Viaje a Guatemala con la Selección Mayor de Atletismo de El Salvador.

Una de las cosas que pensé que nunca volvería a vivir es ser seleccionada de atletismo para representar a mi país en un campeonato, pero gracias a Dios que ha sucedido otra vez. 🙂

Como parte de la preparación mental para el Centroamericano Mayor y también para ayudar al hecho de que han habido poquísimas competencias para mayores este año, la federación nacional de atletismo nos envía a Guatemala a competir con ellos en el campeonato nacional. Nos vamos a foguear de manera amistosa y también, nos vamos a compenetrar más como selección.

Creo que mi parte favorita de esto es que, como vamos a un país que queda a la par nuestra, el viaje sale al mediodía. ❤

Mil gracias a:

  • Roger Manzur, mi primer entrenador de atletismo y encargado de armar las selecciones por la gran oportunidad.
  • Juan Enrique Galdámez, mi actual entrenador de atletismo, que ha hecho un increíble trabajo estos años para lograr mejorar mi condición física y técnica en lanzamientos.
  • #lamamádeQueith, porque su apoyo a todos mis proyectos es incondicional. ❤
  • Dios, porque siempre me pone a las mejores personas en el camino.

¡A ver cómo me va en Guatemala! 🙂

wp-image--1812893507
Por primera vez viajo con una compañera de equipo en selección. Me voy con Mamu a Guatemala. 🙂
wp-image-881858371
Este viaje me hace mucha ilusión porque solo viajamos mayores de edad. Normalmente, en las selecciones mayores meten juveniles y hasta infantiles, pero como en el año no ha habido suficientes competencias para los mayores, solo los mayores viajamos a Guatemala.
wp-image-698091670
Encontramos un doggo en la frontera. ❤
wp-image-1243238116
Las Perlitas nos patrocinan. 🙂
wp-image--116360130
Nos estamos hospedando en Hotel Sevilla, Ciudad de Guatemala, Guatemala.
wp-image--1010777610
Esperando la hora para irnos a cenar. 🙂

 

Anuncios

Añade un collar dorado para ir de fiesta y ya está.

Pocas veces en la vida me ha sucedido que tengo una fiesta de improvisto, y digo pocas porque, en realidad, suelo planear mi agenda con meses de anticipación. Pero esta vez fue distinta, resulta que yo estaba fuera del país y la que manejaba mi agenda era mi prima.

Cuando yo ando fuera del país, normalmente ando cómoda, léase camisetas y jeans. Así que cuando recibí el mensaje diciéndome: “tenés que estar lista para la fiesta a las 3pm porque te va a llegar a traer el taxi a esa hora”, me quedé en shock. Ni siquiera tenía tanto tiempo para arreglarme y ni siquiera podía tomar algo de mi ropa para vestirme acorde a la ocasión, ¡no llevaba muchas cosas porque estaba viajando!

wp-1493618065828.
Uno de los collares más lindos y grandes y livianos que he visto en mi vida entera.

Al final, me di cuenta que cualquier vestimenta casual y cómoda puede ser convertida en un outfit de fiesta rápidamente con los accesorios correctos. Y como mi prima se dedica a la moda, sabía que ella tenía que tener algo que resaltara.

Justo encontré el collar dorado más grande que había visto jamás y supe que sería el necesario para estar lista.

wp-1493617868861.
Mi maquillaje es lo más básico del mundo. Básicamente es pestañas y labios. Los moños que me hice no son el peinado final.

Me terminé presentando con una camiseta blanca, mis pantalones de siempre, los tenis blancos Puma y el collar dorado con mi cabello suelto. Ese día aprendí que arreglarse para una fiesta no debe de ser cansado, no hay que ir a comprar ropa nueva, no hay que ir al salón, no hay que planear la ropa a último detalle… con un collar dorado es más que suficiente para convertir cualquier conjunto cómodo en un atuendo digno de una fiesta traquila. Si querés cansarte, que sea en la fiesta, no antes.

El collar dorado hermoso que utilicé ese día es de BSK pero hay miles de diseños y marcas en el mundo que puedes ver, también. Solo basta que busques algo como collar dorado fiesta en Google para que veas las miles de opciones que existen.

wp-1493618065829.
¡Lista para la fiesta!

Viajes en carretera

Acabo de encontrar unas fotos de algunos viajes en carretera que hice antes de volverme a establecer en una sola ciudad. Y, aunque me da nostalgia, la verdad es que sigo haciendo prácticamente lo mismo.

Cuando viajas en carretera hacés lo mismo que hacés en una habitación: te sentás a leer, dormís un rato, escuchás música, escribís algún post o tomás fotografías. La única diferencia es que el paisaje en la ventana va cambiando constantemente.

