Destacado

La Guía Definitiva del Blog.

Hoy quiero compartirte una noticia gigante que me hace mucha ilusión: ¡ya viene LA GUÍA DEFINITIVA DEL BLOG!

La Guía Definitiva del Blog es la única guía de Blogging que necesitas leer. Desde no tener idea de nada hasta poder hacer todo es el objetivo de La Guía Definitiva del Blog.

Trae todo el conocimiento y práctica para mantener un blog vivo por más de 12 años y cómo sobrevivir con mucho amor y trabajo por muchísimo tiempo más.

Aparta tu copia ahorita mismo a precio de preventa aquí: https://gumroad.com/l/ktusQ

Lo que La Guía Definitiva del Blog te promete es entender una profesión, educarte al respecto y darte los pasos definitivos para practicarla antes que termines de devorar la guía misma.

Cuando termines con La Guía Definitiva del Blog serás una persona más genial, con una habilidad nueva, con un blog nuevo y con muchísimas puertas nuevas por abrir. Es por eso que el mejor momento para hacerte con una copia de La Guía Definitiva del Blog es ahora.

Después voy a duplicar el precio puesto que el valor que trae consigo es alto.

Aparta tu copia de La Guía Definitiva del Blog aquí https://gumroad.com/l/ktusQ y recibirás:

1) La Guía Definitiva del Blog en formato .pdf para que la puedas leer en el teléfono, la computadora, la tableta o la imprimas y la leas en físico.

2) La Guía Definitiva del Blog en formato de videos para que puedas digerir y apreciar cada uno de los detalles que conlleva abrir, crear, escribir y mantener un blog, con la idea de que avances poco a poco en la creación y mantenimiento de tu propio blog.

3) Actualizaciones mensuales sobre el avance del proyecto en formato de correos electrónicos para que estés al tanto de La Guía Definitiva del Blog.

¡Gracias por estar aquí y formar parte de este proyecto tan hermoso! ❤

K.

Anuncios

La Selección Natural (El Origen de las Especies) de Charles Darwin.

  • El hombre selecciona solo para su propio bien; la naturaleza lo hace solo para el bien del ser que tiene a su cuidado.
  • El hombre no puede originar variedades ni impedir su aparición; únicamente puede conservar y acumular aquellas que aparezcan.
  • Podemos estar seguros de que toda variación perjudicial, aún en el grado más ínfimo, sería rigurosamente destruida.
  • A esta conservación de las variaciones y diferencias individualmente favorables y la destrucción de las que son perjudiciales, la he llamado selección natural o supervivencia de los más aptos.
  • En el sentido literal de la palabra, indudablemente, selección natural es una expresión falsa.
  • El hombre puede actuar solo sobre caracteres externos y visibles.
  • La naturaleza – si se me permite personificar la conservación o supervivencia natural de los más aptos- no se preocupa para nada de las apariencias, excepto en la medida en que son útiles a cualquier ser. Puede obrar sobre todos los órganos internos, sobre todos los matices de diferencia constitucional, sobre el mecanismo entero de la vida.
  • En la naturaleza, las más ligeras diferencias de estructuras o constitución pueden inclinar la balanza, tan delicadamente equilibrada, en la lucha por la vida, y de este modo ser conservadas.
  • ¡Qué breve su vida, y, por consiguiente, qué pobres serán sus resultados, comparados con los acumulados por la naturaleza durante períodos geológicos enteros!
  • La selección natural escudriña, cada día y cada hora, por todo el mundo, las más ligeras variaciones; rechaza las que son malas, conserva y acumula todas las que son buenas, y trabaja silenciosa e insensiblemente cuando quiera y donde quiera que se presenta la oportunidad, por el mejoramiento de cada ser orgánico en relación con sus condiciones orgánicas e inorgánicas de vida.
  • La selección natural podrá influir en los seres orgánicos y modificarlos en cualquier edad, por la acumulación de variaciones útiles a esa edad y por su herencia a la edad correspondiente.
  • Lo que la selección natural no puede hacer es modificar la estructura de una especie sin darle alguna ventaja para el bien de otras especies.

Selección sexual.

  • Esta forma de selección depende, no de una lucha por la existencia en relación con otros seres orgánicos o con condiciones externas, sino de una lucha entre individuos de un sexo, generalmente los machos, por la posesión del otro sexo.
  • Por lo general, los machos más vigorosos, los que son más aptos para desempeñar su papel en la naturaleza, dejarán más descendencia.
  • En muchos casos, la victoria depende no tanto del vigor natural como de la posesión de armas especiales limitadas al sexo masculino.
  • Asimismo ejecutan extraños movimientos ante las hembras que, asistiendo como espectadoras, escogen al fin al compañero más atractivo.

