En los últimos años me he encargado de crear resúmenes en video de mis años porque encontré una aplicación que lo hace más fácil, me da las opciones para poner 1 segundo por día y al final del año, solo tengo que presionar un botón para que la aplicación compile un video de 6 minutos como resumen. Sin embargo, nunca me había detenido a darme cuenta de todas las cosas que había logrado en esos años. Es decir, siempre estoy documentando, tomando fotos o videos, escribiendo, progresando, pero como siempre hay algo por hacer, no me había tomado el tiempo de detenerme y decir: esto es todo lo que logré, no nos fue tan mal, de hecho nos fue muy bien.

Así que este año será distinto. Quiero detenerme y dejar en una capsulita que este año hubo progreso, que hicimos lo mejor que pudimos (cuando hablo en plural, me refiero a mí, a mi yo interna, a mi yo del pasado y a mi yo que escribo esto en este instante esperando que mi futura yo siga adelante) y que el resultado que obtuvimos era lo mejor que nos podía suceder.

Justamente este 2022 que termina, empecé a decir una frase que me hizo darme cuenta que la vida no está tan mal como la pienso y va así: «Podría estar mejor… pero también podría estar peor, ¡así que estoy muy bien!».

Sin más, te comparto el resumen de mi 2022 y las cosas que hicimos realidad este año:

  1. Trabajé como inspectora de control de calidad en un proyecto millonario.
  2. Mis compañeritos del trabajo me invitaron a verlos jugar un partido de fútbol.
  3. Empecé a tener mis propias herramientas, como una llave que abre fácilmente los cilindros y briquetas.
  4. Recibí camiones de concreto, rechacé camiones de concreto que no cumplían requerimientos de proyecto, estuve en colados masivos casi semanalmente.
  5. Cambié de trabajo y me convertí en Residente de un proyecto multimillonario.
  6. Continué con mi hábito de llevar mi bitacorita a todos lados.
  7. Entendí de forma más profunda el comportamiento estructural.
  8. Poco a poco, mi conocimiento y mi forma de trabajar, me llevaron a ser, también, Supervisión Junior en un proyecto multimillonario.
  9. Tuve más citas con mamá.
  10. Visitamos un tercer proyecto que está en fase de documentación y diseño, el cual será ejecutado en 2024.
  11. Recibí un camión de concreto en el proyecto en el que ejerzo como Supervisión Junior y la persona que lo llevaba me reconoció del primer proyecto del año (en el trabajo anterior como Control de Calidad).
  12. Me convertí en apoyo a Gerencia de Infraestructura.
  13. Estuve al frente de la programación, análisis de costos, compra y programación de materiales, ejecución, residencia y supervisión de 3 proyectos completos: parqueos, cabezal de descarga de aguas lluvias, duchas y lavandería.
  14. Fui la única persona de la Universidad que mi mejor amigo de la Universidad invitó a su fiesta de graduación.
  15. Instalé ventiladores de techo en la casa.
  16. Aunque me prometí no volver a tener una mascota porque no tengo corazón para seguir perdiéndolas a lo largo de mi vida (desde que murió mi Xandecito), también aprendí que no tengo corazón para permitir que un animalito sufra si yo puedo cambiar eso, así que cuando encontré una gatita en las bodegas de mi trabajo y supe que la había abandonado la mamá y sus hermanos, rápidamente decidí adoptarla.
  17. Sentí la emoción de ver cómo los proyectos terminados son utilizados con normalidad. Las personas utilizan los parqueos, el agua lluvia se descarga en el río con el cabezal, etc.
  18. Pasé más tiempo de calidad con mi familia.
  19. No me cansé de intentar regresar a la vida sana.
  20. Aprendí que a la madre naturaleza no hay que llevarle la contraria, sino buscar una forma de hacer lo que ella quiere sin que te afecte.
  21. Viajé mucho en carretera.
  22. Tomé muchos cocos.
  23. Disfruté muchos atardeceres.
  24. Aprendí a usar AutoCAD.
  25. Me subí a una retroexcavadora.
  26. Aprendí a conducir una retroexcavadora.
  27. Me subí a una moto.
  28. Compré una moto.
  29. Aprendí a conducir una moto.
  30. Presencié la demolición y reconstrucción de un proyecto en 90 días.
  31. Me corté el pelo.
  32. Me hice rayitos.
  33. Viajé en carretera en la moto.
  34. Fui mistery shopper.
  35. Presencié la apertura de una pizzería en mi rancho.
  36. Mis compañeros de trabajo me invitaron a muchas cañas de azúcar.
  37. Noté que le empezaron a nacer borlitas a la gatita que adopté y que por lo tanto era un gatito.
  38. Me enorgullecí del hecho que mi gatito se sienta libre y seguro para pasar dormido bajo este humilde techo.
  39. Presencié la bajada de tanques de combustible.
  40. Me hace mucha ilusión que mi gatito quiera estar en los mismos lugares que yo.
  41. Visité la planta de ECON.
  42. Llevé a mi gatito a que lo vacunaran y terminó ganando un concurso de mascotas en el municipio, ¡le regalaron un montón de cosas!
  43. Fui al mar en botas.
  44. Me alisé el pelo.
  45. Hubo un día en el que sentí completa y genuina satisfacción por la vida.
  46. Vi a mi gatito emocionarse por la existencia de otro ser igual que él.
  47. Viajé nuevamente y al fin conocí Antigua Guatemala.
  48. Asistí a una exposición de Van Gogh.
  49. Se armó la salida con mis compañeras del trabajo en la cual almorzamos, platicamos, compramos vestidos y cosas de maquillaje.
  50. Me enorgullecí de ver lo grande y sano que se ve mi gatito.
  51. Me di cuenta que en el 2019 me emocioné por la idea de tener un trabajo como el que tengo ahora, y si eso es manifestar o que Dios cumpla los deseos de tu corazón, pues lo obtuve 3 años después y aquí estamos cumpliendo deseos de Katherine del pasado.
  52. Volví a subirme a un columpio.
  53. Pude enviarle su ramo de rosas a la Virgen por haberme ayudado a decirle a Diosito que me echara la mano con mis oraciones del año pasado.
  54. Me produje totalmente en la casa para ir a mi primera fiesta laboral.
  55. Inicié con mi emprendimiento y me di cuenta lo divertido que es visitar amigas, ponerlas más guapas, ponernos al día y disfrutar los fines de semana juntas.
  56. Cambió mi horario para levantarme.
  57. Salí con mis amigas.
  58. Me inscribí al gimnasio.
  59. Presencié la apertura de un local de helados.
  60. Llego más rápido a todos lados y tengo un poquito más de tiempo para escribir, crear videos, leer y dormir.

¡Hasta siempre, 2022! Gracias por todo.

¡Por un próspero 2023!