Durante el viaje en carretera siempre esperás que, al finalizar el camino, haya un grandioso paisaje y unos días inolvidables.

La verdad es que tuve increíbles momentos disfrutando las carreteras y los paisajes. Pero voluntariamente he elegido que mi carretera sea mi habitación y el grandioso paisaje al final de este camino será el fruto de lo que estoy trabajando ahora. ❤

Sigo viajando en carretera solo que no me estoy moviendo de lugar.

img_0591.jpg
Esta preciosa imagen la tomé en un ascensor de Polanco, Ciudad de México. El elevador era de vidrio y, aunque las primeras veces sí me dio un poco de vértigo, aprendí a disfrutar el paisaje que me brindaba al cabo de unos días.
img_0731.jpg
Esta postal es de la frontera Hidalgo – Tecún Umán (México – Guatemala), que se ve muy alegre y amplia pero fue donde tuve un susto enorme la última vez que viajé en carretera. Realmente, me ha hecho preguntarme si quiero volver a viajar en carretera esta ruta (hasta el día de hoy no dejo de pensar que optaré por cambiar a un avión).
img_0690.jpg
Este paisaje es de Puebla. Me gustó porque tres cosas increíbles y muy características de México están en la misma imagen: cultura (tumba), construcciones (tope) y naturaleza en abundancia.
img_0560.jpg
Amanecer en autopista Querétaro.
img_0700.jpg
Después de viajar tantas veces la ruta El Salvador – México en bus se sabe que este lugar es como decir que ya sobreviviste a la mitad del viaje (aunque en realidad sea como un tercio).
img_20120722_195958.jpg
Unas flores encerradas en Santiago de Querétaro, Querétaro.
img_0698.jpg
Creo que es una tumba en Puebla aunque también puede ser un santuario.
img_0333_edit0.jpg
Viñedos de Tequisquiápan, Querétaro. Este día me subí a un kiosko de madera, tomé fuertemente un lazo y empecé a caminar alrededor de un poste de madera para patear uvas.
img_0622.jpg
Construcciones en carretera de Puebla (siempre pensando en soluciones para los civiles).
img_0663.jpg
Citlaltépetl, conocido como “El Pico de Orizaba”. Uno de las imágenes más increíbles que vi mientras viajaba en carretera.

Estos no son los únicos paisajes que he podido admirar en mis viajes por carretera pero sí son parte de unas fotografías que nunca logré publicar y que acabo de encontrar en una microsd abandonada. 🙂

IRTRA MUNDO PETAPA GUATEMALA

Mis sobrinos querían que yo conociese IRTRA Mundo Petapa así que nos quedamos un día más en Guatemala para ir. IRTRA significa Instituto de Recreación de los Trabajadores y es una línea de parques de diversiones a lo largo del país a los que se puede acceder con una misma membresía.

El Mundo Petapa tiene la ventaja de quedar en la ciudad, por lo que armar un viaje para visitarlo es de un mismo día, se puede no madrugar y se puede llegar temprano a casa. Dependiendo del número de personas en el parque y las filas que se tengan que hacer.

Nosotros decidimos levantarnos sin alarmas, arreglarnos para ir con tiempo y manejar con cuidado. Recuerdo que cuando yo estaba de extranjera en México mi aplicación para conocer en dónde andaba era una combinación de Foursquare y Google Maps. Mi prima me contó con orgullo que ella usa Waze. 🙂 Me da pesar que yo no se la recomendé pero me enternece que yo sea la persona a la que le cuenta este tipo de logros con orgullo.

Cuando nos íbamos asomando al lugar, solo se me vino un recuerdo a la mente: EL TELEFÉRICO DE SAN JACINTO. Era EL parque que estaba abierto todo el año en San Salvador, era EL parque de diversiones al que yo iba cada 3 semanas, era EL parque de mi infancia y ahora ese parque ya no está. De hecho, por curiosidad fui a buscar fotos recientes y se me ha hecho un nudo en la garganta al ver el abandono en el que cayó.

Cuando íbamos entrando, me di cuenta que mis sobrinos iban a tener EL parque de su infancia en su memoria, porque aunque no lograron conocer el de San Jacinto, han visitado al Mundo Petapa tantas veces que ya tienen un mapa mental del lugar en sus cabecitas.

Fuimos muy astutos al ir en un día de oficina porque estaba solo. Si habían 50 almas en el lugar entero eran muchas. Así que teníamos 0 cola que hacer, 0 minutos que esperar y muchas ruedas por visitar. Nos logramos subir dos veces a cada una. Una mis sobrinos y su mamá y otra mis sobrinos y yo. ¡Ellos se divirtieron a lo grande!