Ejemplos de la acción de la selección natural o de la supervivencia de los más aptos.

  • Podría citar muchos hechos para demostrar lo codiciosas que son las abejas por ahorrar tiempo; por ejemplo, su costumbre de hacer agujeros y de chupar el néctar en la base de ciertas flores, en las cuales con muy poca molestia más, pueden entrar por la boca.
  • La selección natural actúa solamente mediante la conservación y acumulación de pequeñas modificaciones heredadas, todas ellas provechosas para el ser conservado.

Sobre el cruzamiento de los individuos.

  • Es una ley general de la naturaleza el que ningún ser orgánico se fecunde a sí mismo durante un número infinito de generaciones, y que, de vez en cuando, quizá con largos intervalos de tiempo, es indispensable un cruzamiento con otro individuo.
  • Los insectos obran como un pincel de acuarela, y para asegurar la fecundación basta con tocar con el mismo pincel las antenas de una flor y luego el estigma de otra.
  • Hasta ahora no he encontrado un solo animal terrestre que pueda fecundarse a sí mismo.

Circunstancias favorables para la producción de nuevas formas por selección natural.

  • Aunque la naturaleza concede largos períodos de tiempo para la obra de la selección natural, no concede un período indefinido; pues como todos los seres orgánicos se esfuerzan por ocupar cada puesto en la economía de la naturaleza cualquier especie que no se modifique y perfeccione en el grado correspondiente en relación con sus competidores, será exterminada.
  • El transcurso del tiempo es solo importante – y su importancia en este concepto es grande – en cuanto que da mayores probabilidades de que surjan variaciones ventajosas, y de que sean seleccionadas, acumuladas y fijadas.
  • Para cerciorarnos de si ha sido más favorable para la producción de nuevas formas orgánicas un pequeño territorio aislado o un gran territorio abierto, como un continente, tendríamos que hacer la comparación en iguales espacios de tiempo, y esto no podemos hacerlo.
  • Que la selección natural obra generalmente con extrema lentitud, lo admito plenamente. Solo puede obrar cuando en la economía natural de una región hay puestos que puedan ser mejor ocupados mediante la modificación de algunos de los habitantes que viven en ellas.
  • La selección natural obrará, por lo general, con mucha lentitud, solo a grandes intervalos, y solo en unos cuantos habitantes de la misma región.

Extinción producida por selección natural.

  • La selección natural obra únicamente mediante la conservación de variaciones en algún modo ventajosas y que, por consiguiente, subsisten.
  • La rareza, según nos enseña la geología, es precursora de la extinción.

Divergencia de caracteres.

  • Cuanto más se diferencian los descendientes de una especie cualquiera en estructura, constitución y costumbres, tanto más capaces serán de ocupar muchos y muy diferentes puestos en la economía de la naturaleza, y más capaces por ello de aumentar en número.
  • Se ha demostrado experimentalmente que si se siembra una parcela de terreno con una sola especie de hierba, y otra parcela semejante se siembra con varios géneros distintos de hierbas, se puede obtener en este último caso mayor número de plantas y un peso mayor de herbaje seco que en el primer caso.

Efectos probables de la acción de la selección natural, mediante la divergencia de caracteres y la extinción, sobre los descendientes de un antepasado común.

  • La lucha por la producción de nuevos descendientes modificados se dará principalmente entre los grupos mayores, que se esfuerzan todos por aumentar numéricamente.

Convergencia de caracteres.

  • No sabemos que esté completamente poblada de formas específicas ni siquiera el área más prolífica: en el cabo Buena Esperanza y en Australia, donde vive un número tan asombroso de especies, se han aclimatado muchas plantas europeas.
  • La geología nos enseña que el número de especies de moluscos, desde los primeros tiempos del período terciario, y el número de mamíferos, desde la mitad del mismo período, no ha aumentado mucho, si es que aumentó algo.
  • Una especie dominante que ha vencido ya a muchos competidores en su propio país, tenderá a extenderse y a suplantar a otras muchas.

Resumen.

