Viaje a Guatemala con la Selección Mayor de Atletismo de El Salvador.

Una de las cosas que pensé que nunca volvería a vivir es ser seleccionada de atletismo para representar a mi país en un campeonato, pero gracias a Dios que ha sucedido otra vez. 🙂

Como parte de la preparación mental para el Centroamericano Mayor y también para ayudar al hecho de que han habido poquísimas competencias para mayores este año, la federación nacional de atletismo nos envía a Guatemala a competir con ellos en el campeonato nacional. Nos vamos a foguear de manera amistosa y también, nos vamos a compenetrar más como selección.

Creo que mi parte favorita de esto es que, como vamos a un país que queda a la par nuestra, el viaje sale al mediodía. ❤

Mil gracias a:

  • Roger Manzur, mi primer entrenador de atletismo y encargado de armar las selecciones por la gran oportunidad.
  • Juan Enrique Galdámez, mi actual entrenador de atletismo, que ha hecho un increíble trabajo estos años para lograr mejorar mi condición física y técnica en lanzamientos.
  • #lamamádeQueith, porque su apoyo a todos mis proyectos es incondicional. ❤
  • Dios, porque siempre me pone a las mejores personas en el camino.

¡A ver cómo me va en Guatemala! 🙂

wp-image--1812893507

Por primera vez viajo con una compañera de equipo en selección. Me voy con Mamu a Guatemala. 🙂

wp-image-881858371

Este viaje me hace mucha ilusión porque solo viajamos mayores de edad. Normalmente, en las selecciones mayores meten juveniles y hasta infantiles, pero como en el año no ha habido suficientes competencias para los mayores, solo los mayores viajamos a Guatemala.

wp-image-698091670

Encontramos un doggo en la frontera. ❤

wp-image-1243238116

Las Perlitas nos patrocinan. 🙂

wp-image--116360130

Nos estamos hospedando en Hotel Sevilla, Ciudad de Guatemala, Guatemala.

wp-image--1010777610

Esperando la hora para irnos a cenar. 🙂

 

Advertisements

Los doce artículos de la fe por A. J. Moggré

Justo ayer terminé de leer los doce artículos de la fe. Un libro corto y bonito sobre los puntos más importantes de la religión cristiana.

Este libro llegó a mí por medio de mi comunidad. Es divertido, pero desde hace varios años yo le venía pidiendo a mi coordinador de la comunidad que hiciera un tema sobre el credo. Esa oración larguísima que solemos decir en la misa que reafirma nuestra fe y expresa lo que creemos en nuestro corazón.

Pues mi coordinador no hizo ese tema, pero Dios quiso que yo tuviera mi tema en mis manos y me gané este libro en la cena navideña de la comunidad. (Mi madre también se ganó el otro libro que había de premio, nos trajimos todos los libros a la casa).

Este libro llegó a mi vida apenas la semana pasada y ayer lo leí completo.

De verdad creo que este libro estaba destinado para mí. En realidad, en cada cena navideña, todos nos vamos con un regalito, pero solo habían dos libros. Y la dinámica era del tiro al blanco. Yo fallé estrepitosamente, así que me dejaron aparte con los que no le habíamos apuntado a nada para ponernos una penitencia.

Al final cuando pasaron todos y todos se habían llevado la mayoría de regalitos, nos pasaron al frente y nos hicieron preguntas de la Biblia, a mí me preguntaron quién fue el primogénito de Caín (en la mañana del día de la cena, yo había ido a la cafetería de la familia Escobar y siempre pido el periódico para hacer el crucigrama, justo venía esa pregunta y también preguntaban por la patria de Abraham, que es Ur).

Entregaron a cada quién regalitos y mi sorpresa fue que eligieron entregarme el libro a mí. ❤

Este libro es de fácil lectura pero es necesario que lo leas con tu Biblia a la par, ya que trae muchas citas y qué mejor que vayas indagando con La Palabra a la par tuya.

Los doce artículos de la fe por A. J. Moggré.

Los doce artículos de la fe es un libro corto que trata sobre el credo.

