Categorías
Blog El Salvador salud Videos Vlogs

¡NO hay cáncer! Confirmado.

Como no tenía idea de dónde ir a realizarme los exámenes, hice una pequeña investigación de los mejores lugares en San Salvador. Puse todos los datos que encontré de hospitales en mi ciudad y empecé a llamar uno por uno para preguntar dónde quedaban, qué rutas pasaban por ahí, cuánto costaban los exámenes, si existía alguna promoción si me hacía los dos exámenes con ellos y cuáles eran los métodos de pago.

Tener papeles en mano que te digan: “¡NO hay cáncer! ¡Confirmado!” es una gran bendición.

Hace poco tuve que empezar a realizar mi control médico porque existe una probabilidad alta de sufrir cáncer por historial familiar.

La verdadera razón por la que empecé mi control fue porque no podía más con la duda, me estaba comiendo la ansiedad y ni siquiera podía prestarle atención a las personas que necesitaban mi dedicación ni a las responsabilidades profesionales que ya tengo.

Estaba hecha un desastre por el hecho de no tener resultados en la mano.

Así que cuando ya no pude más, hablé con mi primo y él fue el que me convenció de ponerle fecha a mi control e ir a las citas. Era lo más coherente y tranquilizante que podía aconsejarme: ir a por todas a saberlo y ya.

Como no tenía idea de dónde ir a realizarme los exámenes, hice una pequeña investigación de los mejores lugares en San Salvador. Puse todos los datos que encontré de hospitales en mi ciudad y empecé a llamar uno por uno para preguntar dónde quedaban, qué rutas pasaban por ahí, cuánto costaban los exámenes, si existía alguna promoción si me hacía los dos exámenes con ellos y cuáles eran los métodos de pago.

Debo de confesar que mi experiencia en hospitales es mínima, tanto así, que hasta llamé a hospitales que no hacían estos exámenes y yo no tenía ni idea. ¡Pero preguntando se llega a Roma! Así que con base en los datos que recogí, pude elegir la mejor opción para mí.

Puedes descargar los datos de mi investigación, aquí:

Luego de elegir el lugar, llegué con muchos nervios y muchas preguntas.

Me hicieron los exámenes y me entregaron el mismo día los resultados.

No me fue del todo bien, si te soy honesta, que sí me encontraron algo y que me dejaron una biopsia para descubrir qué era.

Cuando me tocó regresar a hacerme la biopsia, justamente por tener conocimiento por historial familiar, se me hizo extraño que solo me tomaran 3 muestras y no 6, como normalmente se hace. Pero esa “irregularidad” tenía un mensaje, ¡mis muestras no eran sospechosas a la vista!

Luego que llegaron los resultados de la biopsia y confirmaban lo mismo, ¡fue como que me quitaran un yunque de encima! ¡Afortunadamente, no hay cáncer!

¡En este punto de la vida solo puedo dar gracias a Dios por toda su protección infinita y su misericordia!

Y por otro lado, al fin tuve el coraje necesario para empezar mis controles.

Sé que esto es un tema delicado y sé que no todos cuentan con los mismos resultados que yo, pero una cosa sí te quiero dejar clara: si tu cuerpo tiene cáncer en estos momentos, te envío mis mejores deseos, mis mejores vibras y todas mis oraciones, estoy esperando por ver tus publicaciones avisándonos que lo lograste, que luchaste y que lo venciste.

Te mando un gran abrazo y no te rindas.

Por Katherine Montero

Civil Engineering Junior. Diploma in Economics and Business. 6th best Discus Thrower in Central America. 5x Discus National Winner (El Salvador). Yogini. Small Product Lab Winner. Author of The Mini-Guide for Writing a Super Complete Post in 20 Minutes. 5x Shotput National Winner (El Salvador). Business Management Junior.