  • Pero si alguna vez ocurren variaciones útiles a cualquier ser orgánico, los individuos así caracterizados tendrán seguramente las mejores probabilidades de conservarse en la lucha por la vida, y, por el poderoso principio de la herencia, éstos tenderán a producir descendencia con caracteres semejantes.
  • Las formas inferiores y sencillas persistirán mucho tiempo si están bien adecuados a sus sencillas condiciones de vida.
  • Cuánto más difieren los seres orgánicos en estructura, costumbres y constitución, tanto mayor es el número de ellos que puede mantenerse en una misma área.
  • Así como los brotes dan origen, por crecimiento, a nuevos brotes, y éstos, si son vigorosos, se ramifican y sobrepujan por todos lados a muchas ramas más débiles, así también, a mi parecer, ha ocurrido el gran árbol de la vida, que con sus ramas muertas y rotas llena la corteza terrestre y cubre su superficie con sus hermosas ramificaciones, siempre en constante bifurcación.

Introduce tu dirección de correo electrónico para seguir este Blog y recibir las notificaciones de las nuevas publicaciones en tu buzón de correo electrónico.

Katherine.

TWITTER: http://twitter.com/Queith
G+: http://plus.google.com/+KatherineMontero/posts
4SQ: http://foursquare.com/Queith
INSTAGRAM: http://instagram.com/Queith
FACEBOOK: http://facebook.com/Queith
FACEBOOK: http://facebook.com/QueithM
PINTEREST: http://pinterest.com/Queith
BLOG: http://Queith.net
MEDIUM: https://medium.com/@Queith

Sobre la Amistad de Aristóteles.

14.

  • El hijo está en deuda y debe pagar, pero nada puede hacer que corresponda a lo que por él ha hecho su padre, de modo que siempre le es deudor.
  • La mayor parte de los hombres quieren que se les trate bien, pero rehuyen hacer bien, considerándolo improductivo.

Libro IX.
1.

  • La amistad fundada en el carácter, que se busca por sí misma, es permanente.
  • Cuando enseñaba una cosa cualquiera, pedía a su discípulo que calculara él mismo el valor de lo que había aprendido y aceptaba aquella cantidad.
  • Es más justo que fije el valor de un favor el que lo recibió que el que lo hizo.
  • No debe apreciarse una cosa por el valor que le damos cuando la tenemos, sino por el que le dábamos antes de tenerla.

2.

  • A todos los ancianos debemos honrarlos según su edad, levantándonos para salir a su encuentro, cediéndoles el asiento, y con otros actos semejantes de cortesía.

3.

  • La mayor parte de las diferencias entre amigos se producen cuando no son amigos de la manera que creen serlo.

4.

  • El grado más alto de amistad se compara con la que uno tiene para consigo mismo.

5.

  • La benevolencia se da incluso hacia personas que no conocemos y pasa inadvertida, y la amistad no.
  • El afecto se produce con el trato, y la benevolencia puede surgir de repente.
  • La benevolencia es el principio de la amistad, así como el placer visual lo es del amor, porque nadie ama si antes no ha gozado con la forma visible del ser amado.
  • El que se complace con la forma que ve no ama más por ello, sino solo cuando desea al ausente y anhela su presencia.
  • La benevolencia es amistad inactiva que, en el transcurso del tiempo y llegada al trato, se convierte en amistad.

6.

  • Se dice de una ciudad que hay en ella concordia cuando los ciudadanos piensan de la misma manera sobre lo que les conviene, eligen las mismas cosas, y hacen juntos lo que en común han acordado.
  • La concordia se refiere a lo práctico y, dentro de esto, a lo que es importante.
  • Pero cuando cada uno quiere ser él el que mande surge la discordia.
  • La concordia parece ser la amistad civil puesto que su objeto es lo que conviene y se relaciona con la vida.
  • Esta clase de unanimidad se da en los buenos, pues éstos están de acuerdo consigo mismos y entre sí, y teniendo, por así decirlo, un mismo deseo, quieren a la vez lo justo y lo conveniente, y a esto aspiran en común.

7.

  • Cuando se trata de préstamos los deudores quieren que dejen de existir sus acreedores, mientras que los que han hecho el préstamo incluso se interesan por la salvación de sus deudores.
  • Los que han favorecido a otros quieren que vivan los que han recibido sus favores porque piensan recibir su recompensa, y éstos, en cambio, no tienen interés alguno en corresponder.
  • La mayor parte de los hombres son olvidadizos y desean más recibir favores que hacerlos.
  • Los bienhechores quieren y aman a sus favorecidos, aun cuando éstos no les sean útiles en nada, ni exista la posibilidad de que lo sean en el futuro.
  • Para el bienhechor es hermoso el resultado de su acción, de modo que se complace en la persona en quien se da.
  • La obra del que ha actuado permanece (porque lo noble es duradero), mientras que la utilidad que recibe el favorecido pasa.
  • Y el recuerdo de lo noble es grato, el de lo útil no suele serlo.
  • Además, el querer es semejante a una actividad, ser querido a una pasividad, y es en los más activos en quienes se da la amistad y los sentimientos amistosos.
  • Todos tienen más cariño a lo que se obtiene con trabajo, como estiman más el dinero los que lo han ganado que los que no han tenido que esperar a ganarlo para tenerlo.
  • El recibir favores no es penoso, pero cuesta trabajo hacer el bien.
  • También quieren más las madres a los hijos; darles el ser es más trabajoso.

