Subordinación.

Existen enunciados que tienen las características propias de una oración gramatical pero poseen más de un verbo. En cada uno de los ejemplos siguientes: Me gustaría que aprobarais la Selectividad, Noelia pretende que Virgilio se case con ella, se distinguen dos núcleos verbales, dos segmentos de aspecto oracional que, sin embargo, no pueden aparecer independientemente como oraciones. Normalmente requieren para su aparición independiente de un contexto previo. Por ejemplo: Que aprobarais la Selectividad, Que Virgilio se case con ella, serían enunciados posibles solo como respuestas a ciertas preguntas: ¿Qué te gustaría?, ¿Qué pretende Noelia? No son oraciones propiamente dichas sino estructuras que unitariamente desempeñan determinada función dentro de otra oración. Estas estructuras son llamadas tradicionalmente proposiciones, subrogaciones u oraciones subordinadas y se caracterizan fundamentalmente por su falta de independencia.

Para diferenciar los enunciados complejos de las oraciones compuestas propiamente dichas (con dos o más núcleos verbales independientes) los denominaremos oraciones complejas.

Las proposiciones que aparecen incluidas en una oración compleja se clasifican según la categoría de la palabra que podría sustituirlas desempeñando la misma función. Si pueden sustituirse por un sustantivo y desempeñan la función de éste se llaman subordinadas sustantivas; si por un adjetivo, subordinadas adjetivas; y, por último, deberíamos poder decir que si se pueden sustituir por un adverbio, reciben el nombre de subordinadas adverbiales; pero este último caso no es tan claro y sencillo. Efectivamente algunas suboraciones adverbiales se pueden sustituir por adverbios: las subordinadas adverbiales propias (locativas, temporales y modales), pero existen otros seis tipos de oraciones subordinadas también llamadas adverbiales para las que el español no posee adverbio sustitutos, aunque su función primordial sea la de CC: causales, finales, concesivas, condicionales, consecutivas y comparativas.

## Subordinación sustantiva.
Las subordinadas sustantivas son segmentos de carácter oracional que aparecen transpuestos o capacitados para desempeñar una función sustantiva por transpositor, habitualmente: que. Las subordinadas sustantivas realizan cualquier función propia de un SN: sujeto, complemento directo, etc. Tanto las subordinadas sustantivas como las adjetivas llevan con frecuencia lo que parece ser el mismo transpositor: que. Sin embargo, el transpositor en uno y otro caso es diferente. Puede observarse que el de las sustantivas no puede sustituirse por el cual y las adjetivas sí. El primer que es una conjunción y posee una función sustantivadora; el segundo es un pronombre relativo y su función es adjetivadora. Los dos van precedidos en ciertos casos por una preposición; pero ante que conjunción, la preposición afecta a toda la oración transpuesta, mientras ante el que relativo la preposición suele afectar solo a éste.

### Enuncialos en estilo directo.
Aunque la gramática tradicional los clasificaba como oraciones subordinadas, no deben considerarse oraciones complejas las que constituyen enunciados en estilo directo. César dijo: "La suerte está echada". Si se enunciara la oración en estilo indirecto y se introdujera el transpositor que, el segundo elemento sería una oración transpuesta y funcionaría como CD del verbo principal: César dijo que la suerte estaba echada. Sin embargo, en su formulación directa hay que analizar estos enunciados como oraciones yuxtapuestas, con evidente relación semántica pero sin conexión sintáctica alguna.

### Substantivación de oraciones interrogativas indirectas.
Como se dijo, sí hay que considerar subordinadas sustantivas a las proposiciones de modalidad interrogativa indirecta, como puede comprobarse efectuando la correspondiente conmutación pronominal (lo) en los siguientes ejemplos de interrogativas indirectas parciales:

María, ve a ver qué hace el niño.
Todos sabéis para qué estamos aquí.
Me pregunto por qué te enfadas.
No sé cuándo vendrá Tatiana.
María José miraba con envidia cómo se comían la pierna de cordero.

Los segmentos subrayados, que desempeñan en estos ejemplos el papel de complementos directos, podrían aparecer como enunciados interrogativos independientes. Cuando la interrogativa original es total, aparece el transpositor si y la subordinada desempeña igualmente la función de CD:

No sé si mi suegra vendrá a comer o no.
Me pregunto si sería prudente que nos viéramos a solas.
Dime si es suficiente con eso.

#### Subordinadas sustantivas en función de sujeto.
Es cierto que perdéis mucho tiempo con tanta carrera.
Se le ocurrió que podría copiar en un examen de Lengua.
No les importaba que los vieran.
Le molestó que pudiera conocer sus intenciones.
Me extraña que sigáis atendiendo aún.

Puede provocar alguna confusión en el análisis el hecho de que, mientras un sujeto compuesto por dos sintagmas nominales coordinados exige número plural en el verbo (Marta y Ángela están enfadadas con Verónica), varias oraciones transpuestas coordinadas entre sí se consideran una sola unidad y por tanto el verbo mantiene el número singular (Les preocupaba que pasase el tiempo y no llegara el profesor).

A veces, la subordinada sustantiva con que resalta su carácter sustantivo mediante la anteposición del artículo, siempre en masculino singular:

Me llamó la atención el que sintiera vergüenza ante mí.
El que te enfades, no va a cambiar las cosas.

#### Subordinadas sustantivas en función de complemento directo.
Pablo descubrió que algunos alumnos de la E.S.O. salían en los recreos.
La policía no permitía que se aparcara a la puerta de la iglesia.
Manoli no recordaba que habíamos desayunado juntos aquel día.
Te agradezco que sigas arriesgándote por mí.

También la oración sustantiva en función de complemento directo puede llevar artículo:
Eso explica el que no te hayan dejado entrar.

Cuando hay varias oraciones subordinadas coordinadas entre sí, el transpositor que puede encabezar todo el conjunto o bien preceder a cada una de las subordinadas:
Miguel me contó que amaba a María Luisa en secreto y (ø) no era correspondido por ella.
Sergio comprobó que la herida se le infectaba y que comenzaba a sentir fiebre.

Con verbos que significan ‘voluntad’ y ‘temor’ puede eliminarse el transpositor en la lengua escrita; especialmente frecuente es esto en el lenguaje comercial y en ciertos textos administrativos; puede tratarse también de un recurso poético:
Le ruego se presente en la Secretaría.
Deseábamos no amaneciese.

#### Subordinadas sustantivas en función de complemento indirecto.
Son muy raros y dudosos los casos en que una subordinada sustantiva con que cumple la función de objeto indirecto. En estos contados casos el transistor va precedido de la preposición a:
Jesús dedica todo su esfuerzo a que su negocio prospere.
No ponía inconvenientes a que la acompañase a casa.

#### Subordinadas sustantivas en función de suplemento.
La subordinada en función de suplemento va precedida, como es natural, de la preposición requerida por el verbo principal:
Me alegro de que Juan siga con Laura.
Mi mirada la convenció de que yo lo sabía todo.

Introduce tu dirección de correo electrónico para seguir este Blog y recibir las notificaciones de las nuevas publicaciones en tu buzón de correo electrónico.

uFGxB_O9_UcIwP7cV2iKZqiLQaVAnJlVsC2rVB2salfMNW2uOQYb_3tKsv6EX-3AURRQYtsC6TO33iKGFYhE232vA1EV1yN12o7_58wgEGmWKaP4Ht2X_7QKe_gg2CJuAaFAmrPg

Katherine Montero.

Twitter: /Queith

G+: +KatherineMontero

4sq: /Queith

Instagram: /Queith

Facebook: /Queith

Facebook: /QueithM

Pinterest: /Queith

Blog: Queith

Medium: @Queith

OELGb4QZTbZzZVsjSeEqo3-UlXjmlfMJ9hnPXoMDqFdZGb5xLuxwqCQCQPUIkfr7AU-5cvZ6242vE9asS_BWJl4lLS11W7XV3tDWkB0XSX752bppMHt1L44c6GixWPCI7AQgqm0-

Anuncios