El Credo es una oración que reafirma en lo que la Iglesia cree y lista las verdades de la fe cristiana. Su fundamento se encuentra en la Biblia, punto por punto, aunque la oración como tal, no está escrita en el evangelio como el Padrenuestro.

Digamos que no se te ocurriría poner en tela de juicio lo que el Padrenuestro dice, porque son las palabras que dejó Jesús textualmente.

Pero con el Credo es distinto. Las partes del credo aparecen en distintas partes del evangelio y recopilarlas en una oración es una forma de que nuestra religión sea más didáctica.

Es por esto que se hace sumamente necesario ahondar en lo que el Credo significa y exponer el por qué se menciona cada uno de estos 12 puntos en la oración.

Este libro fue escrito para confortar a los cristianos en España. Si bien sabemos que tenemos una Biblia y que conseguir una cuesta menos de $25 dólares, no siempre terminamos de entender todo lo que la Biblia tiene para decirnos.

Por esta razón, tener un libro corto que te explique de manera profunda lo que un estudioso o un alto cargo en la Iglesia conoce de un tema en particular se vuelve imprescindible para terminar de comprender lo que La Palabra nos quiere decir o simplemente reafirmar el conocimiento que tienes.

Como todo libro, tienes que aprender a quedarte con lo que te sirve y respetar las cosas que difieren contigo.

Este libro lo escribió un pastor. Cuando vi que el autor era mencionado como pastor supe que este libro no era católico.

En el catolicismo respetamos muchísimo a María. La respetamos y la queremos. La imagen de la buena madre es más fuerte para los católicos latinoamericanos. Ahora imagínate todo el cariño que alguien puede sentir por María si es católico, latinoamericano y marista (educado en colegios Maristas por 12 años).

Teniendo todo ese cariño en mí es bien difícil leer en un libro que trata sobre los fundamentos de la fe (vamos, que Dios es amor y es justo) en el que tratan a María de una forma bastante cruel, al punto de decir que los que la tenemos en estima podemos llegar a ser considerados malditos.

Es demasiado fuerte leer algo así, sobretodo cuando no existe ninguna prohibición en toda la Biblia que diga que sobre el amor que podés sentir por María.

Con mi cariño no le estoy atribuyendo poderes a María, con mi cariño no estoy rogándole a María por mi salvación, con mi cariño no le estoy quitando ningún mérito al Padre. Pero es que ni siquiera Jesús, que jerárquicamente estaba por encima de María, la ha hecho de menos ni ha dicho que tenemos prohibido quererla.

María fue la elegida por Dios y ella lo único que hace es agradecerle a Dios con su oración el Magnificat. Jamás ella dijo que tenía potestad, nunca dejó de ser humilde a pesar del gran papel que le tocó cumplir en el plan de Dios.

Lo siento pero creo que si maldices a cualquier persona solo porque le tiene cariño a una mujer así, creo que tienes un problema. Y más cuando la misma religión que practicas te da el permiso de amar así como el Padre nos ha amado.

Cuando te dedicas a estudiar la Biblia, te das cuenta que sí existen entes de los que debes de protegerte, incluso tipos de personas con las que ya no debes llevarte. Hasta hay tipos de personas a las que puedes odiar (sí, tenemos permiso para odiar). Pero hasta el día de hoy no he leído en ninguna parte de la Biblia que el querer a María me hace querer menos a Dios y que por eso soy maldita.

Creo que es al contrario, si eres capaz de tener mucho cariño por María y por el papel que le tocó desempeñar en el plan perfecto de Dios solo significa lo mucho que Dios ha tocado tu corazón, lo mucho que Jesús forma parte de tu vida y lo mucho que el Espíritu Santo te ha hecho entender los designios que escribió el Padre.

En resumen, el querer a María no le quita méritos a Dios. Dios es Dios y Él fue el que eligió a María. Dios es el que planeó todo, del principio al fin y el objetivo era mostrarnos a Jesús, y Jesús para no dejarnos solos en lo que regresaba, nos mandó al Espíritu Santo para que nos cuidara y guiara en el tiempo restante del plan perfecto que escribió Dios.

Después de mi aclaración personal sobre María, debo decir que sí logré aprender un par de cosas más sobre Jesús y el Credo. Así que si planeas leer este libro, tienes que llevar tus bases sólidas y los huecos que te hacen falta comprender listos para atar cabos.

