¿Hablamos?

¿Hablamos de ti, de tu negocio y cómo hacerlo despegar?

En las próximas semanas dedicaré unas horas a hablar contigo, en privado, con alguien como tú. Sí, una persona que como tú y como yo, que tiene una idea, que está iniciando algo y que quiere convertirlo en su estilo de vida.

Hablaremos desde cómo sacarle más provecho a tu empresa, cómo encajarla mejor en tu vida, cómo mejorar un área en exclusiva de tu negocio, cómo crear contenido valioso o cómo tener un blog que de verdad te funcione para algo, cómo conectar con las personas que tienes al otro lado del monitor, cómo construir tu personalidad en línea, cómo decidir una idea de negocio, como materializar una idea que siempre ha estado rondando en tu cabeza y cualquier detalle que pasa detrás del telón de un negocio en línea (como ya lo sabes, me he acostumbrado a compartirlo todo, así que podrás preguntarme lo que quieras).

Si tú quieres, podemos ponernos de acuerdo y empezar a pensar en ti, en tu negocio y en tu estilo de vida. ¿Cuántas veces te has sentado con alguien a pensar exclusivamente sobre ti, sobre tu idea, sobre tu futuro y cómo llevarlo a cabo durante unas horas?

¿Qué opciones existen?

Si la distancia nos separa o cualquier otra cosa pasa, nos veremos por Internet. Cada cual desde su casa y la pasaremos igual que como si estuviéramos en el mismo lugar geográfico. Ni te vas a dar acordar que estamos lejos.

Si vives en San Salvador o resulta que vienes de viaje y quieres aprovechar tu tiempo para que nos sentemos a hablar sobre ti, entonces tengo dos días al mes para dedicarte.

Advertencia: esto no es Coaching

Esto no es coaching porque no soy coach. Soy escritora, soy creadora de contenidos, soy mentora de emprendimientos en el área de comunicación y soy emprendedora. Enseño a otros a tratar de ganarse la vida por medio de piezas de contenido que tengan valor, enseño a otros a comunicar de la mejor forma lo que están haciendo con sus vidas y cómo pueden ayudar a los demás, enseño a otros exactamente lo que yo estoy haciendo para que ellos lo puedan aplicar en sus emprendimientos y enseño a otros solamente lo que yo misma practico y me funciona.

Esto no es coaching porque no tengo una opinión universal. No tengo una receta mágica que solucionará absolutamente todos tus problemas, al contrario, mis opiniones son variadas, son múltiples, dependen de cada tipo de negocio y te voy a dar mi opinión todas las veces que quieras. Nos vamos a meter los dos a la piscina y estando ahí vamos a pensar los dos. Me pongo tus zapatos, entiendo lo que quieres hacer y a partir de ahí los dos empezamos a desenredar todas tus ideas para ordenarlas. Te voy a dar ideas, te voy a dar propuestas, te voy a responder dudas y me voy a meter al lodo contigo.

Esto no es coaching porque ya sabes quién soy. Vienes y confías en mí porque me conoces, llevas tiempo leyéndome y hemos creado una relación. Confías en mí, en lo que hago, en lo que enseño, en lo que escribo y en lo que pienso. Quieres que hablemos los dos. Quieres saber qué pienso sobre tu situación profesional.

Esto no es coaching porque no es una serie de sesiones que se alargará durante semanas o meses. Esto es de una sola sesión (a menos que tú quieras repetir más adelante), será de pensar y encontrar oportunidades juntos. Será intenso, será preciso, será concreto, será hecho a medida para ti y tu futuro.

¿Cómo funciona?

1. Compras la sesión por aquí (pagas con Paypal, con cualquier tarjeta de crédito y tengas o no tengas cuenta con ellos).

  1. Al momento te llega un mail con el recibo de Paypal y otro de mi parte. En él hay un enlace para descargar un cuestionario que me tendrás que mandar de vuelta.

  2. Me devuelves el cuestionario bien pensado y redactado. Lo miro y te escribo con preguntas o aclaraciones, para poder prepararte una propuesta de trabajo individualizada. Si viera que no te puedo ayudar en base a lo que cuentas en tu cuestionario, honestamente te lo diré y te devolveré tu dinero.

  3. Luego estaremos en contacto por mail hasta el día de la sesión, te mandaré una propuesta de temas a tratar en la sesión y cosas que he ido viendo en el trabajo previo para que tú también estés preparada y sientas que vamos a poder aprovechar bien para tratar lo que te parezca más importante.

  4. Nos vemos -por videollamada o en persona- y arreglamos tu negocio.

  5. Durante la siguientes dos semanas al encuentro podremos resolver cualquier duda o aclaración o cosa posterior que te haya surgido (que desde lejos se empieza a ver todo mejor y salen más cosas), por mail, sin compromiso.

  6. Te pones en marcha y me haces sentir una amiga muy orgullosa de que la charla que hemos tenido haya dado sus frutos.

¿Cuánto vale?

La consulta individual para que arreglemos tu negocio tiene un valor de $158usd durante todo Diciembre de 2014. Puedes comprar tu sesión en todo el mes de Diciembre y agendar más adelante si no tienes tiempo por tus compromisos de fin de año. El objetivo es que tengas desde ya planes para trabajar en tu idea y tu negocio durante el 2015 o si puedes antes.

Me doy cuenta que alguien encontrará que mi servicio es caro. Lo sé. Se supone que tiene que ser así porque estaré totalmente sumergida en los proyectos de otras personas y yo me entrego totalmente cuando se trata de hacer que algo funcione. Si no podés formar parte de esta experiencia tan bonita y enriquecedora, está bien; esta no es una experiencia para todos.

Pero si decides que sí quieres formar parte, asegúrate de apartar tu lugar pronto porque a partir del 2015 subiré el precio y creo que este es el momento de empezar a hacer algo por ti y por tu futuro.

¿Entonces nos vemos?

Aparta tu lugar ya mismo aquí.

Advertisements