Una de las cosas que me gustó de IRTRA Mundo Petapa y que, francamente me arregló de mi experiencia en Guatemala, es que tiene un zoológico privado interno en el que, como no había casi nadie en todo el lugar, pude admirar en primera fila a muchos animales que me faltaron cuando visité el Zoológico La Aurora.

Me había quedado esa espinita porque por donde vieras había mares y mares de gente y quedarte a admirar un ratito la naturaleza del animal no era opción. Sin embargo, en Mundo Petapa lo logré y me gustó muchísimo la experiencia. Además, quizás por ir un poco tardecita y estar el sol más suavecito, los animales estaban más a la vista que cuando fui a La Aurora.

Ahora, la nueva espinita es que no me logré subir a la Chicago, o la noria, porque llegué justo cuando la última vuelta estaba en función. Ya no podían subir a más personas y me quedé con las ganas de disfrutar ese viaje. Esa noria se veía tan pacífica que tenías el presentimiento de poder hablar de filosofía mientras tomabas el té al mismo tiempo que admirabas el lugar.

Caso contrario las norias que suelen poner en los parques temporales aquí, no solo estás girando, sino que la góndola se mece demasiado y el chillido de las estructuras metálicas te hace preguntarte por qué pensaste que era una buena idea subirte en primer lugar.

Pero vamos, que una espinita como esa no es nada comparada con lo mucho que me divertí. En realidad, mis sobrinos sí me conocen y sabían que yo iba a disfrutar mucho del parque.

El día no podía terminar de otra forma más que con un regreso a casa jugando a golpearnos cada vez que veíamos un Volkswagen en la carretera. ❤

wp_20160115_013.jpg
La selfie en el baño es de rigor. ¿Te fijaste lo espacioso y LIMPIO que es un baño público en Guatemala? Además ¡olía rico!
wp_20160115_017.jpg
El cabello de mi sobrina es GOALS. Es súper grueso, LISO NATURAL y brillante.
wp_20160115_018.jpg
Mi cabello colocho también es lindo. Haha, selfie mientras esperamos el almuerzo.
img_3473.jpg
Teníamos el parque para nosotros solos. No hacíamos colas, dábamos las vueltas que quisiéramos en las ruedas que quisiéramos en los asientos que quisiéramos. Este es un dragón rojo y es parecido a un gusanito en El Salvador, solo que es más rápido.
img_3559.jpg
El ratón loco es similar a el juego de las tazas que dan vueltas (rotan en un eje y giran respecto a un punto) combinado con una montaña rusa. ¡De verdad era un ratón loco!
wp_20160115_026.jpg
Dentro de IRTRA hay hermosas construcciones como ésta. No sé si será un museo o una oficina o una recepción o el lugar dónde tengan guardado el récord de las personas que visitan el parque pero es bellísimo.
wp_20160115_027.jpg
Y también hay jardines hermosos.
wp_20160115_028.jpg
El parque está dividido en sectores y hay uno donde están los dinosaurios. Me subí en tres toboganes de dinosaurios y hasta después me di cuenta que había restricción de edad, ¡jajaja!
wp_20160115_040.jpg
Igual no me impidió meterme en el huevo columpio para tomarme la respectiva foto del recuerdo.
wp_20160115_045.jpg
Si algo me encantó de IRTRA fue que me quitó el mal sabor de boca del Zoológico La Aurora, el zoo está muy bien, pero había tanta gente que no pude disfrutar ni ver a los animales de cerca. Fue una sorpresa para mí saber que había un zoológico privado en IRTRA Mundo Petapa y, ya que fuimos un día que no había muchas personas y casi todos están en oficina, pues pude verlos a todos en primera fila.
maxresdefault
Un gusto conocerte avestruz bebé.
wp_20160115_047.jpg
Algunos pavos reales andan afuera como si no fuera la gran cosa y me encanta saber que se sienten seguros en un lugar donde suelen caminar muchos humanos y que esos humanos respeten su vida.
wp_20160115_048.jpg
Anda viendo los otros animales como si fuera uno de nosotros.
wp_20160115_049.jpg
La manita del monito me da ternura.
wp_20160115_051.jpg
¿Es un gavilán o un águila? Igual está súper lindo.
wp_20160115_055.jpg
Una nutria comiendo en su islita de rocas.
wp_20160115_062.jpg
Los pavos reales son los dueños del lugar, en serio andan donde quieren.
wp_20160115_065.jpg
Me costó encontrar un pavo que tuviera su cola extendida.
wp_20160115_066.jpg
Y se dio la vuelta para darme la parte en la que no se ven los colores.
wp_20160115_067.jpg
Pero mi sobrina hizo sonidos para llamar su atención.
wp_20160115_068.jpg
Y logré capturarlo en foto, ¡al fin! La última vez que vi uno fue en México cuando Ana me llevó al Museo Dolores Olmedo en Xochimilco, Ciudad de México.
wp_20160115_069.jpg
¡Y habían venaditos en IRTRA!
wp_20160115_070.jpg
¡Muchos venaditos descansando! Descansan como los gatitos.
wp_20160115_071.jpg
IRTRA Mundo Petapa es un lugar que es más que juegos mecánicos, atrás de mí hay una piscina. Al final, IRTRA es entretenimiento, juegos mecánicos, club, comedor, ¡es de todo! ¿¡qué no es!?
wp_20160115_081-2.jpg.jpeg
Había un juego mecánico que es una canoa en la que NO hay seguros, la barra donde agarrarse es súper lisa y la única manera de seguir dentro de la canoa es abrirse como si una fuera a dar a luz y hacer presión con las extremidades en las paredes internas de la canoa. Pues siendo yo alta no es tanto el problema, ¡el problema es que ese juego es para más de 5 persona! ¡Y en mi canoa íbamos tres! Y COMO YO ERA LA GANOSA DE SUBIRME me pusieron al frente y ¡BUM! Recibí todo el chapuzón de agua yo. Porque la canoa va en un riel como si fuese una mini montaña rusa. Pasando el temor de “ir sin seguridad”, está muy divertida la canoa.
wp_20160115_084.jpg
Se me ocurrió la grandiosa idea de subirnos al trencito para secarnos después de la canoa. Al final no sé si fue buena idea porque pasa por un túnel oscuro y hay muchas cosas de miedo.
wp_20160115_087.jpg
¡Esta hermosa noria me quedó pendiente en el parque! Después de secarnos en el trencito, salí corriendo para ver si la alcanzaba y, aunque todavía estaba en funcionamiento, ya no dejaban subir a nadie. Estaban terminando esa vuelta y, pues, sufrí un poquito porque quería tener la noción de ver TODO el parque de forma tranquila y armar el mapita en mi cabeza del lugar.
wp_20160115_088.jpg
Pero descubrí la vista superior del trencito.
wp_20160115_090.jpg
Y casi tiene el código de mi país.
wp_20160115_091.jpg
Desde este punto se puede ver algunos juegos importantes. Ese gran faro que se ve ahí es la atracción principal. No sé cómo se llama así que le diré cohete por ahora. Ese cohete sube y baja a grandes velocidades y se queda un tiempo en lo más alto, y justo cuando creés que todo va a estar más tranquilo, ¡te jala lo más que puede para abajo! Es similar a uno que hay en Six Flags México.
wp_20160115_092.jpg
Sí, me subí a eso y lo peor es que no había nadie a la par mía. Mi prima y yo nos subimos con la idea de llevarnos un buen recuerdo de las ruedas más yucas. El detalle fue que como solo nos íbamos a subir las dos a toda la rueda, nos pusieron diametralmente para hacer equilibrio del peso en la rueda. ¡Así que nos fuimos solas!
wp_20160115_095.jpg
La placita de antesala a los juegos es un hermoso paisaje para decir adiós. Además, le pusieron unas pascuas hermosas que van acorde a la época.
wp_20160115_096.jpg
La última vista a los juegos. Me despide un hermoso atardecer de Guatemala. ¡Mañana salimos para la casa!