Como te digo, es un libro corto, tiene 24 páginas y puedes leerlo en menos de un día. Pero si de verdad quieres tener un mensaje claro o una respuesta profunda, es mejor que lo leas a la par de tu Biblia. 🙂 Trae muchas citas que enriquecen el tema.

Todos los libros que hablan de la fe son muy interesantes pero ninguno termina de ser tan bueno como La Palabra. ❤ Recuerda siempre esto cuando estés a punto de leer un libro que trate de tu fe.

Frases interesantes de Los doce artículos de la fe por A. J. Moggré.

  1. No ganamos la misericordia del Señor por medio de nuestras buenas obras.
  2. Así nació el Hijo de Dios (nuestro Redentor, ahora en el cielo) como hijo de María, en la aldea de Belén, bajo el reinado del Emperador Augusto.
  3. No podía descubrirse por su aspecto que era el Hijo de Dios y así pues, nadie le honró salvo unos pastores, unos magos de Oriente, Siméon y Ana.
  4. Los miembros importantes de la Iglesia en aquella época, le rechazaron, pues deseaban otro redentor, otro tipo de redentor. No querían a uno que muriera para librarlos de sus pecados, ya que se creían justificados delante de Dios.
  5. El Señor quería padecer el juicio por esta humanidad perdida; El quería ser condenado en lugar de ésta.
  6. Antes de llevar a cabo la obra redentora de su pueblo, el Señor no hizo nada para contrarrestar la violencia de sus enemigos, ni tampoco su Padre.
  7. Todo lo que el Padre le dio, Él lo daría a los suyos, pues si eran hijos, también eran herederos de Dios y coherederos con Cristo.
  8. Jesús, por su muerte, ha restaurado las relaciones de los suyos con Dios, y ahora éstos le reciben para que los conduzca a la gloria eterna.
  9. Es una consolación muy grande para todos los hijos de Dios, saber que tanto en el cielo como en la tierra tiene potestad, de manera que puede tener cuidado de sus hijos.
  10. Después de haberse ido al cielo dio su Espíritu Santo a la Iglesia para que la guiase a toda verdad (Juan 16: 13); por eso confesaban nuestros padres: “Creo en el Espíritu Santo”.
  11. Ciencuenta días después de su resurrección, o sea diez días después de su ascensión, recibieron el Espíritu Santo.
  12. Se quedaba con ellos en todos los lugares donde predicaban el Evangelio, persuadiendo a muchos a creer.
  13. El Señor ya no está con nosotros corporalmente, pero recibimos al Espíritu Santo para guardarnos en la fe y guiarnos a toda verdad.
  14. La voluntad de Dios exige que los creyentes de cada sitio se reúnan. Nadie puede estar solo para ser su propio doctor, profeta o lo que fuere (Hechos 15: 1, 19: 8 – 12).
  15. Y después de la resurrección el Padre celestial dio a Cristo como Cabeza a su Iglesia.
  16. La Iglesia de nuestro Señor Jesucristo no es muy poderosa según la carne ni puede gobernar el mundo. Pero no hay de qué temer, porque por encima de todos los poderes, tronos, reyes y gobiernos está el Rey de reyes. Suyo es el oro, la plata y todas las riquezas e incluso gobierna los pensamientos de todos “como los repartimientos de las aguas” (Proverbios 21: 1).
  17. La Biblia nos enseña igualmente que la voluntad de Dios exige que su Iglesia esté puesta bajo la vigilancia de sus siervos.
  18. La verdadera religión es alabar a Aquel que por medio de Jesucristo es nuestro Padre.
  19. Porque no tenemos un Pontífice que no se pueda compadecer de nuestras flaquezas, mas tentado en todo según nuestra semejanza, pero sin pecado.
  20. Así lo quiere el justo juicio de Dios. Pero hay esperanza. Porque ha resucitado nuestro Señor que anduvo por el mismo camino, y vive eternamente. Venció a la muerte y por tanto, los suyos no mueren sin consolación.

Si querés recomendarme un libro, mandame el nombre y autor por aquí.