¿Cuántas formas para monetizar un blog existen?

Esta vez voy a empezar con algo crítico: existen CERO formas de monetizar un blog. ¿Por qué? Porque un blog es un canal de publicidad. Te sirve para que le des publicidad a tus servicios o productos, pero no puedes monetizar un blog por ser un blog. Es una realidad dura pero esto es la verdad.

Cada vez que pienses en vender algo, lo primero que tienes que preguntarte es si tú lo comprarías.

Así que vamos desde el principio. A mi forma de ver el mundo, solamente puedes ganar dinero de 2 formas: resolviendo un problema o entreteniendo a las personas para que olviden que tienen un problema.

Si te dedicas a resolver problemas, existen dos formas en la que lo puedes hacer: ofreciendo un servicio o creando un producto.

Si te dedicas a entretener a las personas para que olviden que tienen un problema, creo que debes buscar información de cultura pop que es buena para atraer masas y distraernos por 2 horas al día, mínimo. 🙂

Retomando la resolución de problemas, he llegado a la conclusión que existen 7 formas de monetizar tus habilidades en Internet y, que si no sabes cómo comenzar, lo mejor es que empieces de una en una para que vayas agarrando confianza:

  1. Marketing de afiliados. Ya hice un artículo sobre esto: el único peligro del marketing de afiliados. El pequeño resumen es que ya eres consumidor, ya ibas a comprar algo y ya ibas a dar tu opinión respecto a ese algo. Mi recomendación es, que si ese producto lo compraste, lo usaste y te gustó, entonces, y solo entonces, puedes recomendarlo con un enlace que tenga un código para que cuando alguien compre el producto por medio de tu enlace, puedas obtener un porcentaje de esa venta. 🙂 Para ganar un par de centavos en este punto no necesitas invertir mucho capital. Solamente necesitas invertir lo que te cuesta el producto como tal para que lo pruebes. Estos productos pueden ser: libros, programas de ejercicios, dominios, hosting para tu página web, etc. Pero solo ganas centavos cuando alguien hace una compra por medio de tu enlace.
  2. Servicios. En resumen, los servicios los puedes empaquetar por horas para cuando alguien necesite alguna habilidad que tienes. Si alguien necesita ayuda en matemáticas, vendes una hora de tu tiempo. Hay miles de cosas que puedes tener en oferta: matemáticas, inglés, traducciones, yoga, mecánica, etc. Todo lo que se te pueda ocurrir que ya haces y que alguien puede necesitar. Pero solamente ganas cuando hay demanda de estos servicios. Sin embargo, si haces este punto y el anterior, puedes obtener centavos de forma más frecuente.
  3. Productos Digitales. Hay muchas personas que no tienen la confianza de compartir su trabajo a medias para que alguien venga y lo optimice o que simplemente tienen ganas de hacer todo por ellas mismas. Para ellas puedes empaquetar tu habilidad o servicio en un producto digital en el que les enseñes a estas personas cómo resolver problemas prácticos con la habilidad que tienes. Les vas a ayudar a obtener la habilidad que tienes. Puedes vender un libro digital o un videocurso digital o alguna conferencia o videollamada. Lo importante es que sepas que estás enseñándole a otra persona a obtener la habilidad por la que te buscan para que esa persona pueda resolver su propio problema con lo que aprendió de ti. También solamente ganas cuando hay alguna transacción pero tienes la ventaja que los productos digitales solamente necesitan de tu inversión de tiempo al inicio para empaquetar tu habilidad en un libro o videocurso, luego, ese paquete digital queda disponible para cualquier persona que lo encuentre, lo necesite y lo compre. Si haces este punto y los anteriores, es probable que tus ganancias ya hayan superado los centavos y ya estén llegando a los dólares.
  4. Productos físicos. Aquí es dónde se empiezan a complicar las cosas un poquito porque, aunque tu canal de marketing es digital (el blog), tus productos ya son físicos y necesitas una inversión inicial. Lo bueno, es que si haces los puntos anteriores, es posible que ya tengas un ahorrito del que puedes hacer uso. El único detalle es que siempre tienes que pensar que un producto de tu rubro tiene que resolver un problema para tu audiencia. Y si no es de tu rubro, tienes que pensar que la solución que puedas ofrecer sea realmente buena para la audiencia a la que planeas servir.
  5. Consultorías. Has aprendido tanto al abrirte camino con 4 tipos de forma de monetizar tus habilidades que, cualquier persona que quiera empezar, puede recurrir a ti por ayuda. Y con la experiencia que traes y las ganas de seguir sirviendo a tu audiencia, puedes ofrecer consultorías para ayudar a las personas que lo necesiten. Como ya sabes qué hacer y qué no porque tú ya estuviste en el punto mismo en el que ellos están ahorita, puedes ahorrar muchos dolores de cabeza con tus consejos.
  6. Charlas. Tienes dos opciones: o te contactan a ti para que des una charla y te pagan por darla o tú te abres un espacio en el que no te paguen con dinero pero que sí hayan suficientes personas para que las puedas interesar lo suficiente para que sean tu audiencia. Tienes que evaluar qué es lo que necesitas en este punto, es probable que tus ventas vayan regular y que necesites el cheque. O es probable que tus ventas vayan normal y que necesites hacer llegar tu mensaje a más personas. Pero no importa lo que termines eligiendo, creo que dar charlas, servir a un público, contar tus mejores experiencias y responder sus preguntas en una hora, es una buena forma de crear eco de tu mensaje y obtener la atención de algunas personas que quieran convertirse en tu audiencia en el futuro.
  7. Tratos con marcas. En este punto has hecho todo lo humanamente posible para monetizar tus servicios o productos y publicitarios por medio de tu blog. Tanto así que es probable que llames la atención de marcas. Y como, por experiencia, ya tienes cautela, ya sabes qué hacer o no, ya sabes manejar las entradas de centavos, ya tienes las herramientas que necesitas para cuando te llegue una oportunidad de este tipo. Mira, puede que no suceda o pueda que sí, lo importante es que es una posibilidad y tienes que estudiarla, hace poco publiqué un artículo sobre cuánto puedes ganar como un influencer que puedes leer para enterarte más o menos de lo que hablo. Pero, ¿qué vas a hacer de trato de marca? La verdad es que no tengo ni idea, hay muchas cosas que puedes hacer y son muchos factores que entran en juego, depende de la apertura de la marca, de lo que ellos quieran, de lo que puedes hacer o de lo que quieras transmitir. El punto es que sepas que esto es una posibilidad en el futuro y que tengas la certeza que, habiendo acumulado tanta experiencia haciendo y deshaciendo con tus propios productos y servicios, cuando llegue el momento algo se te va a ocurrir.

Espero que este sea el artículo que necesitabas para empezar a empaquetar lo que sabes hacer. Si crees que me hizo falta algo, me gustaría que me ayudaras a complementar en los comentarios. Recuerda que yo también estoy aprendiendo. ❤

Un abrazo,

K.

Introduce tu dirección de correo electrónico para seguir este Blog y recibir las notificaciones de las nuevas publicaciones en tu buzón de correo electrónico.

A %d blogueros les gusta esto: