Entre cansada y zen.

Acabo de terminar mi sesión de yoga de hoy, me enfoqué en estirar mi cuello y espalda alta. Mi postura tan mala hace que ambos me duelan bastante seguido, así que enfocarme en ellos por unos 20 minutos es mi forma de consentirles. El detalle es que en este instante estoy entre cansada y zen que no más no veo otra cosa que ponerme a descansar un rato.

Pero estoy bien y estoy feliz. ❤

Introduce tu dirección de correo electrónico para seguir este Blog y recibir las notificaciones de las nuevas publicaciones en tu buzón de correo electrónico.

Anuncios