Centro Comercial Pradera Concepción

wp_20160109_018.jpgwp_20160109_026.jpgwp_20160109_034.jpgwp_20160109_027.jpgwp_20160109_028.jpgwp_20160109_029.jpgwp_20160109_037.jpgwp_20160109_040.jpgwp_20160109_041.jpgwp_20160109_042.jpgwp_20160109_044.jpgwp_20160109_046.jpgwp_20160109_049.jpgwp_20160109_053.jpgwp_20160109_056.jpgwp_20160109_063.jpgwp_20160109_065.jpgwp_20160109_066.jpg

ESTOY VISTIENDO>> Pantalones: Jordache (similar) | Zapatillas: Bp (similar) | Suéter: CZC

Visitamos el Centro Comercial Pradera Concepción en Guatemala en una noche fría por lo que de postre, no podía comer algo helado, así que me decidí por un rico y calientito rol de canela de Cinnabon con caramelo extra y pecanas.

Ya casi nos regresamos a El Salvador así que fuimos de compras porque mis sobrinos querían unas camisas nuevas. 🙂

Es bastante curioso que antes, las familias solían divertirse en parques pero hoy nuestros parques de diversión son los centros comerciales. Y es que son los únicos lugares sanos que están abiertos después de que se oculta el sol. Los centros comerciales son nuestro entretenimiento bajo techo y un lugar muy conveniente para hacer diligencias.

Centro Comercial Pradera Concepción, en específico, es un lugar que tiene 180 opciones de compra y para ser honesta, es un lugar demasiado bonito y grande que vale la pena visitar.

No me arrepiento de haber estado ahí.