8.

  • Se censura a los que se aman a sí mismos más que a nadie, y se les da el nombre de egoístas como si ello fuera algo vergonzoso.
  • Todos los sentimientos amistosos proceden de uno mismo y alcanzan después a los demás.
  • Llamamos a un hombre continente o incontinente según lo que su inteligencia prevalece o no en su conducta.
  • Consideramos que cada uno es su mente, y nos parecen acciones personales y voluntarias aquellas en que más interviene la razón.
  • La inteligencia elige siempre lo mejor para uno mismo y el bueno obedece a la inteligencia.
  • Es también verdad que el hombre bueno hace muchas cosas por causa de sus amigos y de su patria, hasta morir por ellos si es preciso.

9.

  • La felicidad es una actividad, y la actividad evidentemente es algo que se produce.
  • La convivencia con los hombres buenos puede producir una especie de entrenamiento en la virtud.
  • La vida consiste principalmente en sentir y pensar.

10.

  • Porque ni diez hombres pueden constituir una ciudad, ni con cien mil hay ya ciudad.
  • También resulta difícil congratularse y condolerse íntimamente con muchos, pues es probable que coincida el tener que alegrarse con uno y entristecerse con otro.
  • Tampoco, en efecto, parece posible ser muy amigo de muchos, y por eso tampoco lo es amar a varias personas.
  • El amor tiende a ser un grado extremo de amistad, y éste solo es posible respecto de una persona; por tanto, una gran amistad solo es posible con unos pocos.

11.

  • Su presencia, que nos es grata, y la conciencia de que se duelen con nosotros, hacen menor la pena.
  • El hecho de ver a los amigos es grato, especialmente para el que para por una desgracia, y viene a ser una especie de ayuda contra el dolor (…); pero, por otra parte, es doloroso ver al amigo afligirse con motivo de las desgracias propias, porque todo hombre rehuye ser causa de dolor para sus amigos.
  • Los hombres de naturaleza fuerte procuran evitar que sus amigos tomen parte en sus penas, (…), y en general no admite compañeros de duelo, porque el mismo no se complace en él (duelo).
  • Deberíamos invitarlos gustosamente a nuestras alegrías (…); y rehuir en lo posible invitarlos a participar en nuestros infortunios.
  • Los males se deben compartir lo menos posible; de ahí aquello de << basta con que yo sea desgraciado>>.
  • Está bien acudir junto a los que pasan por adversidad sin que nos llamen.
  • Es propio del amigo hacer bien, y sobretodo a los que lo necesitan y no lo han pedido.
  • Ser lentos en aceptar favores, porque no es noble estar ansioso de ser favorecido.

12.

  • Y sea lo que fuere aquello en que cada uno hace consistir el ser, o aquello por lo cual quieren vivir, en eso quieren pasar el tiempo con sus amigos.
  • Queriendo convivir con sus amigos, hacen las cosas que, a su juicio, producen la convivencia, y de ellas participan en común.
  • A propósito de la amistad baste con lo dicho. Tratemos a continuación del placer.
  • La (amistad) que existe entre los hombres buenos es buena, y aumenta con el trato, y parece incluso que se hacen mejores, ejercitándose y corrigiéndose mutuamente; toman, en efecto, los unos de los otros modelo de aquello que les agrada.

Introduce tu dirección de correo electrónico para seguir este Blog y recibir las notificaciones de las nuevas publicaciones en tu buzón de correo electrónico.

Katherine.

TWITTER: http://twitter.com/Queith
G+: http://plus.google.com/+KatherineMontero/posts
4SQ: http://foursquare.com/Queith
INSTAGRAM: http://instagram.com/Queith
FACEBOOK: http://facebook.com/Queith
FACEBOOK: http://facebook.com/QueithM
PINTEREST: http://pinterest.com/Queith
BLOG: http://Queith.net
MEDIUM: https://medium.com/@Queith

CORREOS EN ESPAÑOL: http://eepurl.com/ctWnPb
ENGLISH EMAILS: http://eepurl.com/dBsNBP