciembre y Enero! 🙂 Esos planos nos han costado sangre, sudor y lágrimas. Nosotras entendíamos que podían no ser perfectos pero estábamos orgullosas de que los habíamos hecho nosotras, nos había costado a nosotras y si había un error, lo habíamos cometido nosotras. Para mi sorpresa, las únicas dos correcciones que nos llegaron fue que nos faltó colocar dos cotas en los planos de perfil e indicar el porcentaje de la pendiente en el mismo plano de perfil. ¡Por lo demás, era un proyecto digno de entregar a la Opamss! ❤ Eso me puso muy contenta.

Me reuní con mis amigos en el teórico de sólidos 3 y fuimos a almorzar juntos. Queríamos intentar almorzar mexicano y nos fuimos a un lugar que queda enfrente del Hospital Bloom, ya nos habían entregado publicidad del sitio cuando abrieron pero nunca habíamos tenido oportunidad de ir. Fuimos y digamos que no salí muy contenta. Para empezar, el sitio estaba vacío cuando llegamos, esa es una de las grandes advertencias para no comer en un lugar. Luego, cuando llegó la comida, me pedí un burrito, traía arroz como para rellenar en lugar de poner comida. 😦 Pero eso no fue lo peor, al momento de probar el primer bocado, la carne estaba súper simple, el chimol estaba simple y la única forma de medio arreglar la falta de sabor del burrito fue agregándole la cebolla curtida en vinagre que estaba en la mesa. 😦 Un poco decepcionante que nuestra primera comida haya sido así pero es lo que hay. Lo bueno que planeamos arreglar esta experiencia yendo a almorzar el miércoles a una cadena de comida japonesa, así que no pasa nada. Solo fue 1 comida mala de 3 que tuve en el día. 🙂

IMG_20170815_171616

Y ya empecé a armar la lista de pendientes del ciclo, apenas tengo la información de dos materias (mañana me entero de las otras dos) pero ya tengo 35 pendientes del ciclo. La que más se va a robar mi tiempo este ciclo por la cantidad de cosas que hay que trabajar es Física 2.

He terminado el día haciendo el reto de pilates. Voy por el día 12 y siento que he avanzado mucho porque al principio no podía hacer unas abdominales que subo las dos piernas al mismo tiempo y ahora hago las series de 10 repeticiones sin problemas. Me veo al espejo y no veo cambios, es más, me siento más inflamada que nunca, quizás porque como ayer perdí mucha energía, mi cuerpo se está aferrando a todo lo que me como hoy (y siendo honesta, he comido puros carbos porque no me he podido detener desde el 14), pero internamente sí siento cambios, puesto que cada día me cuestan menos los movimientos que hice el día 1, ¡a pesar que cargo con el dolor de pantorrillas! ¡Vamos! ¡Qué me cuesta hasta caminar pero los pilates los saqué sencillos!

Hay miles de cosas más que me alegraron el día pero forman parte de mi vida privada o de la vida privada de otras personas y no me siento cómoda publicando tales cosas. Pero lo que sí voy a decir que a pesar de mi dolor de pantorrillas por haber escalado el volcán de Santa Ana ayer, este ha sido un inicio de ciclo bastante bonito. 🙂

En las fotos de este post estoy a punto de cortarme el pelo con mis flaquitas. ❤

Advertisements